Una máxima resultadista

Celebración de gol de Quique en el minuto 87. // Foto: Guadaque (Jesús Fraile)

Celebración de gol de Quique en el minuto 87. // Foto: Guadaque (Jesús Fraile)

Por Ana G. Hernández

Liderato. Durante toda la semana, el Depor será el líder del Grupo IV de Segunda División, después de casi cuatro años sin las mieles de estar en lo más alto (temporada 2009/10, jornada 17). Impresionante. Después de cuatro partidos victoriosos, nadie puede negar que los morados han presentado su candidatura para hacerse con una plaza en los play-off de ascenso. Quizá peco de triunfalista, pero los datos son los datos y nadie lo puede negar. Cierto es que no se vio un gran partido en el Escartín y que se volvió a ganar por la enésima pillería de Quique.

Por fin, el Deportivo se midió a un filial decente al que, durante muchos minutos, no fue capaz doblegar. Por fin, los de Pérez Salvachúa vencieron a un equipo de la ‘clase media’. Un equipo que no demostró ser ni peor ni mejor que el Guadalajara, pero que carece de un delantero como Quique.

En este Depor, como en la mayoría de equipos que aspiran a estar arriba, siempre se plantea el mismo dilema: el juego bonito. Este eterno debate solo puede surgir cuando las cosas van bien y, precisamente, éste es el debate que surge cuando ves un partido del Depor. Y es que, los alcarreños no realizan un juego vistoso a los ojos del espectador. Sin ir más lejos, el séptimo gol del ariete vallisoletano llegó tras un despeje de Espín. Un balón fácil para la defensa nazarí, pero que Bougaidis peinó hacía atrás para que el más listo de la clase hiciera su séptima diana de la temporada. Era el premio a la gran labor de desgaste que durante todo el partido realizó Quique.

Quique volvió a ser la pieza fundamental del Depor. // Foto: Guadaque (Jesús Fraile)

El acierto deportivista fue aprovechar el único error que concedió el Granada B en todo el choque. No en vano, a un equipo no solo se le mide por cómo maneja su posesión, también por cómo lucha, cómo defiende, cómo maneja los tempos y cómo define cuando tiene que hacerlo. Precisamente, son esas características las que, de momento, definen al renacido Depor de Salvachúa. Virtudes que no se tendrían en cuenta sin los goles y el idilio que mantiene la portería sur del Pedro Escartín con Quique.

Quique, que llegó de puntillas al vestuario morado, rodeado de otros tantos desconocidos para la hinchada morada. Sobre él se fundamenta todo lo conseguido hasta ahora y sin él es probable que no se entendiera al Deportivo Guadalajara. A riesgo de simplificar y darle todo el mérito al goleador morado, se trata de la pieza fundamental. Y eso es mucho decir si se tiene en cuenta que es un deporte de once jugadores, pero, a día de hoy, los resultados mandan y, a día de hoy, los resultados solo tienen un nombre: QUIQUE.

La herida se hace más profunda

El Azuqueca volvió a perder fuera de casa. Una triste dinámica que le acompaña desde la primera jornada y que no ha sido capaz de cambiar en cinco partidos lejos del San Miguel. Sin embargo, las derrotas a domicilio son el motivo del decimoséptimo lugar en la clasificación de los rojinegros. El problema está en el mencionado San Miguel, el talismán azudense. Los de Miguel López han perdido esa imbatibilidad de la que hacían gala en su estadio y que, en las últimas temporadas, les han llevado a codearse con los «grandes» de la categoría. El equipo no carbura y cuando lo hace, de vez en cuando, no consigue los resultados que debería.

El Azuqueca debe reaccionar, ya no valen las excusas. Cinco puntos en nueve partidos no son los números que a estas alturas deberían de llevar los rojinegros.

2 comentarios en “Una máxima resultadista

  1. Quique es el delantero centro, el llamado a marcas los goles y marcar las diferencias; es el más listo, el más hábil, el killer. Es un crack, con un nivel por encima de la categoría en la que juega, pero sin sus compañeros no sería nada. Hay un trabajo muy serio de sus compañeros. Quique es muy bueno, pero sus compañeros le hacen mejor. El equipo esta líder gracias a todos. El portero es seguro, la defensa de garantías, el centro del campo trabaja a destajo, y tiene calidad, y Toledo le fija los defensas y le viene muy bien a su juego. Esperemos que no se lo lleven en el mercado invernal de fichajes, y el Club le renueve, si puede y no estuviese cedido por el Valladolid.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.