Una decisión saludable

Manifestación en Hiendelaencia, frente al PAC.//Foto: serraniadeguadalajara.blogspot.com

Manifestación en Hiendelaencia, frente al PAC.//Foto: serraniadeguadalajara.blogspot.com

Por Elena Clemente

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJ-CM) ha decidido que se reabran, aunque sea con una medida cautelar, no definitiva, los centros de salud rurales, esos puntos de atención continuada (PAC) que se habían convertido desde el pasado lunes por orden del gobierno que preside Cospedal en puntos de atención hasta las tres de la tarde (o las ocho, en algunos casos), sin nocturnidad ni fines de semana.

Quien se ponga malo, verdaderamente grave, de momento no tendrá que recorrer distancias kilométricas que, a priori, no parecen descabelladas pero son un camino largo dependiendo de la zona y de la carretera. Con alguien gravemente enfermo, pueden ser una odisea. Porque no es lo mismo la vía que une Loranca con el centro de salud de Manantiales que la que une Majaelrayo, a los pies del Ocejón con Cogolludo, en la otra punta y con carreteras estrechas -aunque mejoradas-, con curvas en muchos de sus tramos y hielo en invierno.

La medida del TSJ-CM es transitoria hasta que tome una decisión definitiva -no ha oído todavía las razones de la Junta- pero como con la salud no se juega y el tiempo es vital, es hoy por hoy la mejor opción posible, la más justa y la más sabia: de momento, volverá la tranquilidad y se sosegarán los ánimos de los vecinos de las zonas rurales, indignados con razón, porque ven peligrar su vida, cómo se van evaporando sus parcelas de bienestar y cómo la sanidad pública va camino de convertirse en un lujo más que en un servicio.

Los ciudadanos de los pueblos, hasta de los pueblos más pequeños y recónditos de Guadalajara también pagan sus impuestos para tener todos los servicios. Una administración no se puede amparar en que son pocos los pacientes -la salud no entiende de horarios ni de días- y que como hay crisis hay que recortar lo que no se usa demasiado.

La Junta recurrirá esta decisión judicial -tiene un plazo de tres días- porque cree que tiene toda la razón y está convencida de que esta “reorganización de las urgencias nocturnas en las zonas rurales” no es un capricho sino una decisión muy meditada y encaminada a lograr una “sanidad sostenible”, dijo ayer por la tarde el consejero Echániz en una comparecencia posterior al auto del TSJCM. El cierre de las urgencias nocturnas está justificado porque se utilizan poco, vino a decir. Estos 21 ‘centros de salud’ atienden en la región a una población de 100.000 personas.

Pero lo que es más grave es que ante la decisión del TSJCM, el consejero Echániz contraataque diciendo que la administración intentará convencer a los magistrados de que “el plan a” -osea el cierre de las urgencias- “siempre sería mejor que el plan b” -¿qué es lo que nos espera si los jueces no le dan la razón a la Junta? ¿el cierre total de los PAC´s?-. “Se colocarán los recursos en el sitio más oportuno y útilConcentración Hiendelaencinay “habrá menos recursos para dedicarlos a otras cosas más importantes”, ha dicho Echániz. ¿Qué hay más importante que la vida?¿un centro de urgencias rural no es un sitio oportuno y útil?

“Estamos reordenando para ayudar a más gente” y “las urgencias están garantizadas”, esgrime la Junta. Que me digan cómo. De Majaelrayo a Cogolludo, donde está el PAC más cercano por el cierre de las urgencias en Tamajón, hay 37,5 kilómetros y se calcula que se tardan unos 52 minutos en recorrerlos. Conociendo la zona, pocos me parecen.

En Adobes, mejor no ponerse malo. En esta pedanía de Molina de Aragón, los vecinos tendrán que recorrer más de 50 kilómetros hasta el nuevo PAC. Porque no hay que olvidarse de otro detalle: los PAC´s no sólo atienden a los habitantes de la localidad donde están situados sino a muchos otros vecinos de pedanías más pequeñas.

La medida adoptada por Cospedal implica también la discriminación en el acceso a la sanidad, hacia quienes viven en poblaciones más pequeñas, con una orografía concreta. Y ha puesto de manifiesto la realidad del mundo rural, que reclama una sanidad digna. Cada vez se le están poniendo más trabas a aquellos que eligieron vivir en un pueblo. Parece que no interesa que existan. Y en una situación de crisis como la que vive el país, muchos son los que ven precisamente en los pueblos -en los de sus padres, en los de sus abuelos- esa oportunidad que la ciudad les niega.

Estaría bien que la Junta reflexionara durante estos tres días. Que piense mejor dónde se puede ahorrar verdaderamente de forma eficaz y que medite si los centros de salud se deben cerrar o abrir por criterios de sostenibilidad o son un derecho fundamental del ciudadano. Mañana se lo recordarán en la manifestación que partirá del Palacio del Infantado en Guadalajara. La gente está harta de que se juegue con su salud.

Un pensamiento en “Una decisión saludable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .