Un espectáculo dantesco

El pabellón de Cabanillas cubrió su total capacidad en la charla de Inditex. // Foto: ABC.es
El pabellón de Cabanillas cubrió su total capacidad en la charla de Inditex. // Foto: ABC.es

Por Abraham Sanz

Decepción tras decepción. Esta no deja ser la máxima que se repite de unos años a esta parte entre el colectivo de desempleados existente en el país, o de asalariados por horas que, pese a gozar de un mini-job, busca una estabilidad personal con un trabajo que le pueda ofrecer un contrato de ocho horas y un sueldo, porque ya el apelativo de digno pasó para un mejor momento y es algo que deberíamos hacernos mirar todos, empresarios y trabajadores.

Una nueva decepción tuvo lugar la semana pasada en la localidad de Cabanillas del Campo. Municipio que vive en la positiva incertidumbre de cuándo tendrá lugar el desembarco definitivo de la plataforma logística de Inditex en su polígono industrial. Ésta se acerca y parece ya definitivo que tendrá lugar el año próximo, por lo que las gestiones para iniciar la contratación de personal se acercan, y con ello, los nervios y los deseos de muchos parados de ser uno de los “elegidos”. Para informar de los perfiles que precisan contratar para trabajar en este lugar, se organizó un evento –con implicación del propio Ayuntamiento cabanillero pues cedió el pabellón municipal ante la expectación levantada- que, finalmente se fue de las manos tanto a empresarios como a los propios dirigentes municipales. Cientos de coches en el municipio, hasta 5.000 personas acudieron a esta cita –cuándo no son más de 500 los puestos de trabajo que se ofertarán- que, posteriormente, resultó ser decepcionante. No sólo ya por su pésima organización –falló la megafonía, dos sesiones precipitadas se programaron para informar,…-; sino por la escueta información que se ofreció a pesar de la enorme expectación levantada que hacía, que  a la salida, nadie saliera satisfecho de la misma.

Sin embargo, este acto evidencia lo que la crisis ha provocado en nuestra sociedad actual tanto en España como en Guadalajara en particular. Ha convertido el mercado de trabajo en un mercado persa donde ya todo vale para jugar con las ilusiones de unas personas que buscan una salida para poder seguir pagando sus facturas y no verse abocada a dramas superiores como el desahucio de su vivienda. Como una simple cita para informar de unos perfiles de contratación para una empresa, se convierte en un innecesario ejercicio de autobombo para algún dirigente local –en este caso, el regidor de Cabanillas del Campo- en el que parece sólo buscar colgarse una medalla.

Si bien me parece oportuno que un Ayuntamiento pueda canalizar toda la gestión de currículums así como su filtración debido a que posea técnicos de empleo para esta labor; no me parece que la función de un Consistorio sea la de ceder sus instalaciones municipales para un evento propagandístico que, finalmente, sólo consiguió cabrear más a la gente debido a la falta de información y la falta de sensibilidad hacia los parados, ya que los servicios públicos han de ser un personaje secundario en esta trama y, en esta ocasión quisieron copar la primera plana cuándo no les tocaba.

Para la simple información que se pretendía ofrecer, no era necesario tan magno acto que, hoy en día, debido a la necesidad y al hecho de vivir en un mundo globalizado, su difusión se propaga como la espuma y da lugar a este tipo de situaciones dantescas; cuándo se podía haber solucionado utilizando de un modo adecuado internet y sus redes sociales tanto para difundir los propios perfiles, así como el calendario de recogida de CV, procesos de selección y contratación. Datos estos que, dicho sea de paso, gracias al regidor cabanillero –aquí sí le hemos de aplaudir- pudimos conocer de un modo claro y conciso merced a sus declaraciones en los medios de comunicación, lo que indica la poca utilidad del acto organizado. Que Inditex o Bimbo o Jazztel se interesen por Guadalajara como lugar para invertir y para instalarse, con los subsiguientes nuevos puestos de trabajo que se generan, son hechos que hemos de cuidar tanto para regenerar el tejido empresarial como para reactivar la confianza en que la capital y el Corredor del Henares son buenas plazas para emplazar nuevas empresas.

Si  bien, no hemos de perder de vista que tanta expectación y tanta necesidad existe, que ha trascendido el perfil –mozo de almacén y servicios de administración así como de informática- que buscaban desde Inditex, pero nada se sabe de las condiciones laborales. Bueno, es que ya es algo que, lamentablemente, ya casi ni se pregunta puesto que hay tanta gente que ya no cobra ni prestación ni subsidio, que la necesidad le hace aceptar casi cualquier cosa. De ahí que en este acto no sólo acudiera gente con experiencia en el sector, con escasez de formación; sino que entre los asistentes había multitud de graduados universitarios que ya buscan “trabajar de lo que sea” para tratar de subsistir. Esta situación dinamita un mercado laboral que se ha convertido en una lucha de todos contra todos, donde ya el currículum parece cada vez importar menos que gozar de un ‘padrino’ en una empresa que asegure tu entrada en la misma.

En definitiva, esta maldita crisis evidencia sólo una cosa: que los paganos de la misma somos la clase trabajadora; y mientras pagamos los desfalcos de los poderosos, otros buscan sacar rédito político o económico a esta situación que, debería exigir más unión entre todos para, de una vez por todas, conseguir enterrar la recesión y los dramas que han sobrevenido con ella.

Anuncios

2 pensamientos en “Un espectáculo dantesco

  1. Estoy muy de acuerdo, compañero, y creo que das en el clavo cuando hablas del modo en que convertimos un proceso de selección de trabajo en un mercado persa, una subasta a la baja… sobre todo porque hablamos de multinacionales con unas ganancias descomunales, que conviene no perder de vista: Jazztel tuvo unos beneficios de casi 20 millones de euros sólo en dos meses (http://economia.elpais.com/economia/2013/07/29/actualidad/1375115193_219748.html); mientras que Inditex registró más de 2.300 millones de euros en el último ejercicio (http://www.publico.es/dinero/479473/amancio-ortega-gana-813-millones-en-dividendos-de-inditex-en-2013)…
    Cabría exigir no sólo procesos más dignos en las formas sino también condiciones laborales también más dignas (y no trabajos basura) como contraprestación al modo en que las administraciones abren los brazos para recibirles como saciadores del hambre de una crisis desatada por estos mismos especuladores de casino. Y también, ya puestos, reportajes menos entusiastas que los de ABC.

  2. Felicidades por tu artículo y por el día que lo haces, ¡qué la nueva década te sea más fructífera y consigas lo que te mereces! Esperemos que llegue el día en él que se sepa valorar a las personas, su dignidad y su valía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.