De vieja carretera a eje cultural

Por Concha Balenzategui

Presentación de la reforma, este lunes, en el Ayuntamiento de Guadalajara. //Foto:Jesús Ropero

Presentación de la reforma, este lunes, en el Ayuntamiento de Guadalajara. //Foto:Jesús Ropero

El Ayuntamiento de la capital ha presentado esta semana el plan de reforma de las calles Ingeniero Mariño y Ramón y Cajal, lo que ha dado en llamar el Eje Cultural. Nomenclaturas aparte, no me cabe duda de que estamos ante el proyecto más trascendental del actual mandato de Antonio Román, en una época marcada por la contención en los gastos y nada dada a las obras faraónicas. Hay que tener en cuenta que en un periodo de cuatro años, las otras realizaciones de calado que se llevan a cabo o se prevén en la capital se cuentan con los dedos de una mano: la rehabilitación del cuartel del Henares, la más que necesaria reforma de la plaza de Dávalos, la creación del museo Sobrino y la reforma de Francisco Aritio, esta última impulsada por la Junta de Comunidades.

Pero el plan integral de Francisco Aritio-Ingeniero Mariño es una obra auténticamente transformadora de la estructura de una ciudad. De esas con las que un alcalde deja su impronta de su paso por el Ayuntamiento. Una reforma de la entidad de la peatonalización de la calle Mayor, el desarrollo y el túnel de Aguas Vivas, la conquista de espacios al otro lado de la A-2 con el nuevo ferial o el puente de la Ronda Norte.

Y esta reforma lo es, especialmente, por la conversión de esta arteria del tráfico en una vía de un único sentido. Por la transformación de lo que no ha dejado de ser la antigua carretera de Zaragoza en un espacio de convivencia entre el paseante, que tendrá aceras a la medida de la lógica, y los vehículos.

La apuesta de Antonio Román es valiente y decisiva. Supone un cheque en blanco para las quejas y las molestias que ocasionará en el tráfico un año largo de obras. Y sobre todo la incertidumbre de si el resultado final acabará convenciendo a unos vecinos que siempre somos reacios a los cambios.

El nuevo planteamiento de movilidad es sin duda arriesgado. Eliminar la opción de pasar por esta calle a los 1.500 vehículos que a diario hacen el trayecto entre la plaza de los Caídos y Bejanque es toda una revolución. No podemos olvidar que las alternativas son escasas. A un lado, una calle Mayor peatonal, y al otro un barranco que distancia bastante el otro acceso rodado.

Dice Román que la decisión ha sido ampliamente meditada y debatida por los servicios técnicos y la empresa que se encarga de la movilidad. Es evidente que no es una idea sacada de la chistera, entre otras cuestiones, porque lo de implantar el único sentido en estas dos calles ha figurado en varios planes de urbanismo de la capital antes de ahora. Era, por ejemplo, una de las claves del Plan Especial del Casco Histórico tan denostado por el actual Equipo de Gobierno.

Pero también hay que dejar claro que si no hubo antes un alcalde que se atreviera a tomar tal decisión, tampoco ha habido la prudencia necesaria en anteriores gobernantes para ir allanando el camino a su implantación. Unos y otros han dado la espalda a la idea, sin poner los pilares que hubieran evitado que la decisión pueda ser, a estas alturas, traumática.

Está claro que cuando se planeó convertir esta vía en una carretera de una sola dirección, la alternativa en sentido contrario estaba pensada al otro lado del barranco del Alamín. Al pasar los años, es evidente que allí no se ha hecho una calle con la capacidad y el trazado adecuados para soportar el tráfico que ahora se le va a exigir. También se ha dejado pasar la oportunidad de dar mayor amplitud a Doctor Creus, donde la mayoría de los edificios han sido derribados y levantados de nuevo en esta última década, y que podía haberse convertido en una alternativa al tramo de Ramón y Cajal.

Evidentemente, aún será clave la determinación sobre las pequeñas calles colindantes, la prolongación de Pedro Pascual, la dimensión de la plaza de Santa María y el aparcamiento adyacente o incluso la propuesta del acceso a la calle Cádiz desde Pescadores, detalles que habrá que limar minuciosamente. Pero no me apeo de la convicción de que esta ciudad ha perdido el tiempo por falta de visión de futuro con esta vía.

Calle Ingeniero Mariño. // Foto: eldiadigital.es

Calle Ingeniero Mariño.

Y no quiero quedarme sólo en el aspecto del tráfico rodado. Creo que también hemos llegado tarde para hablar con orgullo de un auténtico eje cultural. Conozco bien el tramo del que estamos hablando. Como muchos guadalajareños, he caminado maldiciendo sus estrechas aceras, tropezando en sus levantadas losetas y lamentando su falta de iluminación. He soportado interminables atascos que me provocan sonrisa cuando algún concejal dice que se tarda tres minutos en un recorrido que en algunos momentos del día pueden ser 15 o 20. He saludado cada tramo de acera que se arreglaba y he aplaudido la apertura de una plaza junto al convento San José, como muchos años antes, me congratulé de la plazoleta que nos dejó ver la fachada completa de Santa María.

Pero sobre todo he lamentado la desidia que ha dejado caer o derribar bellos inmuebles sin una voz que los reivindicara ni una normativa que los salvara. Desgraciadamente, estoy hablando de los años más recientes, incluso meses, que se han llevado por delante aleros, frisos y ventanales con solera y elegancia. Por eso ahora, aun alegrándome del nuevo tiempo que se abre para estas traseras del corazón de la ciudad, no deja de sorprenderme la bandera cultural que se intenta colgar en los monumentos que perviven, cuando se ha dejado morir una buena parte de su valiosa arquitectura civil.

Anuncios

Un pensamiento en “De vieja carretera a eje cultural

  1. Pingback: Carnicero, tengo una carta para ti |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.