Ilusiones de abril

Por Concha Balenzategui

Infografía de la Ciudad del Transporte. // Fotos: www.puertacentro.com

Infografía de la Ciudad del Transporte. // Fotos: http://www.puertacentro.com

El Ayuntamiento de la capital ha aprobado el Programa de Actuación Urbanizadora del SP-100. Por unanimidad de la Corporación, se da luz verde a la urbanización de la Ciudad del Transporte. Después de una década de trámites burocráticos, de trabas y parones, resurge un proyecto de envergadura que puede ser crucial para el desarrollo de nuestra provincia. Son 2 millones de metros cuadrados los que se removerán para albergar toda una ciudad de naves logísticas, basada en la intermodalidad o combinación del transporte de mercancías por carretera y ferrocarril con conexión con los puertos marítimos, empezando por el de Tarragona, que es con el que se han firmado los primeros acuerdos.

Se habla de la creación de 1.000 puestos de trabajo, que buena falta hacen en este momento económico, y de que es el proyecto de desarrollo industrial más importante planteado en el país en esta época de recesión. Lo dicen sus impulsores, un conjunto de empresas liderado por la inmobiliaria Hercesa, lo presumen nuestros gobernantes y hasta lo bendice la oposición. Si todos los grupos políticos del Ayuntamiento están de acuerdo en la trascendencia de este proyecto, que comenzó su andadura a principios del milenio, dan ganas de creer en él.

Es posible que el trecho que le queda por andar a la Ciudad del Transporte no sea una camino de rosas. Pero en estos tiempos de desaliento económico, me apunto a mirar hacia cualquier pequeña luz que se encienda al final del túnel.

Del mismo modo, no creo que las últimas cifras de empleo en Guadalajara estén marcando un cambio de tendencia, porque no veo en el ambiente general síntomas para la alegría. Dejémoslo claro de antemano, los datos son más que sangrantes. Pero sí me gusta destacar que en un contexto nacional muy desfavorable, hay dos resultados consecutivos en los que nuestra provincia no ha seguido la desalentadora tónica general.

El mazazo de la última EPA no lo ha sido tanto en Guadalajara, donde se ha reducido ligeramente el número de desempleados en el último trimestre. Pasar de 35.000 a 34.900 parados no provoca ningún regocijo, máxime cuando la tasa de desempleo ha aumentado al 26’05 por ciento, al reducirse la población activa. Pero viendo lo que se cuece en el resto de España, una piensa que podía habernos ido mucho peor.

El otro dato lo tuvimos a principio de mes, cuando los guarismos oficiales arrojaron un descenso de 305 desempleados. De nuevo, no es ningún consuelo en una marea de casi 26.000 parados en la provincia. Pero si el 64 por ciento de los trabajadores que encontraron empleo en marzo en Castilla-La Mancha residían en nuestra provincia, es que Guadalajara ha sacado una nota destacada en una clase de aprobados raspados.

Agustín de Grandes, presidente de Ceoe-Cepyme Guadalajara.

Agustín de Grandes, presidente de Ceoe-Cepyme Guadalajara. // Foto: encastillalamancha.es

El responsable de la patronal provincial, Agustín de Grandes, predijo al inicio de la crisis, cuando Guadalajara había superado la barrera de los 5.000 parados, que en Guadalajara llegaríamos a los 10.000 parados y todos nos echábamos las manos a la cabeza. Él mantenía lo dicho, e incluso con la grabadora apagada llegaba a augurar los 15.000. Ahora que el desempleo roza las 26.000 personas según el registro del Sepecam, o las 35.000 según la EPA, recuerdo otra reflexión del veterano jefe de la Ceoe. Dijo que Guadalajara había sido una de las primeras provincias españolas en padecer la crisis y una de las que habían sido golpeadas con más dureza. Pero añadió, aludiendo a su experiencia en anteriores momentos de recesión, que nuestra provincia podría ser también de las primeras que iniciara el camino contrario.

Insisto una vez más. No creo que ese cambio de tendencia haya llegado, y el panorama internacional, concretamente el europeo, se encarga en corroborarlo cada día en papel salmón. Pero con la ligereza que da el no entender una palabra de economía, a veces ante una votación unánime de los concejales o un dato entresacado de la estadística, le dan a una ganas de apuntarse al carro de los optimistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .