La columna desmembrada

El centrocampista se marcha al Cartagena. Foto: Abc.

El centrocampista se marcha al Cartagena. Foto: Abc.

Por Ana G. Hernández

Esta semana se confirmó una nueva baja en la plantilla del Deportivo Guadalajara. En esta ocasión, el que no vestirá la elástica morada la próxima temporada será Prosi. El mediocentro llegó al Pedro Escartín como el único fichaje de un club que confiaba en conservar su plaza en Segunda División y se convirtió en una de las piezas claves del engranaje de Pérez Salvachúa en la medular, si las lesiones le permitían jugar y defender la camiseta. No en vano, gran parte de la temporada pasó con el jugador en el dique seco. Así, Prosi se une a las bajas confirmadas de Quique González y José Antonio Espín, tres jugadores titularísimos en el Depor de la temporada 2013/14.

Y es que, se puede decir que los tres formaban parte de la columna vertebral del cuadro alcarreño junto a Álvaro Campos, bajo los palos, y a Tello, en la dirección del juego. Precisamente fue este último el que le quitó a Prosi el papel protagonista en el medio campo morado demostrando estabilidad y equilibrio durante toda la campaña. Así las cosas, la dirección deportiva deportivista tendrá que buscar nuevos jugadores franquicia de cara a la próxima temporada, por lo menos uno por línea, y la tarea no va a ser nada fácil.

Sobre todo en lo que se refiere a la zona ofensiva, porque no nos vamos a engañar, buscar un recambio para el mejor jugador que ha pasado por el Deportivo Guadalajara en su historia, va a ser una tarea más que ardua. Quique González, además de ganarse a la afición por su entrega en el terreno de juego, veía portería con facilidad, tanta facilidad que las puertas de Primera División se abrieron para el pucelano en Almería.

Sin embargo, antes de presentar los nuevos talentos, el club sigue a expensas de conocer la resolución de la Audiencia Nacional sobre la ya famosa cautelarísima. Y digo presentar porque el Depor debe de estar planificando la próxima campaña o, por lo menos, debería de estar haciéndolo. La directiva debe trabajar sobre certezas y la certeza o certezas, con el mes de julio principiando, es que el Deportivo Guadalajara no consiguió el ascenso deportivo y que jugará la próxima campaña en Segunda División B. Y es que, esta temporada la directiva no puede permitirse el lujo de dormirse en los laureles como el año pasado. Sería demasiada casualidad que un equipo sin apenas pretemporada y con los jugadores fichados dos semanas antes del comienzo de la liga pueda volver a luchar por una plaza en el play-off hasta la última jornada. En otras palabras, no todos los días se construye un bloque sólido en un par de semanas ni se encuentra a un verdadero killer en el mercado y dispuesto a venir a Guadalajara.

El entrenador es el nuevo mánager general del Mirandés. Foto: Marca.

El entrenador es el nuevo mánager general del Mirandés. Foto: Marca.

Y todo esto sin la ayuda de un mánager general que conozca todos y cada uno de los recursos del mercado de fichajes. Un mánager que hacía las veces de entrenador y que se marchó la temporada pasada para encontrar refugio en Miranda de Ebro. Allí, como si se cerrara un círculo, Carlos Terrazas ha vuelto a conseguir su más preciado tesoro, ser coordinador deportivo de un club con aspiraciones de ascender de categoría. Cuando digo coordinador deportivo me refiero a ser el responsable de TODA, lo pongo en mayúsculas para que quede claro, la parcela deportiva del Mirandés. Según el propio Terrazas, el modelo de gestión fue el culpable del descenso de su equipo a Segunda B. Por ello y con el fin de ascender a Primera, desde Anduva han decido confiar en el modelo que Terrazas ya implementó en Guadalajara y que funcionó moderadamente bien, siempre y cuando se tenga en cuenta que el gran objetivo del mánager era el ascenso a la categoría máxima, objetivo que no se logró. La rueda de prensa en donde explica su nuevo cargo, para todos aquellos nostálgicos, se la dejo aquí.

Anuncios

Un pensamiento en “La columna desmembrada

  1. El objetivo de Terrazas era subir a 1ª, era para el 2014, y un año antes Tebas y “las circunstancias” nos bajaron, mutilando el proyecto. Un plan peligrosamente ambicioso y quizá utópico en esta ciudad y en este club, pero para conseguirlo hay que soñarlo e intentarlo. Un buen alumno, trabaja para un 10, si llega al 8 habrá conseguido un notable resultado (dirán unos), no consiguió el objetivo (reirán los agoreros).
    Un club necesita un puñado de jugadores “referencia” que sientan los colores y echen raíces en la ciudad, que representen el ADN de Guada, el cimiento…y en los últimos cursos, cada verano vienen 23 chicos nuevos con contrato “temporal”…así no hay continuidad y lod proyectos requieren madurez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.