Una carretera infernal hacia el paraíso

La carretera de Peralejos es una vía estrecha, con baches, fuertes pendientes y curvas cerradas que bordean el barranco./Foto: B. Ferrer

Por Marta Perruca

En Peralejos de las Truchas las montañas parecen cortadas con cuchillo, y de ellas brota a borbotones una frondosa vegetación, que bebe de las aguas cristalinas del río Tajo.

Todos los años, nos desplazamos en familia a este pequeño Edén, donde el río dibuja a su paso unos rincones idóneos para el baño, adornados por un marco natural incomparable.

La mañana del pasado 1 de agosto se levantó con un sol de justicia, aunque unas fuertes rachas de viento golpeaban con virulencia las copas de los árboles.

En Peralejos de las Truchas las montañas parecen cortadas con cuchillo./ Foto: M.P.

Nos encontrábamos sumidos en la belleza y tranquilidad del paraje conocido como “El Vado” cuando rompió ese silencio, que sólo es capaz de susurrar la naturaleza, el grito de una avioneta. Un vecino de la zona confirmó nuestras sospechas: un incendio se había declarado a mediodía en el cercano término municipal de Chequilla.

A lo largo de la tarde, se intensificó el trasiego de helicópteros y avionetas.

Hasta ese momento, nos encontrábamos sumidos en una relativa tranquilidad enmascarada por la ignorancia, pero la presencia de algunos evacuados de Chequilla y Alcoroches, en el municipio, hizo que nos forjáramos una idea aproximada de la gravedad de los acontecimientos que se estaban desarrollando a escasos kilómetros, hasta donde se desplazó incluso la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Algunos trabajadores nos informaron al término del día de que el fuego había estado avanzando a marchas forzadas hacia Peralejos durante la tarde, pero que un cambio en la dirección del viento mantuvo a salvo al término municipal. No pueden decir lo mismo las localidades de Chequilla (cuyas hermosas praderas se ven ahora calcinadas), Traid y Alcoroches.

Entonces, pensé: ¿y si el viento no hubiera jugado a nuestro favor? ¿Qué pasaría si las inclemencias del fuego atacaran a nuestro pequeño paraíso veraniego?

En este pequeño pueblecito, uno de los más turísticos del Parque Natural, no recuerdan cuándo fue la última vez que se reparó su carretera: La CM 2016, una vía estrecha y serpenteante llena de baches y fuertes desniveles, cuyas cerradas curvas bordean en ocasiones el barranco.

Se trata de una de las localidades más pobladas de la comarca, con unos 120 vecinos censados en una zona en la que, como recordábamos la semana pasada,  la densidad de población no llega a los dos habitantes por kilómetro cuadrado. Su escuela cuenta con ocho alumnos matriculados, y tal y como comentaba una vecina del municipio, se ha librado del cierre  precisamente por la impracticabilidad de esta vía durante el invierno, a consecuencia de las fuertes heladas. Los alumnos del instituto, sin embargo, no tienen otro remedio que viajar a Molina en transporte escolar con trayectos de más de una hora, ya que el autobús hace escala en varios municipios. No obstante, las cercanas escuelas de Orea y Alcoroches se lamentan porque no abrirán sus puertas el curso que viene.

Puente sobre el río Cabrillas en la carretera CM-2016./ B. Ferrer

Aunque interminables, son sólo dos kilómetros -desde el punto en el que cambia el firme hasta el puente sobre el río Cabrillas- los que incomunican el municipio cuando las condiciones son adversas,  los que en la época estival y con una población inflada de turistas y vecinos estacionales, imagino que habrían convertido en un trabajo de chinos la evacuación del municipio, si hubiera sido necesaria.

En 1995 comenzaron las obras de acondicionamiento de la vía, pero el presupuesto disponible sólo alcanzó para ejecutar un tramo. Luego, un cambio en el color político del Ayuntamiento arrojó este proyecto al olvido. Algunos en el pueblo comentan que el arreglo no se llevó a cabo bajo el argumento del impacto ambiental que podrían causar las obras en pleno Parque Natural, pero Peralejos no necesita una autovía, lo único que quiere es una carretera digna que dote de seguridad el asiduo trayecto de sus vecinos, que se juegan la vida a diario en las cerradas curvas que surcan el barranco mediante una vía demasiado estrecha, lo que a mí entender no es más que otra muestra del abandono que sufre la zona.

Diré como anécdota, que apenas unos días más tarde del incendio me sorprendió que todos los medios de comunicación se hicieron eco de una nota de prensa en la que el delegado de la Junta en Guadalajara, José Luis Condado, anunciaba que se destinarían 389.000 euros al arreglo del firme de la carretera CM-3210, “en el tramo entre la intersección con la CM-2111, a la altura de Molina” y cuando, por curiosidad, consulté Google Maps para constatar de qué carretera se trataba, resulta que la CM-3210 se encuentra en la provincia de Albacete, y que lejos de Molina, la CM-2111 es la que discurre entre Orea y Pinilla de Molina.

Al parecer, el tren del Parque Natural, en lugar de llegar con progreso e infraestructuras a la zona, ha puesto palos en las ruedas a su desarrollo, pasando de largo por este tramo cruel y olvidado, que los peralejanos han asumido ya como parte de la naturaleza de su paraíso casi inexpugnable.

En mi opinión, la carretera de Peralejos es un nuevo ejemplo de que, ahora más que nunca, los ciudadanos necesitamos que las cuestiones políticas se queden al  margen, para dejar paso a una gestión eficaz de prioridades, que satisfaga las necesidades de los ciudadanos.

Anuncios

Un pensamiento en “Una carretera infernal hacia el paraíso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.