Una apuesta cobarde pero adecuada

Ariel Rot // Foto: mundomusica.es

Ariel Rot // Foto: mundomusica.es

Por Yago López

Lo primero antes de entrar en materia quiero dejar claro que escribo estas líneas partiendo de la idea de lo complejo que resulta en estos tiempos elaborar una programación musical decente para las Ferias y Fiestas de una ciudad, donde el presupuesto para contratación suele estar  muy limitado, y el bolsillo del ciudadano tiritando, por lo que es complicado repercutir la inversión en las entradas. Además con este asunto sucede que, utilizando un símil futbolístico, todo el mundo se cree seleccionador, y además el mejor. Por este motivo considero más que razonable la postura del Ayuntamiento de Guadalajara ante esta tesitura: traer a la ciudad una serie de grupos de cierta repercusión mediática y de estilos variados que darán cobertura a los diferentes gustos de los vecinos y, sobre todo, lo harán por un precio más que asequible –diez euros por actuación y un bono de 20 para todos los conciertos-.

Sin embargo –siempre hay un pero-, no puedo cuantificar con cifras el buen hacer del consistorio a la hora de organizar estos conciertos que suponen la programación musical de las próximas Ferias y Fiestas de septiembre de la capital alcarreña. El concejal del ramo, Jaime Carnicero, tiene la habilidad o la costumbre –según se mire- de no decir claramente cuanto suponen estas actuaciones a las arcas públicas –todavía estamos esperando que nos cuente cuanto pagó la ciudad por traer a Amaral, a Sergio Dalma o a Juan Magán. Una falta de transparencia que obliga al que escribe a calcular en función del caché de los artistas el presupuesto destinado por el edil para contratarles. Ya les digo que, cogiendo de referencia otras ciudades que ponen menos problemas para informar sobre estas cifras,  muy elevado en el caso del año pasado y mucho más asequible en lo que se refiere a este ejercicio.

Tras esta reflexión, muchos de mis allegados pensarán que me he vuelto loco aplaudiendo el cartel de fiestas cuando diga que lo componen los Hombre G o Melendi, que no son precisamente de mi agrado. Pero hay que ver las cosas con perspectiva. Ambos artistas mueven un número importante de público y a día de hoy si se tiene en cuenta su número de adeptos en la ciudad y su caché es una apuesta razonable. En las dos actuaciones está prácticamente asegurada una buena entrada, algo muy recomendable para un programa de Ferias y Fiestas.

Es cierto que la Concejalía no ha corrido riesgos ya que no es la primera vez que el cantante asturiano o la banda de David Summers tocan en Guadalajara. Los dos repiten en un periodo de tiempo corto y cabe esperar que más o menos logren parecidos  resultados: un éxito moderado. En el caso de Melendi, se entiende que se le vuelva a traer ya que ha sido por petición popular, no obstante ha quedado segundo tras Extremoduro en el sondeo que el Ayuntamiento realizó entre los jóvenes de la ciudad. Quiero pensar que la decisión de optar por el segundo ha estado basada más en una cuestión económica que ideológica, aunque tengo serias dudas al respecto –con Amaral o Juan Magán se decidió hacer el esfuerzo-. Algo menos comprensible es lo de los Hombres G, que miran de lejos desde hace décadas su mejor momento por lo que parece excesivo apelar de nuevo a la nostalgia.

Además de estos dos artistas, la organización ha reservado un espacio para actuaciones más minoritarias como la de Niños Mutantes. Los granadinos son una opción aceptable para los amantes del pop, y el que se encuentren a medio camino entre lo indie y lo comercial deja la puerta a una audiencia más numerosa. Claro que también se corre el riesgo de no gustar lo suficiente ni a unos ni a otros y salga el tiro por la culata. El tiempo lo dirá pero parece a priori la banda andaluza está lo suficientemente consolidada como para garantizar una buena entrada en una sala pequeña como el Tyce.

En el terreno del rock y compartiendo escenario con los ganadores del concurso de maquetas Denominación de Origen de Guadalajara (DOG) el Consistorio ha incluido a los míticos Barricada, que presentan un álbum recopilatorio de sus grandes éxitos. Un clásico, algo descafeinado tras la marcha de su miembro más carismático –El Drogas-, que cumple las expectativas de unas fiestas: canciones muy conocidas para este tipo de público y un buen ambiente roquero. Una opción muy aceptable.

Completa el cartel Ariel Rot, otro que repite en muy poco tiempo –ya estuvo en 2009 y 2011-. El que fuera uno de los miembros más destacados de grupos ya extintos como Tequila o Los Rodríguez da el perfil de músico para todos los públicos pero cabe la duda de si logrará el éxito de ocasiones anteriores teniendo en cuenta que esta vez su concierto es de pago.

Lo que seguro que no fallará será el espectáculo discotequero preparado por el Ayuntamiento para completar la oferta musical de Fiestas. El Festival SuperMartxé, que tiene lugar en Ibiza todos los viernes, se traslada a Guadalajara con los mismos djs que en la isla balear -Javi Reina y Playback- y con dos famosillas televisivas de invitadas–la cantante de Operación Triunfo Natalia y la de Popstars Nalaya. Sobre esto poco que decir, la demanda manda y a buen seguro se llenará.

Por tanto, excepto por lo repetitivo de algunos grupos del cartel y la espinita de que no venga Extremoduro a pesar de ser el grupo más demandado por los jóvenes, el programa me parece acertado en el contenido y sobre todo lógico en el presupuesto, que por otro lado no estaría de más conocer con exactitud.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.