Guadalajara no tiene quién la visite

Imagen Arquitectura Negra. // Foto: http://www.turismocastillalamancha.com

Por Yago López

Un servidor, que hace vida entre dos aguas, laboralmente en la provincia alcarreña y familiarmente en Madrid, no acaba de entender la razón por la que una zona con tantos atractivos como la primera no acaba de ser el destino habitual de vacaciones, o al menos de escapadas de fin de semana, de los ciudadanos de la segunda, más aún si tenemos en cuenta que con la crisis la cercanía del destino, y por tanto un sustancioso ahorro en gasolina, es más que un punto a favor para escoger lugar de esparcimiento.

Todo el mundo sabe que Valencia es la playa de Madrid y si no que se den un paseo por Gandía cualquier mes de verano. Y como destino interior, Segovia, Ávila, Toledo o Cuenca nos ganan de largo la batalla del turismo entre los madrileños. Los problemas pueden ser varios. Por un lado, que el desconocimiento de la oferta de Guadalajara por parte de los vecinos de la capital es absoluto. Muchos de sus residentes no aciertan siquiera a conocer cuatro pueblos. Y por otra, y no por ello menos importante, la falta de demanda provocada por esta desinformación ha impedido que realmente se haya tejido una buena red de servicios que permita al visitante gozar de todas las comodidades que exige.

En un repaso rápido. Sigüenza, Pastrana, la zona de los pantanos, los pueblos de la Arquitectura Negra y su bosque petrificado o el Alto Tajo dan una buena muestra de que materia prima sobra. ¿Qué falta entonces?, pues trabajo e inversión. Y eso tiene que ir de la mano de las administraciones. La pasada legislatura, la Diputación de Guadalajara se jactaba de su gran apuesta por el turismo y de llevar el nombre de la provincia a cada rincón del mundo, recuerdan: “Guadalajara no solo está en Jalisco”. Más fuegos artificiales que otra cosa y demasiados gastos innecesarios asociados. No fue efectivo en líneas generales pero algo dejó: un Plan de Dinamización de la Arquitectura Negra en marcha, un Centro de Interpretación en el Castillo de Torija (CITUG) desde donde se pretendía vertebrar el turismo y alguna que otra herramienta física y virtual para los visitantes.

Sin embargo, el nuevo equipo de Gobierno de Ana Guarinos ha decidido, en la línea de todo lo que considera superfluo, eliminar prácticamente por completo, en torno al 80%, la partida de promoción turística. Un hecho que lejos de suponer un ahorro tiene en realidad consecuencias dramáticas Primero, porque cercena en cierta medida las posibilidades de desarrollo del medio rural y segundo y más importante porque según están las cosas en estas comarcas, condena a sus pueblos aún más a la despoblación.

Por si fuera poco la única idea que ha tenido en el último año en esta materia el ejecutivo provincial ha sido la de poner precio a la entrada en el CITUG, concretamente dos euros. Si uno conoce este espacio es para echarse a reír, o casi a llorar. ¿Quién ha decidido cobrar al turista por mostrarle en qué sitios de Guadalajara puede gastarse su dinero? Así ha ido la cosa: menos de mil visitas desde que se implantara la medida y una reducción del 90% respecto a los datos del mismo periodo del año anterior.

Así las cosas, después de una tímida tendencia alcista en los últimos años en las cifras de turismo de la provincia, en el primer ejercicio de este semestre las visitas se han reducido en 14.000 y las pernoctaciones en 28.000. Si estos datos no hacen reflexionar a los dirigentes provinciales sobre la necesidad de promocionar el turismo como motor económico para estos pueblos, quizá es porque se han resignado ya a su desaparición.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.