El consejero «audaz»

Los recortes llegan al personal de las ambulancias en Guadalajara. // Foto: www.ambuiberica.es

Los recortes llegan al personal de las ambulancias en Guadalajara. // Foto: http://www.ambuiberica.es

Por Marta Perruca

Mi profesor de Psicología siempre nos aconsejaba: “Alejaos de los incongruentes”, claro que, por aquel entonces yo era muy joven y no sabía muy bien a qué se refería. Bueno, hay quien diría que todavía lo soy y, de hecho, a veces me veo ingenua y otras veces simplemente estúpida. Y es que no sé muy bien si nos toman por estúpidos o si es que realmente lo somos. Yo, desde luego, cuando me enfrento a algunas informaciones no puedo más que sentirme así.

Recuerdo cuando se desató la polémica por el cierre de los 21 Puntos de Atención Continuada (PAC) en Castilla-La Mancha. Entonces nos dijeron que no se trataba de un cierre, sino de una reducción de horarios. Claro, qué tonta que soy, es que pensé que los Puntos de Atención Continuada precisamente se llamaban así por estar abiertos las 24 horas y lo que realmente pasaba es que no lo había entendido bien. Y no, no se trataba de un recorte, imbéciles de nosotros que quisimos verlo así ¡Qué mal pensados! La Consejería de Sanidad estaba perfilando la atención del futuro. Poco menos iban a llevar la atención hasta la misma cama del paciente, que es lo que nos merecemos los castellano-manchegos ¿Y cómo? Pues muy fácil, porque los Puntos de Atención Continuada no salvan vidas y no atienden casos de importancia. Entonces el señor Echániz ensalzó un modelo que primaba las UVI´s móviles sobre estos centros estáticos: Las que en última instancia se plantan allí donde se producen las urgencias en un tiempo mínimo y desplazan al enfermo a los centros que realmente están preparados para atenderlas convenientemente.

Somos tan ignorantes que ya nos lo advertía el consejero audaz: Si se abrían los PAC, el medio rural tendría que renunciar a las UVI´s móviles que se habían instalado en estas poblaciones para cubrir las urgencias de estas zonas y eso sí que supondría un perjuicio en la atención.

Y es que los ciudadanos no estamos preparados para entender cosas tanta enjundia y por eso no podemos comprender cómo un Gobierno, en este caso el de Castilla-La Mancha, y un personal técnico adscrito a la Consejería de Sanidad con José Ignacio Echániz a la cabeza, pueden rediseñar el sistema de atención sanitaria del futuro, prometiendo más unidades móviles que salven vidas, al mismo tiempo que cierran la adjudicación de este servicio con Ambuibérica S.L. recortando el presupuesto en un millón de euros. Qué ilusos somos. No se trata de un recorte, sino de una gestión eficiente de los recursos.

El resultado, como no podía ser de otra manera, ha sido una reducción del personal que hasta ahora prestaba este servicio y que se hacía efectiva el pasado 30 de agosto. En total, según denuncia La Otra Guadalajara en un comunicado de prensa, se han eliminado 19 puestos de trabajo en la provincia y un 10 por ciento, según los sindicatos, todos ellos técnicos de las ambulancias adscritas a la red de Urgencias 112 Castilla-La Mancha en Guadalajara, ubicada las poblaciones de Molina de Aragón, Checa, Sigüenza, Mondéjar, Atienza, Cifuentes, Cogolludo, Pastrana, Jadraque, Sacedón y El Casar.

Es que resulta que en eso consiste la gestión eficiente que pretende la Junta. Ellos lo hacen tan bien que son capaces de incrementar los servicios con menos presupuesto y, al parecer, también con menos medios. Que sí, que es posible. Porque seguro que igual que en los PAC donde el personal médico se pasaba los días durmiendo y mirando a las musarañas sin atender a nadie, según admitió el consejero audaz, el personal de ambulancias pasa las horas bostezando en su puesto de trabajo ¡Qué insensatez! ¿No sería mejor que estén en sus casas o dónde quieran y ya, si eso, si les necesitamos para una urgencia, les llamamos y que vengan? Eso sí, tienen que estar en marcha en cinco minutos, como marca el pliego de condiciones. Así que el conductor y el técnico se las apañen para estar cerca en ese momento, porque en eso precisamente consiste una gestión eficiente.

Y es que o yo soy muy estúpida y no me entero de nada o, como advertía mi profesor de Psicología, la incongruencia es muy peligrosa. Desde luego, es una incongruencia vender un sistema sanitario en el que primen los medios móviles sobre los estáticos, al mismo tiempo que se está cerrando una adjudicación que, por sí misma, recorta este servicio. «Alejaos de los incongruentes», repetiría mi profesor.

Para mí, Echaniz , además de incongruente, siempre será nuestro consejero más audaz ¡Valiente atrevimiento!

1 comentario en “El consejero «audaz»

  1. Si por audaz entendemos una forma elegante de llamarle sinvergüenza, estoy de acuerdo con la definición. Porque, en realidad, este sujeto no es más que un sinvergüenza, ignorante y mediocre para más señas, que cobra injustamente, a costa de nuestros sudor y sufrimiento, un sueldazo que no se gana. En resumen, una nulidad absolutamente prescindible.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.