Las pequeñas cosas

La puerta, lo poco que queda de una vieja casa en un 'pueblo negro'.//Foto: C.Jordá.

La puerta, lo poco que queda de una vieja casa en un ‘pueblo negro’.//Foto: C.Jordá.

Por Elena Clemente

Antolín busca el suelo más firme posible para levantar un muro sin cemento ni hormigón. Muestra cómo se levantaban las típicas parideras en los pueblos de la arquitectura negra y dorada. A golpe de martillo, rellenando con piedras falsas, la antigua construcción que servía de guarda de ganado para nuestros bisabuelos, llega hasta nuestros días como ejemplo de lo que significó y significa esta arquitectura para la comarca pero también como muestra de lo que se puede perder si la vida en los pueblos se hace cada día menos vida y más supervivencia.

Antolín es un vecino de toda la vida de unos de los pueblos con más renombre de la cara oriental de pico Ocejón, un mausoleo de piedra negra cuya ascensión es más que un premio y su postal, la que regala cada vez que llegas a su cumbre, una película imborrable.

Al otro lado del Ocejón, en otro pueblo con encanto, Miguel reconstruye con un amigo un muro de pizarra, un muro sin ningún tipo de mortero. En la construcción se aprovecha todo el material, sin desechar nada. Severino, a sus muchísimos años, cuenta a viva voz la historia de la iglesia de San Bartolomé, en Campisábalos: “estas iglesias miran a Italia, siempre al saliente”, dice con sabiduría popuular, la que sólo da los años.

Los tres protagonizan algunos de los videos de una iniciativa original que lucha por el mantenimiento de la comarca. Son empresarios de turismo rural, que se han reunido en viajandoporlospueblosnegros.blogspot.com.es

Los pueblos se llenan de vida y de futuro con gente que enseña las tradiciones, que cree que vivir en la naturaleza y no en la ciudad es todavía posible. Quienes hacen las cuentas, quizás lo saben, pero es tiempo de crisis, que todo lo disculpa. En los Presupuestos para 2013 de Diputación, los planes provinciales se reducen a la mitad respecto a 2012, las obras hidráulicas descienden hasta en un 70% y el convenio para arreglar caminos rurales solo refleja la mitad de lo que se tenía que consignar. Es el pan de cada día para los pequeños pueblos de la provincia, esos lugares de las pequeñas cosas, de las cosas cotidianas. No debe sorprender, si cada vez más, asistimos al decrecimiento de una provincia, sin núcleos con población.

La reducción de la deuda con los bancos, que roza el 120%, es -no hay duda- un lastre que es importante zanjar, pero es más vital, sin duda, invertir en esas pequeñas cosas de la vida -llámese transporte escolar o red de canalización- porque siguen siendo prioritarias las gentes antes que los bancos.

Por eso, cuesta entender que el porcentaje destinado a inversiones para el próximo año -no llega ni al 20%- sea inferior al porcentaje de la amortización de la deuda. “Lo que más molesta es pagar la hipoteca de la casa; tomar una caña, se disfruta más”, reflexiona el diputado de Hacienda, Lorenzo Robisco, para explicar el montante dedicado a menguar el déficit de la institución.

Sí, tiene razón. Pero: ¿de qué sirven las casas sin inquilinos? La inversión nunca ha de entenderse como un gasto sino precisamente como lo que es: una inversión, una siembra.

Un pensamiento en “Las pequeñas cosas

  1. Elena, que bueno reencontrarte, aunque sea virtualmente. Me gusta mucho tu artículo, me es muy familiar y cercano, y estoy completamente de acuerdo en el fondo del mismo, hay que invertir -sembrar- en nuestros pueblos.
    A partir de ahora seré un fiel lector de El Hexágono.
    PD: Es verdad, subir al Ocejón siempre es un premio. Pero mejor subir con el calzado adecuado 😀
    Quique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.