¿Titiri… cómo?

El espectáculo francés 'Vagabundos celestiales', en la última edición de Titiriguada. // Foto: R.M.

El espectáculo francés ‘Vagabundos celestiales’, en la última edición de Titiriguada. // Foto: R.M.

Por Rubén Madrid

No hace mucho utilizaba estas líneas para animar a las administraciones a hacer de Guadalajara una ciudad que reclame la visita del turista a través de su patrimonio literario, en el artículo “Guadalajara, con todas las letras”. Se dan las condiciones para establecer todo un calendario de eventos en torno a la palabra. Están desde luego sus cuentos, con el Maratón de junio, pero también su teatro de calle, donde la ciudad puede presumir de dos citas imprescindibles al cabo del año, surgidas de la inquietud de sus propias gentes y no a golpe de talonario: el otoñal Tenorio Mendocino y Titiriguada, que venía reclamando un espacio propio en primavera, desligado de un programa de Ferias y Fiestas al que restaba público para otros eventos de calle (gigantes y cabezudos o magia, por ejemplo) y que había sido capaz de orquestar tanta y tan buena actividad que bien merecía un fin de semana por todo lo alto sólo para títeres, marionetas, máscaras, malabares, artesanos y otras artes canallas.

Ahora, sin embargo, nos encontramos con que justo cuando Tiririguada se hacía mayor, la organización del evento ha quedado dinamitada. El asunto es complejo. Faltan explicaciones. Donde no había ningún problema emerge un atolladero que ha retrasado de momento la decisión de desligar la nueva edición de Ferias y que deja en el aire el futuro del evento, con la vía privatizadora para una programación que nació de una asociación y que no necesitaba ningún revulsivo porque funcionaba a las mil maravillas.

Tanto la asociación Gozarte, que creó y ha organizado con voluntarios esta cita, como el Ayuntamiento, que la ha apoyado con ayudas anuales, han emitido sus propios comunicados para ofrecer su postura respecto al conflicto revelado por el director de la cita anual, Alberto San Andrés. Tras examinarlos detenidamente, quedan, en cambio, un puñado de asuntos básicos por resolver.

  1. ¿Prestaría el Consistorio financiación a una asociación o una empresa? Gozarte ha recibido hasta ahora ayudas como asociación, pero dice el concejal Carnicero que ahora es una mercantil. De ser así, la organización de Titiriguada debe saber que el Ayuntamiento tiene toda la razón cuando asegura que no puede contratar con una mercantil un evento que, por sus cifras, debe llevarse a concurso. Sería una irregularidad manifiesta. Y en este país las irregularidades se hacen, pero de forma no manifiesta, de modo que a veces salen a flote y otras (cabe suponer) no son nunca descubiertas o sólo rumoreadas en bares y otras alcantarillas de la vía pública. Estos titiriteros recién llegados al ámbito privado deben saber que un empresario no puede proponer “concursos a la carta”, por más contactos que tenga, y sacar adelante así proyectos de mobiliario urbano, medios de comunicación semipúblicos o eventos culturales y deportivos. Eso sería un escándalo. Tampoco se pueden fragmentar los servicios a contratar para evitar pasar por concurso. Mover este tipo de hilos recuerda más bien al cartel de ‘El Padrino’.
  2. ¿Por qué la Concejalía de Festejos está encargada de abordar este asunto? Cierto es que se trataba hasta ayer mismo de una cita ligada al calendario festivo, pero cierto es también que nada impide que su nuevo rumbo en solitario sea tutelado por la Concejalía de Cultura. Hablamos de un festival “de títeres y de teatro total”. Hay también dos argumentos con suficiente peso que aconsejarían dejar el tema en manos de Nogueroles: el Patronato de Cultura cuenta con un superávit de casi medio millón de euros, lo que lo pone en una situación de perfecta capacidad para financiar estos ciclos de su competencia; y cuenta, además, con magníficos técnicos, mucho más versados en materia escénica que los de la Concejalía de Festejos, a quienes no se les discute su sensibilidad con otros.
  3. ¿Qué ha ocurrido? ¿Son las cosas según nos las cuentan? ¿No hay gato encerrado o, siguiendo con los felinos, no convendría más bien buscarle esta vez tres pies al gato? Perdonen el atrevimiento, pero cuando uno lleva tiempo observando cómo se gestionan estas cosas, aprende que llaman voluntad política a la canalización de intereses coincidentes y que se buscan sofisticadas soluciones
    Titiriguada tiene su epicentro en el Infantado, pero ambienta en toda la ciudad. // Foto: Titiriguada.

