Una pizca de sal al mundo rural

Una empresa pretende recuperar las salinas de Imón y volver a explotarlas. // Foto: nachoad.wordpress.com

Una empresa pretende recuperar las salinas de Imón y volver a explotarlas. // Foto: nachoad.wordpress.com

Por Abraham Sanz

Parece que hoy en día es el mundo rural capaz de sacar adelante al avanzado sector urbano. La salida a esta crisis pasa cada vez más por explotar los recursos que tenemos más cerca, es decir, lo que nos ofrece la tierra y que ya en su día hizo que muchas comarcas vivieran, no sin esfuerzo, de estas producciones. Acercarnos de nuevo al sector primario, al generador de materias primas no supone un paso atrás en nuestro avance, es volver a lo que fue siempre la idiosincrasia de una provincia e incluso de buena parte del país, que renunció dedicarse a esta área productiva por el enorme sacrificio que suponía.

Ahora las tornas parecen cambiar e incluso la iniciativa privada quiere invertir en una empresa que busca retomar la actividad en una zona deprimida como la comarca seguntina, donde la despoblación debido a la falta de oportunidades es un hecho en las decenas de pueblos que conforman este territorio. Y no sería un proyecto vacío de contenido, sino que la perspectiva es volver a reexplotar las Salinas de Imón e iniciar un proyecto de recuperación de las antiguas instalaciones y construcciones pues están declaradas Bien de Interés Cultural y más que necesario es acometer actuaciones de rehabilitación para conservar estas añejas estructuras.

La noticia saltaba hace apenas dos días, en una jornada cultural que se celebró en esta pedanía seguntina bajo el nombre ‘La sal de la tierra’ y quiere ser como un soplo de aire fresco a esta comarca que precisa de grandes inversiones que le permitan obtener nuevas oportunidades para lograr fijar población puesto que el negocio hostelero, prolífero en la zona, no es capaz de absorber tantos puestos de trabajo como serían deseables para invertir las tasas de decrecimiento demográfico que afectan a esta zona. Y esta inversión viene con nombres y apellidos, pues según anunció el propietario de las salinas, está dispuesto a llegar a una inversión próxima al medio millón de euros.

Una apuesta, sin duda, más que seria y de las más notables que se proyectan en la zona. No sólo porque supondría recuperar un antiguo negocio que dio razón de ser a una comarca durante un tiempo –llegó a producir el 10% de toda la sal que se consumía en la península-; sino también contaría con esa vertiente cultural como sería la recuperación de las antiguas instalaciones, velando por esa vertiente cultural y turística que ha logrado mantener a flote a esta zona y que, por tanto, este legado histórico se ha de mantener por interés cultural y por interés económico ya que, en Imón, sus salinas son su auténtica seña de identidad.

Esta oportunidad, no obstante, ha de contemplarse no sólo con los ojos de la ilusión; sino también con una mirada crítica y evaluando al detalle el proyecto por parte de las instituciones implicadas para que realmente se convierta en lo que se ha anunciado: un soplo revitalizador para la zona. Deberá mirarse al detalle que los impactos sean los mínimos y que la puesta en marcha de la nueva explotación –supone la construcción de nuevas balsas- se efectúe sin daños medioambientales, porque el paisaje de esta zona de la Sierra también es un bien intangible de la provincia que entre todos hemos de conservar.

No obstante, el propio inversor –con la presencia de los regidores de Sigüenza e Imón presentes-  llamó a la confianza en el mismo y el respaldo institucional con el que parece contar así como la imponente inversión que pretende realizar, nos permite dársela inicialmente. Si bien, sería loable por su parte, que una vez tenga ultimado el proyecto y sus pertinentes permisos, lo expusiera públicamente para el mejor conocimiento de la ciudadanía para así, no sólo darle difusión, sino lograr la mejor implantación y el mejor desarrollo para el mismo, puesto que de salir adelante en las mejores condiciones, sin duda, sería darle un poco de sal a esta zona rural.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.