El enigma de Román

Antonio Román, el jueves, en RTV Castilla-La Mancha.

Antonio Román, el jueves, en RTV Castilla-La Mancha.

Por Concha Balenzategui

Vi el otro día en la televisión pública autonómica una entrevista a Antonio Román. La presentadora y moderadora del debate, Lorena García Díez, también conocida por ser la pregonera de las últimas Ferias de la capital, hizo al alcalde la pregunta obligada: Si se va a presentar a las elecciones de 2015 como candidato a la Alcaldía. Román no lo desveló, como en anteriores ocasiones, aunque la guadalajareña insistió. Pero la elaboración de su discurso deja clara cuál es su postura actualmente. Subrayo: su decisión actual. Ni la decisión del partido, ni la que se adoptará probablemente el próximo año.

Analizando la respuesta del alcalde, dijo:

  • Que no lo sabe (una vez)
  • Que la decisión no depende únicamente de él (hasta tres veces)
  • Que lleva mucho tiempo en la política, pues a los 8 años que cumplirá de alcalde, se suman 12 como concejal (una vez)
  • Que los políticos no deben perpetuarse en los cargos (hasta tres veces)
  • Que tiene intención de volver a la Medicina algún día (una vez)
  • Que tiene su ambición política colmada (otra vez)
  • Y que a veces es más fácil reeditar al candidato que buscar otro (una vez).

En el recuento final, tres dudas, seis frases en contra de la reelección, y un argumento a favor. No hay que leer entre líneas ni ser pitonisa para sacar conclusiones. Además de este silogismo, digamos cuantitativo, hay otros tonos, otros mensajes de los que extraigo la sensación de que Román, si por él fuera, cambiaría el bastón por el ‘fonendo’ con gusto dentro de año y medio.

Román dijo, en otro momento de la conversación, que el PP “estaba desgastado”. Lo dijo espontáneamente, sin necesidad de que la entrevistadora le apretara -que no lo hizo, todo sea dicho- y lo repitió varias veces. También confesó que él no quería ser cabeza de lista a las elecciones autonómicas 2011, pero que entonces le convenció el partido. Pero salió bien, porque además de 16 concejales en la capital obtuvo 5 diputados regionales contra 3 del PSOE, lo que dio la victoria a Cospedal.

Yo, esto -lo de que él no quería ser cabeza de cartel autonómico- no se lo había oído decir antes, la verdad. Y me sorprende que reconozca hoy que aquello fue una maniobra electoralista a la que se prestó contra su criterio. Digo “maniobra” porque todos sabemos lo que ocurrió después: Tardó “cero coma” en ceder su cargo en Toledo, ni siquiera llegó a cobrar de las Cortes, y se presentó como diputado al Congreso, también encabezando el cartel de las elecciones estatales que se celebraron a los pocos meses.

En la tele, Román desveló su sometimiento a la decisión de Cospedal y sus motivos para oponerse inicialmente: “Creía que era suficiente ser alcalde. No podía explicar a los ciudadanos que era alcalde y número uno”, argumentó. Confesar eso, a mi modo de ver, deja muy poca opciones de repetir la jugada. Al menos con la cabeza alta. Y me da a mí que Román es de los que le importa -y mucho, GTV* impone- ir con la cabeza alta por la capital cuando acabe su mandato. Así que dudo que reedite la pantomima de poner su cara en los carteles sabiendo de antemano que no tiene la intención de quedarse mucho tiempo en el puesto para el que pide el voto. No estoy hablando de las autonómicas: En ese terreno, hoy por hoy no me atrevería a elucubrar, porque veo muy desdibujado el futuro de Cospedal como presidenta en 2015, e incluso como candidata a Fuensalida.

Entrevista al alcalde de Guadalajara, el pasado jueves.

Entrevista al alcalde de Guadalajara, el pasado jueves.

Volviendo a la margarita que deshoja Román para la Alcaldía, hay varios escenarios posibles, pero que como los mandamientos, se resumen en dos: Presentarse, o no presentarse. That is the question.

Si no se presenta puede ser porque él no quiera (opción A), o porque ni siquiera se lo pidan (opción B), si hay alguien con ambición, ganas e influencia en Toledo como para ser candidato, o más bien candidata. Pero si se presenta, también se abren otros dos escenarios: Que lo haga y sea cuatro años alcalde (opción C)… o que se presente, gane, y a los pocos meses deje en el mando a un “tapado”, al estilo Ana Botella en Madrid, o Barreda en su primera legislatura en Castilla-La Mancha (opción D).

Me dirán que no contemplo la posibilidad de que pierda. Pues no, hoy por hoy, y con Román de candidato, estoy convencida de que perderá apoyos, bastantes. Pero no tantos como para bajar de 16 concejales a 12 (lo que supondría perder la mayoría absoluta). Es muy difícil que eso ocurra. En todo caso, por lo que extraigo de la entrevista y lo que me da en la nariz, me decanto entre la A y la B.

Prometo hablar otro día del enigma del PSOE, donde me parece que hay una que quiere ser otra vez candidata, hay otro que se supone que manda más y que no quiere que lo sea, y además -a diferencia del PP, donde no queda duda del sistema, tampoco en la entrevista- hay un mecanismo de Primarias que hace de cualquier análisis una incógnita. Pero eso será otro día.

*GTV: Dícese de los que son “de Guadalajara de Toda la Vida”.

Anuncios

4 pensamientos en “El enigma de Román

  1. Un día deberías analizar, el canal autonómico, sobre todo las noticias que es lo que veo. Es alucinante, que las cosas buenas las hace el Gobierno y las cosas malas sólo la oposición, las ciudades en mal estado son las contrarias a las gobernadas por la autonomia, y en las ciudades del mismo que gobierna la autonomia, no hay nada malo, ni un jardín, en mal estado, es un lujo vivir en una ciudad como Guada, que no necesita nada y no tiene nada en mal estado ni que funcione mal.
    Un CTV, Ciudadano de toda la Vida.

  2. ¿Analizar el canal autonómico? Es un chiste, claro. El tema no es que no dé para un análisis profundo, es que no da tampoco para uno superficial. Dudo yo que en Venezuela o Cuba la tele estatal sea comparable a nuestra inefable Tele de Castilla-La Mancha, en campaña electoral permanente. A mí se me caería la cara de vergüenza, como periodista, si tuviera que defender esas no-noticias que nos largan.

  3. Pingback: Román, el candidato converso |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.