¿Sin asistencia sanitaria pública por un trámite?

Los parados sin prestación han de acudir a la Seguridad Social y realizar un trámite para continuar teniendo asistencia sanitaria pública. // Foto: Hospital Universitario

Por Abraham Sanz

Son más de 8.000 y suponen más de un 30% de la población desempleada de Guadalajara. Estamos hablando de los trabajadores que a causa de esta crisis ya acumulan más de dos años sin encontrar un empleo y que ya no perciben ningún tipo de prestación. Su rutina diaria no es otra que llevar su currículum vitae de nave en nave, de ETT en ETT, de oficina en oficina para que al final, esos dos folios donde se recoge todo una historia de vida queden apalancados encima de una mesa o, peor aún, terminen en la papelera de la empresa dos minutos después de irse.

Todos ellos cuentan ya con bastante drama dentro de sus vidas para que la burocracia les prive de alguno de sus derechos más sagrados. Y es que en aras de ahorrar ya cada céntimo desde la Administración, los recortes han llegado hasta los servicios fundamentales y, o alguien te informa o te puedes encontrar en tesituras que nunca te hubieras imaginado. Estamos hablando del caso de la Sanidad, uno de los pilares del Estado del Bienestar que tanto se encargan de ‘defender’ nuestros políticos y que últimamente, junto con la Educación está siendo atacado de forma continua con la excusa de la crisis.

Si bien antes daba igual el sexo, la raza, la condición social e incluso tu situación laboral para tener derecho a esa atención sanitaria; ahora todos aquellos desempleados que no estén cobrando el paro, además, deberán perder su tiempo en realizar un nuevo trámite para poder asegurarse esa asistencia sanitaria gratuita.

No lanzaríamos las campanas al vuelo si fuera algo a lo que, incluso, ya estuviéramos acostumbrados o se informase con claridad; sino lo realmente alarmante que esto es desconocido por muchos no sólo quienes se quedan en el par por primera vez; sino por los afectados, todos aquellos que han perdido ya su prestación y que, por desconocimiento, se pueden ver privados de una asistencia sanitaria. Todo ello por un trámite que casi la Administración debía hacer de forma automática para evitar agobios y situaciones desagradables para quienes ya su vida se ha convertido en un auténtico drama.

Vivimos en la sociedad de la información y si se utilizan todos los canales habidos y por haber para que la ciudadanía se entere de cosas que muchas veces bien poco le interesan, se ha de facilitar lo posible todos los datos cuando se trata de cuestiones inherentes a los derechos más básicos de una persona humana como es gozar de una atención sanitaria pública, que no gratuita pues es subvencionada a través de los impuestos que pagan todos los españoles. Y es que si bien inicié el artículo enfocándolo hacia donde nos toca por situación geográfica, esta medida abarca a todo el territorio nacional.

Entró en vigor este 1 de septiembre y en virtud de la norma, los desempleados sin prestación deben acudir a un link de la Seguridad Social –especialmente aquellos mayores de 26 años- donde primero comprobar si tienen derecho aún a esa asistencia sanitaria. Y posteriormente pedir cita previa a través de internet  para registrarse como beneficiario de una persona que sea titular de este derecho, como cuando éramos niños que se nos inscribía en la cartilla junto a nuestros padres para poder ser atendidos por el médico.

Sinceramente, no discuto la medida aunque ni la entiendo ni la comparto. Si discuto los procedimientos dado que por lo novedoso de la situación que estamos viviendo y que está sacando a colación extremos de diferentes leyes que parecían casi imposibles que se produjeran, deberían estar acompañados de una campaña informativa mucho más ágil y que eliminase la tediosa burocracia con la que simplemente se entorpece el pedir lo que por derecho te pertenece.

En definitiva, si eres parado y ves que por desgracia tu prestación va a concluir, no dejes de visitar la web de la Seguridad Social o pasarte un día por ella; para no encontrarte posteriormente con facturas médicas por atención sanitaria que percibas una vez se te haya agotado la prestación y no hayas hecho un trámite que desconocías que debías hacer. Más información y menos propaganda señores gobernantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .