Fisahara, una experiencia inolvidable

Sahara.JPGA pesar de su vinculación con nuestro país y del importante papel que jugó y juega nuestro Gobierno en su actual situación, la problemática del Sahara Occidental es una absoluta desconocida entre la mayor parte de los ciudadanos. Si uno de una vuelta por Guadalajara, o por cualquier otro punto de España, y pregunta al azar sobre esta cuestión, en un 90% de los casos lo más que podrá sacar -siendo muy generosos- es que era una provincia española y se la abandonó. Un tópico que encierra mucha verdad pero que sabe a poco.

Dejando a un lado generalizaciones en Guadalajara sí existe un colectivo que sabe muy bien de la problemática a la que se enfrenta a diario el pueblo saharaui, que sobrevive desde hace décadas refugiado en un desierto inhóspito cedido por Argelia mientras Marruecos ordena y manda en su territorio. Se trata de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui que lleva desde el 98 llevando a cabo iniciativas de ayuda a la causa.

Entre ellas, la más significativa -o al menos la más mediática- es el programa de Vacaciones en Paz, que cada verano trae a la provincia a un centenar de jóvenes saharauis, acogidos por familias voluntarias.

Sahara-4.JPGAún es pronto para poner sobre la mesa este programa solidario. Pienso hacerlo más adelante así que no me detendré en él en esta ocasión. De lo que sí quiero hablar hoy es de otra iniciativa vinculada a la ayuda al pueblo saharahui y que puede suponer una alternativa vacacional para los vecinos de Guadalajara. Me refiero al Festival Internacional del Cine del Sáhara (Fisahara). Una auténtica maravilla que merece la pena disfrutar al menos una vez en la vida.

Siempre mantengo que lo que hace Luis Moreno para sacar adelante el Festival de Cine Solidario de Guadalajara (FESCIGU) es un auténtico milagro, teniendo en cuenta el presupuesto y la cantidad de trabas con las que se encuentra. Pues en el caso del Fisahara el trabajo que realiza la organización es digno de una película de ciencia ficción. Poder hacer realidad desde hace más de diez años este evento en mitad del desierto, en plenos campamentos de refugiados, es un sueño que a quién lo vive se le queda grabado en la retina para siempre.

Sahara-3.JPGYo tuve el privilegio de poder participar en la última edición y no exagero cuando digo que ha sido una de las experiencias más gratificantes de mi vida. El viaje es tedioso porque llegar a los campamentos de Tinduf (Argelia) no es precisamente fácil, pero una vez allí la hospitalidad del pueblo saharaui te atrapa y te desarma.

Desde la organización del Festival dan la opción de asistir a todo aquel que lo desee previo pago de 700 euros. Un dinero que cubre absolutamente todos los gastos y que supone una inyección económica para  un pueblo que, desgraciadamente, depende de la ayuda humanitaria para sobrevivir. No es barato, eso es cierto, pero no conozco a una sola persona, y he hablado con muchas al respecto, que se arrepienta de haber hecho el viaje. Es más, el problema del Sahara es que es adictivo, y una vez se conoce al pueblo se desarrolla con él un vínculo muy fuerte.

Sahara-2.JPGDurante una semana los participantes se integran en la vida cotidiana de una familia saharaui. Duermen en sus jaimas, comen sus platos tradicionales (tienen una cocina muy similar a la española quitando el cerdo -son musulmanes- y añadiendo el camello) y conversan durante horas mientras degustan un té espectacular. Y eso es precisamente lo más atractivo del viaje: conocer la cultura y la forma de ser de los saharauis.

Ver películas y documentales de una gran calidad técnica y un importante contenido social proyectadas en una pantalla gigante en mitad del desierto bajo un manto de estrellas único en el mundo es una pasada, pero no es nada comparado con amanecer en una jaima y disfrutar del primer té de la mañana sintiendo el calor de los mejores anfitriones que he conocido nunca. Aquí les dejo unas imágenes del año pasado y les animo a participar en la nueva edición que tendrá lugar esta primavera. Les garantizo que no se arrepentirán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .