La dieta Dukan

El ministro de Hacienda, Montoro.

El ministro de Hacienda, Montoro.

Por Rubén Madrid

Me ha resultado muy llamativo el eco que ha tenido en los medios de comunicación de la provincia la reforma de las administraciones locales, escaso en comparación con su descomunal importancia para la cosa pública. Más allá de las valoraciones de unos y otros, positivas o contrarias como imponen sus prejuicios partidistas, el análisis detenido y con expertos de cómo afectará esta revuelta tiene un recorrido enorme. La tan esperada transferencia local se ha convertido en una revolución bestial para nuestras administraciones más próximas, los ayuntamientos, las mancomunidades y las diputaciones.

Los puntos principales de esta reforma afectan a aspectos como la imposibilidad de crear nuevos servicios locales, la transmisión de competencias de asuntos sociales a las comunidades autónomas a las que han venido reivindicando el pago pendiente por los convenios, la redefinición a la baja de los sueldos de los administradores y la más que controvertida posibilidad de que los ayuntamientos pasen a ser gestionados por la Diputación si no cumplen criterios de eficiencia económica.

Menos sueldos de alcaldes y asesores. Como si fuese una respuesta refleja a las gravísimas sospechas de corrupción estructural del partido en el poder, el Gobierno ha dado impulso justo ahora a esta esperada reforma de las administraciones locales, que pretende redimir a la clase política llevando a la cruz los salarios de concejales y alcaldes, pero que tendrá numerosas consecuencias, entre ellas los despidos de funcionarios, según alertan no pocos expertos.

En Guadalajara, la mayoría de los regidores se quedarán sin retribución, porque será asi para los de municipios con menos de mil habitantes, lo que afecta a la mayoría en esta provincia: sólo una treintena de consistorios de los 288 tienen más de mil vecinos empadronados. También los  concejales lo serán por amor al arte porque el presidente Rajoy quiere que la participación en política sea voluntaria. Un arma de doble filo, porque de voluntaria podría pasar a ser demasiado interesada (que los pagos vengan de otra parte) y que beneficia el ejercicio de la política por parte de los estratos acaudalados de la sociedad, que dudamos que primen el interés general sobre el particular en el ejercicio altruista de sus cargos. Sólo este tema da para un ensayo.

Más oportuno parece, en cambio, que se aclaren de una vez por todas los conceptos en materia de competencias o que se ponga coto a la enorme legión de asesores que hay en las administraciones locales, incluidas esas mancomunidades de servicios donde las asesorías políticas se confunden con las asesorías técnicas en la materia, y en las que las secretarías personales del presidente se confunden con los gabinetes de prensa de la institución y con las cuentas de Twitter del concejal en otra casa… de modo que además del número, también sería correcto clarificar las tareas: dinero público para asesores en la materia para la que sean contratados, si es que son necesarios, y para hacer su trabajo, no pluriempleos o política de partido desde un foro público.

Secuestro de voluntades políticas. Un asunto que genera más que dudas radica en la intervención de las diputaciones en la gestión de los ayuntamientos. Tal vez podamos verlo con un ejemplo. Reconozco que puede resultar simplista, pero espero que refleje bien la reflexión que quiero proponer al lector.

Pongamos que usted vive en un hipotético municipio de la provincia, Villaconejos de la Alcarria, con cierta relevancia porque tiene 900 habitantes. Las elecciones municipales las gana un partido independiente cuyo alcalde aplica en Pleno uno de sus principales compromisos, construir un nuevo cementerio, porque el actual está ya saturado. Para ello es necesario gastar el año próximo más de lo que se ingresará en la caja local, lo que nos disparará el déficit. Pero la cuestión es urgente y el déficit responderá a la atención a una necesidad, no a una mala gestión continuada en el tiempo. Por descontado que la Coca-Cola no se presta a patrocinar esta obra. ¿Qué hace el alcalde?

La decisión de dar luz verde a la inversión, aplaudida por la mayoría de los villaconejeros, podría conllevar que Diputación se hiciese con las riendas de la gestión municipal, porque no ha sido eficiente. Y en adelante podría ser un partido, el PP en este caso (que gobierna Diputación) quien secuestre la voluntad popular: la mayoría había votado a Independientes de Villaconejos de la Alcarria, paradójicamente llamado el IVA, y no a otro partido. Frente a la elección de los ciudadanos, los criterios de eficiencia imponen el gobierno por parte de una institución que, para colmo, no tiene una representación directa, lo que la hace menos democrática que el Pleno de Villaconejos.

Recordamos que por mucho menos que esto, cuando Yebra optó al concurso estatal para albergar el cementerio nuclear, algunos dirigentes provinciales del Partido Popular enarbolaron en su día la bandera de la autonomía municipal. En este caso también hay motivos para asegurarse de que la medida, avalada por la necesidad de tener las cuentas claras en los consistorios, no derive en prácticas que comprometan la representatividad democrática, principio básico sobre el que descansa cualquier otro.

Las competencias impropias. Una vez más, cabe lamentar que una reforma de tal calado no fuese propuesta de forma concisa en el programa electoral del PP, el paso previo a las urnas y la mejor forma de legitimar las decisiones del Gobierno resultante. Hasta ahora, además, las manifestaciones populares apuntaban hacia una transferencia clásica a los ayuntamientos, basada en dotarles al fin de recursos para cumplir con sus muchos compromisos en servicios y asistencia a los ciudadanos, más que en cortar las alas o las manos para que gasten menos, en un gesto en el que no pocos expertos advierten los riesgos de que se fomente indirectamente la privatización de servicios locales.

Pero lo que más nos preocupa a quienes todavía creemos en la indudable labor que pueden prestar nuestros gestores públicos es, sobre todo, la dieta Dukan que se pretende aplicar a las administraciones locales, bajando peso a base de sacrificar proteínas para acabar con el colesterol.

La dieta Dukan, alertaron muchos expertos cuando gozó de tanta fama, se basa sobre todo en un método rápido pero insostenible de adelgazamiento y en un régimen poco saludable, no tanto en lo que se ve (equilibrar el gasto de energía con el ingreso de calorías) como en las consecuencias que no se ven, la pérdida de salud (democrática). Decían estos especialistas en nutrición que no hay dietas milagro. La reforma de las administraciones locales, aún por aprobar de forma definitiva, obedece a una filosofía política en la que la báscula impone su dictadura.

Un apunte sobre el Depor – Como muchos de nuestros lectores, sigo como ciudadano y aficionado con gran estupor y preocupación el ‘Depor-gate’, que dice aquel. Quisiera hacer simplemente una puntualización. Dice el comunicado emitido ayer por el Deportivo (una vez más, un asunto de primer orden no merece una rueda de prensa en Guadalajara) que las acusaciones de la Liga son “inciertas”. ¿Por qué no habla de que son falsas? Si son inciertas, pueden ser verdaderas, porque incierto también es aquello que no tenemos claro que ocurrirá o, como bien señala la Real Academia de la Lengua, lo “no seguro, no fijo” y lo “desconocido, no sabido, ignorado”. ¿Es el contenido de la querella falso o inconstante, no seguro, no fijo, no sabido o ignorado? Mala respuesta ante unas acusaciones muy graves. Pinta tan feo como las explicaciones del presidente Retuerta en las ondas de todo el país.

Y a todo esto, ¿dónde está el gabinete de comunicación del Depor para lidiar con tal esperpento mediático?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.