    Titiriguada tiene su epicentro en el Infantado, pero ambienta en toda la ciudad. // Foto: Titiriguada.

    para asuntos donde la ciudadanía jamás contemplaba ningún problema. Por eso este conflicto huele a cuerno quemado. O hay ya alguna empresa privada que ve negocio donde otros vieron amor al arte; o en plena negociación para el nuevo Titiriguada el diálogo se ha enquistado y Carnicero ha recurrido a una de sus habituales bravuconerías. Después de la falta de cintura con los peñistas o las amenazas jamás consumadas en la MAS contra los ayuntamientos morosos, todo es posible.

  4. Todo este entramado de argumentos no debe apartarnos la mirada de la principal consecuencia: la privatización (otra más) de un evento cultural. No deja de resultar irónico que algunas compañías de titiriteros vayan a salir próximamente a la calle para actuar gratis a las puertas del Moderno (y respaldar la exigencia de reapertura de un teatro que, por cierto, será privatizado), mientras el festival de títeres de calle de toda la vida está a su vez también a un paso de su propia privatización. Tiene más sentido que el evento de calle siga como hasta ahora y que quienes quieran hacer negocio acudan a un escenario que muy pronto estará en manos de unos particulares.
  5. Resultaría muy feo que el Ayuntamiento siguiese adelante para sacar a licitación Titiriguada con ese nombre y con esa programación. Nadie lo discutiría si hablásemos de la desaparición del evento, pero no es el caso. Independientemente de que el nombre del festival pertenezca legalmente a Festejos o a la asociación Gozarte (ambos lo reclaman para sí), lo cierto es que el evento como tal en manos de terceros vendría a ser una suerte de pirateo de la idea inicial, aunque amparado y promovido por el Ayuntamiento. No es honesto que una empresa haga mañana negocio con una actividad que han inventado otros. Pasaría igual si por un desencuentro o por la razón que fuese, el Consistorio sacase también a licitación el Tenorio Mendocino, la idea que ha gestado y desarrollado una asociación (Gentes de Guadalajara), o si hiciese lo mismo el Maratón de los Cuentos, aunque en este caso supongo que la ciudadanía se “levantaría” en armas.

En resumidas cuentas, faltan explicaciones, y muchas, por ambas partes. De momento, lo único claro es que el proceso para independizar Titiriguada en el calendario ha derivado en un fracaso, porque será lo que jamás se anunció: en la próxima edición, de nuevo, parte de Ferias; y en las siguientes, un evento cultural privatizado por una concejalía de Obras y Festejos.

El área municipal de Cultura haría bien en poner orden en este caos, porque el resto de administraciones sólo le pone palos en las ruedas: mientras Nogueroles y los suyos impulsan nuevos espacios escénicos y ciclos culturales en el Tyce o procuran una programación de calidad en su teatro, la Junta ataca con recortes y cierres dos emblemas de la cultura arriacense (la biblioteca de Dávalos y el Moderno) y Festejos frena en seco el despegue de Titiriguada. El show debe continuar, desde luego, pero no a cualquier precio.

3 pensamientos en “¿Titiri… cómo?

  1. con carnicero hemos topado; orgulloso como estaba del festival, al que llevaba a pasear a la mismisima cospedal en diferido, no ha debido soportar que el creador del evento tuviera ideas propias; eso, o que se ha pirado del todo y se cree padre del evento, inventor del jamon serrano y del grito este partido lo vamos a ganar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .