Abiertos al cambio, cerrados a la intolerancia

Imagen de la última campaña contra el racismo lanzada por la UEFA. // Foto: UEFA.

Imagen de la última campaña contra el racismo lanzada por la UEFA. // Foto: UEFA.

Por Abraham Sanz

La resaca electoral de los comicios europeos me invitaría hoy a escribir sobre estos. A elevar algún que otro juicio de valor de los que hoy se escuchan que comienzan a sacar conclusiones demasiado apresuradas en cuánto a proyecciones de voto de cara a las futuras citas con las urnas que los ciudadanos tenemos el año próximo. Y no lo hago porque no me atrevo. Me parece pronto para evaluar y, sobre todo, estas elecciones son un foco demasiado difuso como para extrapolar estos datos a las fechas del año próximo. Lo que sí es cierto, es que, con un poco de suerte el bipartidismo en España puede tocar a su fin. Los grandes partidos salen muy tocados de estas elecciones contemplando imponentes descensos en sus haberes de votos –a pesar de la notable abstención-; mientras que formaciones añejas otrora casi olvidadas como IU; y otras novedosas como UPyD y, sobre todo, Podemos, emergen como posibles alternativas para gozar de un mayor peso en 2015.

La aparición de estos partidos se encontrará diluido dentro del amplio arco parlamentario europeo, lo cierto es que puede ser una pequeña vara de medir, sobre todo para Podemos de cara a consolidarse como partido político a nivel nacional de cara a los comicios regionales y locales. Sus positivos resultados les abren nuevas expectativas, pero que deben ser abordadas sin perder el norte, con mesura y sobre todo, para tratar de capitalizar ese voto descontento de izquierda aportando soluciones o medidas que, al parecer, la sociedad no encuentra en otros partidos como IU que, no obstante, también ha experimentado un notable ascenso. De todos modos, si hay un enemigo, además de la abstención, frente al que lucharán los pequeños partidos, es la ley D’hont –especialmente en las elecciones generales de 2015- y su injusto reparto de votos que hace que un notable volumen de estos, que son recibido por pequeños partidos no gocen del valor y del peso que sería deseable para configurar un parlamento nacional más plural.

Sin embargo, como ya dije anteriormente, las valoraciones post-electorales hemos de dejarlas aparcadas hasta el año próximo, cuando hayamos contemplado la evolución de los nuevos partidos en esta nueva legislatura europea. El movimiento se demuestra andando y es un buen termómetro para contemplar si su actividad se corresponde con la ilusión de muchos votos depositada en derrocar el actual sistema bipartidista.

Una denuncia relevante

No quería dejar de aprovechar estas líneas para hacerme eco de un hecho que, sin duda, me parece cuanto menos alarmante y es sobre el que quería centrar hoy mi foco de atención. No porque suceda, sino porque existan mentalidades así. Tiene que ver con el segundo acontecimiento del pasado fin de semana: la final de Champions y su celebración. Dice Andrés Calamaro en una entrevista en El País este domingo que el fútbol es de las cosas que no importa, la que más. No le falta razón porque tanto el partido como todo lo que aconteció después, ensombreció y de qué manera, toda la jornada electoral. Pero si hay un hecho que ha resultado sorprendente es la denuncia que realizaron los agentes de la Policía Local por racismo a dos personas en el marco de las celebraciones por el título que tuvieron lugar en Guadalajara. Y no me llama la atención que se hayan denunciado, que sin duda habría alguna persona más que se haya librado de la sanción, sino que a día de hoy se sigan produciendo ese tipo de actitudes retrógradas y xenófobas dentro del marco de una sociedad avanzada. ¿Qué nos impide aceptar una sociedad multirracial?

Aún no alcanzo a comprender por qué existen estas actitudes racistas y xenófobas en una sociedad en la que este tipo de situaciones deberían haberse extinguido. Me avergüenza ver como aún en partidos de fútbol aparecen cánticos racistas y que aún se tengan que realizar campañas televisivas para frenar el racismo, puesto que debería ser algo ya totalmente superado donde la convivencia y la aceptación de las diferentes razas humanas fuera la realidad social, y quizá, el choque de culturas fuera el gran problema a abordar dentro de un clima social donde conviven cada vez más culturas de diversa procedencia debido a la inmigración. Inmigración que no sólo aparece en las ciudades de la provincia y del resto de España; inmigración que también se produce en el otro sentido. Somos cada vez más españoles –entre ellos muchos alcarreños-, los que se deciden a probar suerte lejos de nuestras fronteras y, a pesar de nuestras diferencias culturales, también queremos ser aceptados allá donde vamos.

A veces se nos olvida que España fue un país de emigrantes tiempo atrás y que en los últimos años, aunque las tornas hayan cambiado, hemos de abrir de una vez por todas, nuestra mente y prepararnos para los grandes cambios sociales que se avecinan en próximas fechas. La igualdad debe ser la máxima que nos guíe en este ámbito y aprender a aceptar que la existencia de diferencias raciales no son un problema, sino una forma de enriquecer una sociedad en la que todos somos iguales y todos contamos de la misma manera. Las diferencias de pensar, de raza, de orientación sexual o de cultura son sólo matices que enriquecen nuestra sociedad y que nos deben permitir avanzar hacia un pensamiento cuyo eje mayúsculo sea la tolerancia hacia los demás.

Hemos de borrar el racismo, la xenofobia, la homofobia y el antisemitismo de nuestro vocabulario si queremos, ser de una vez, una sociedad avanzada y plural donde nuestra máxima sea: tolerancia cero a cualquier discriminación. Sólo así, seremos más libres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .