El Depor no tiene ‘Plan B’

Gerard Badía, que sustituyó al lesionado Álvaro Antón en el minuto 13, fue el único hombre de refresco introducido por Terrazas. // Foto: http://www.deportivoguadalajara.es (Mariano Viejo)

Por Roberto del Barrio

No quiero emplear este artículo en alimentar todos los debates sobre Terrazas. Es evidente que hace tiempo que el Escartín le ha bajado del pedestal de ídolo y le exige como a cualquier otro entrenador. Así lo describí aquí después del empate ante el Xerez y no volveré sobre ello. En aquellas líneas ya avisé de que los pitos al entrenador constituían una primera fase de la protesta generalizada de la afición, cansada de las sensaciones y los resultados que está dejando el Depor en el año en el que se osó vender el objetivo del play-off.

No entraré a opinar -al menos no esta semana- sobre si el club debe prescindir del técnico o es él el que debe elegir si tirar la toalla o continuar por el camino trazado (ya anunció en rueda de prensa que continuará pase lo que pase y que los periodistas no incidamos en la cuestión). Símplemente, hablaré de un aspecto que se me antoja obvio y fundamental.

El partido contra Las Palmas me despertó el mismo sentimiento de impotencia que otros muchos de esta temporada. Similar al del encuentro ante el Castilla, por ejemplo, en el que el Depor regaló un choque a pecho descubierto que acabó por castigarle. En esta ocasión la historia se escribió con la misma pluma. Los alcarreños, incluso, se adelantaron por dos veces en el marcador y llegaron en franquicia al ecuador de la segunda mitad. Ese momento en el que los partidos se decantan es el gran lastre del Depor, incapaz de adaptarse a las circunstancias y asegurar empates, victorias y puntos con la regularidad necesaria.

Una pancarta pidiendo la marcha del técnico apareció en la grada durante la segunda mitad.

El equipo de Terrazas juega igual en el minuto 1 que en el 90, en Guadalajara o en Sebastopol, e independientemente del marcador o de las necesidades del momento (la resurrección defensiva de las últimas semanas queda aparcada). Es el extremo al que el míster vasco lleva su propuesta futbolística, atrevida, sí, pero con un bagaje desolador: una victoria en once jornadas. El Deportivo no tiene un ‘Plan B’ por varios motivos. No lo tiene por ese fútbol invariable y poco versátil que propone, en el que nunca hay espacio para frenar el ritmo, ocupar de manera distinta y más equilibrada los espacios o retroceder unos metros para proteger su botín. Pero tampoco lo hay porque Terrazas no aporta soluciones y tampoco las encuentra en el banquillo.

Causa cierto desasosiego observar como en un día tan importante como el sábado el Depor solo utilizó un cambio (Gerard Badía por el lesionado Álvaro Antón). Terrazas no realizó ningún movimiento más, paralizado tal vez y atado seguramente por las características de sus suplentes: tres defensas, un portero, un jugador aún en fase de recuperación y un canterano. Tampoco intentó ninguna solución aparente con variaciones efectivas más allá de los cambios. El peso de las lesiones influye en este cuadro, pero no es menos cierto que el entrenador y mánager se contradice cuando declara tajantemente que no “considera una prioridad” acudir al mercado. ¿Si no es necesario fichar en el escenario actual por qué no se agotan los cambios? ¿Hasta qué punto ofrece soluciones una plantilla en la que de 18 citados solo doce gozan de minutos en un encuentro de vital importancia? ¿De verdad se puede competir en estas condiciones hasta diciembre?

‘Aladín’ Antón, Jony y Azkorra. Y por si el transitar del Depor no se hubiera encontrado ya con suficientes dificultades, el partido del sábado dejó la peor de las noticias posibles. Álvaro Antón cayó lesionado después de un desproporcionado encontronazo con Sergio Suárez (también habrá que conocer el estado de Aitor, que finalizó el choque con problemas musculares y podría sumarse a la plaga de bajas). El burgalés salió del estadio con el brazo en cabestrillo y la clavícula dañada, a la espera de concretar si hay fractura o no con las pertinentes pruebas médicas. Su pérdida sería, sin duda, un golpe descomunal para el equipo, muy dependiente de su particular Aladín.

La enésima prueba se vivió minutos antes de su sustitución obligada. El jugador estaba siendo atendido en la banda con visibles gestos de dolor y de espaldas al campo cuando se produjo la falta que originó el 1-0. Terrazas se percató y se desgañitó para avisar a Antón y solicitar al árbitro su reingreso en el campo. Antón llegó al borde del área, colocó la pelota y la clavó en la escuadra para adelantar al Depor; un gol que no sirvió, pero que volvió a demostrar que el talento del ’23’ (cuarto tanto de la temporada y tercero de libre directo) es uno de los mayores motivos para el optimismo.

Como quizá lo sea Jony, pese a las críticas de un amplio sector del Escartín uno de los mejores del Depor en las últimas jornadas. Más allá de su golazo de larga distancia, el medio centro sigue creciendo con autoridad para sobreponerse a la difícil papeleta que le plantea el exigente sistema de Terrazas. Pese a ello, tendrá que vivir injustamente con el “runrún” perpetuo de la grada en cada balón. Como Azkorra, cuyo rendimiento dista mucho del esperado y ha acabado con la paciencia del respetable. El delantero vasco no ha encontrado su sitio y parece encerrado en un callejón sin salida. No golea, ni remata, ni gana las disputas… Otro gran problema para el Depor, muy carente en la zona más ofensiva tras la lesión de Kepa. En definitiva, sin un ‘Plan B’ al que aferrarse para salir del atolladero.

Un pensamiento en “El Depor no tiene ‘Plan B’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .