No nos podrán parar

Isra Calzado López, secretario de la Asociación de Amigos del Moderno.

Isra Calzado López, secretario de la Asociación de Amigos del Moderno.

Por Isra Calzado López *

Hacía tiempo que se rumoreaba, pero aquella tarde de agosto se convirtió en un hecho. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha había decidido que el Teatro Moderno era otro de esos lastres superfluos y banales fácilmente prescindibles, y, en plena época de recortes y más recortes, un pequeño espacio escénico de apenas doscientas butacas, aunque fuese el único de titularidad regional, no merecía ni la atención ni la preocupación de los casi recién llegados nuevos gestores de cultura y educación, con don Marcial Marín a la cabeza.

Alertados por el correveidile que voló de igual modo por tertulias de bar y redes sociales, no pocos ciudadanos acudimos a aquella primera convocatoria pacífica y vecinal, un código rojo lanzado por el Cineclub Alcarreño –uno de los principales damnificados por tan aplastante decisión- que alertaba lo que muchos nos temíamos: arrancaría la nueva temporada y el Moderno estaría con el cierre echado si nadie lo remediaba. No eran indicios: la carta de despido de Loli, única empleada a cargo del edificio –y excelente anfitriona y colaboradora de todos cuantos hemos organizado actividades culturales allí- era una prueba incuestionable. Aun así, los primeros pasos fueron cautos: se consultó a la administración, se llamaron a diferentes puertas, intentamos cerciorarnos de que aquello no podía ser, de que sería un retraso, quizá injustificado, ante los rumores, meses atrás, de que la Junta deseaba externalizar la gestión –privatizar, en castellano raso- del teatro. El Ayuntamiento, entonces, hizo de Poncio Pilatos –se lavó las manos y miró para otro lado: el marrón no era suyo- , la Diputación ni estaba y ni se la esperaba y cuando el consejero, espoleado por las preguntas de los medios de comunicación alcarreños, se dignó a tratar públicamente el tema, se abrió la caja de Pandora con una sucesión de despropósitos, a cual más pintoresco: que si era mentira que el Moderno estuviera cerrado –lo estaba- , que si en breve tendría una “súperinauguración” -¡!- , que si el recinto suponía una sangría económica para las arcas de la Junta –enumerando unas cifras como poco demenciales, sacadas de la chistera- , que se estaba redactando un pliego de condiciones para una gestión más eficiente -¿más eficiente que la suya? Bueno, no debe ser muy difícil- , y, ya por último, que si el edificio era peligroso (sic).

Aunque más de uno abogaba por, literalmente, pegarle una patada a la puerta, algunos ¿ingenuos? optamos por una vía más pacífica, prudente y, si se quiere, diplomática: ante la remota posibilidad de poder optar a la gestión directa del Teatro en ese hipotético concurso público, y siguiendo el ejemplo de esos multicines de Palma de Mallorca que el pasado año, ante un cierre que parecía definitivo, salió adelante gracias al empuje de los propios vecinos, decidimos pasar de plataforma a asociación cultural, con nuestros estatutos, nuestro CIF, nuestra junta directiva y, sobre todo, nuestra fuerte presencia en las redes sociales: página web, Facebook, Twitter, etc. Pero tras un muy decepcionante encuentro con el delegado en Guadalajara –incapaz de responder a nuestras dudas y preguntas y, en algunos momentos, dudando de la legitimidad de nuestro colectivo- y un par de (des)encuentros con algunos responsables culturales en Toledo –pero nunca con el señor Marín, quien jamás ha tenido tiempo para atendernos ni cinco minutos en su despacho ni en ninguna de sus múltiples visitas a nuestras ciudad… aunque en televisión cacaree lo contrario- , optamos por la doble vía de acción: la administrativa y la reivindicativa-cultural.

El autor del texto, con una camiseta en defensa del Teatro Moderno.

El autor del texto, con una camiseta en defensa del Moderno en la última MAC. // Foto: Mariam Useros.

Si hoy el Ayuntamiento de Guadalajara ha decidido tomar cartas en este asunto ha sido después de que más de un millar de personas se echaran a la calle para formar una simbólica cola ante una taquilla que nunca abriría; de que más de mil seiscientas hayan firmado en Change.org por la reapertura del Moderno; de que más de cuatrocientos vecinos y vecinas y multitud de compañías y colectivos culturales se hayan adherido a nuestra causa, con su firma y su apoyo; de que, cada domingo de otoño y primavera, docenas de artistas de toda condición –músicos, actores, malabaristas, narradores…- hayan regalado su talento a la ciudad, aunque fuese en la puñetera calle, y en torno a innumerables espectadores se hayan agolpado a las puertas del teatro para ver las diferentes funciones; y de que la corporación local tuviera que retratarse en el último pleno municipal ante nuestra petición de que los veinticinco concejales firmasen una moción institucional apoyando un edificio que es más que un edificio: es el epicentro de la vida cultural local de Guadalajara, una capital de provincia que, no lo olvidemos, tiene el dudoso honor de ser de las pocas que no tiene una Casa de Cultura o una biblioteca municipal propias…

Que el Ayuntamiento diga que va a gestionar el Teatro Moderno es una buena noticia. Claro que sí, no lo negaremos. Pero creemos que es fácil comprender nuestra contención y, por qué no decirlo, nuestro recelo: no se saben plazos ni fechas, no se ha vuelto a decir nada de lo peligrosísimo que es el edificio –¿o no lo es? Que le pregunten al mago Marín, el de los pliegos y los informes técnicos “ahora los ves, ahora no los ves”- ni se sabe nada de las condiciones para la reapertura. ¿Lo gestionará directamente el Patronato o lo sacarán a concurso según les den las llaves del edificio? –las llaves y un soplete, que tras tapiar el Ateneo soldaron las puertas del Moderno- ¿Volverá a ser la casa del Cineclub, que acaba de cumplir un tristísimo año en blanco, sin apenas programación? ¿Tendrán las asociaciones de la ciudad las mismas facilidades que antaño para mostrar sus obras a la ciudad en este espacio? Son muchas las dudas que nos asaltan, y, como hace un año, muy pocas las respuestas.

El verano nos dará una pequeña tregua, para reflexionar y estar con nuestros familiares –que, también con su paciencia, nos apoyan cada día- . También para darle un tiempo prudencial a la administración local, que, no tardando mucho, deberá mover ficha. Si no, artistas y espectadores ya han mostrado su predisposición a seguir batallando con la palabra y con la cultura, aunque tenga que ser, otra vez, en la puñetera calle. Esperemos que nuestros políticos estén a la altura de sus ciudadanos.

Nosotros, que nadie lo dude, tenemos cuerda para rato…

* Isra Calzado López (Madrid, 1978) es el secretario de la Asociación de Amigos del Moderno. Además, es cortometrajista, productor y realizador audiovisual. Ha trabajado en diferentes medios locales (RTVCM, Televisión Guadalajara, Popular TV Guadalajara) como operador de cámara, editor y realizador, y desde hace poco más de un año se busca la vida como operador freelance. Actualmente colabora en diversas asociaciones culturales de Guadalajara (Baidefeis Producciones, Agrupación Fotográfica de Guadalajara, Amigos del Moderno), tareas que compatibiliza con su labor en MausbaFoto.com y como blogger en LaComunidad.info. Su pequeño cajón de sastre cinéfilo está en www.isracalzadolopez.com.

Anuncios

3 pensamientos en “No nos podrán parar

  1. Reblogueó esto en Isra Calzado Lópezy comentado:
    Aunque sea mi nombre el que aparece como firma invitada hoy, en El Hexágono de Guadalajara, mi labor ha sido tan sólo la de poner sobre el papel la opinión que nos merece a los Amigos del Moderno todo cuanto ha acontecido alrededor del Teatro, las últimas noticias surgidas en los últimos días y, sobre todo, el futuro que parece abrirse en el horizonte, que nos produce tanta ilusión como recelo. Y es que cuanto ha sucedido en los últimos once meses es como para no lanzar las campanas al vuelo…

  2. Pingback: No nos podrán parar | Isra Calzado López

  3. Pingback: No nos podrán parar | Asociación de Amigos del Moderno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.