Periodistas de mal agüero

El cineasta Solís, con el alcalde y la concejala de Cultura, tras recibir el Goya. // Foto: Ayto. de Guadalajara.

El cineasta Pedro Solís, con el alcalde y la concejala de Cultura, tras recibir el Goya. // Foto: Ayto. de Guadalajara.

Por Rubén Madrid

Hoy 20 de agosto hace dos años que se publicó el primer artículo en este blog coral de análisis y opinión. Ya entonces quisimos que el nombre, El Hexágono, identificase sus seis caras (el mismo número de lados que tienen las celdas del panal de abejas, en un guiño local) con la diversidad de enfoques que puede y debe tener el análisis de la realidad más próxima, que es de la que hablamos. En mi caso, y sospecho que en el de mis compañeros, he sido fiel a aquello que expresamos, por ejemplo cuando se trataba de sacar la vara a pasear: “La crítica, que pocos encajan con deportividad, será siempre constructiva y honesta”, exponíamos en algo así como nuestra declaración de intenciones.

En dos años ha habido, al menos por mi parte, aciertos y desatinos. Pero en un vistazo atrás me llaman ahora la atención los muchos artículos en los que los análisis se han convertido a la postre en algo así como un ejercicio de predicción. No creo que ninguno de nosotros tengamos una bola de cristal, pero lo cierto es que en ocasiones hemos dado ciertos avisos o denunciado algunas intenciones que al cabo se han visto confirmadas, aun cuando en el momento pudieron hacernos pasar por cenizos, en palabras de Rajoy, o en pájaros de mal agüero.

Al margen de mis propios artículos, hay dos casos que me resultan especialmente significativos. No creo que Perruca hiciese vudú, sino periodismo, cuando consultó a trabajadores bien informados que alertaron de que el Plan de Incendios de este año había sido diseñado de un modo en que los recursos para luchar contra el fuego eran insuficientes. Es lógico que su artículo, que parecía escrito después y no antes de lo ocurrido, corriese como la pólvora durante los desastres de Aleas y Bustares de este verano, que vinieron a confirmar sus malos augurios.

Tampoco quería Roberto del Barrio en su día enviar al Depor a Segunda B, pero durante semanas avisó de las negruras del asunto, apartando su simpatía por los colores y basándose más bien en una información que siempre apuntó de forma atinada hacia lo que acabó sucediendo. Quisieron matar una y mil veces al mensajero, que decía lo que ninguno queríamos oír, pero soy testigo directo de que lo que hizo fue analizar honestamente las cosas, como un periodista bien aplicado en su tarea. 

Tampoco en mi caso quise ver confirmada la predicción de que a Hiendelaencina le caerían represalias por su actitud en la batalla de las Urgencias y el lío de la contaminación del agua (luego nos enteramos por Concha Balenzategui, aquí mismo en el Hexágono, de que se quedaron sin Feria porque se les suprimió la ayuda); como no pretendíamos incordiar por incordiar cuando advertimos del error en que se caía con la transformación de Titiriguada en una suerte de “Titiri…cómo” o cuando, en un par de ocasiones, nos quejamos de la deriva de las declaraciones de BIC impulsadas por nuestro consejero Marín con los toros y con la cetrería, que sigue en su línea: ahora es el turno para la seguidilla manchega, mientras nadie en Toledo se acuerda del Maratón de los Cuentos. Estamos también más cerca de ver resuelto más tarde que nunca y más mal que bien el cierre del Teatro Moderno, como veíamos venir, y después de demandar planes globales en varias ocasiones para el casco antiguo de nuestra ciudad, parece que al fin la Corporación en Pleno ha coincidido en el diagnóstico.

Cuando en el primer aniversario de su llegada a la Presidencia dijimos que la política económica de Cospedal que primaba la reducción del déficit tendría desastrosas consecuencias para otros objetivos como combatir el paro o mantener las políticas sociales, sólo apuntábamos hacia lo que finalmente ha resultado ser el pan nuestro de cada día en Castilla-La Mancha; y más de lo mismo se puede decir respecto del aviso al PSOE de que, por mucho que se empeñaran Rubalcaba, Page y Bellido, la Conferencia de Sevilla que habían celebrado suponía apenas unos retoques cosméticos que amenazaban con que se corriese el maquillaje en plena campaña electoral: luego vino mayo y ya lo vimos…

Pantallazo del artículo "Las mentiras del Plan de Incendios" de Marta Perruca.

Pantallazo del artículo “Las mentiras del Plan de Incendios” de Marta Perruca.

Con todo esto sólo quiero decir que a menudo el análisis de las cosas nos lleva a decir lo que algunos no quieren oír, o lo que otros pueden interpretar como la expresión de una voluntad antes que el apunte de unos hechos consumados. Y se comprende: a nadie le gusta ver un cuervo desde la ventana de casa. Pero, por favor, tampoco disparen contra el pianista.

No se trata ahora de confirmar nuestras dotes adivinatorias, sino  de explicar que hay comportamientos o consecuencias tan evidentes que se ven venir de lejos y no hay nada de agorero en decirlas mejor pronto que demasiado tarde. Y estos ejemplos se me han venido en catarata a rebufo de una noticia que conocíamos ayer: el Ayuntamiento de Guadalajara ha anunciado que el cineasta Pedro Solís, ganador de dos premios Goya por los cortos ‘La Bruxa’ y ‘Cuerdas’, será el pregonero de las Ferias de este año.

Me alegro mucho por él: la decisión prolonga el minuto de gloria de un paisano al que se le da francamente bien lo que hace y resalta el componente humano que tiene comenzar nuestros días más animados con una cara tan amable y que presume de forma tan sencilla de su procedencia alcarreña, hasta el punto de que parece un guadalajareño de toda la vida (un GTV, los dicen) aun cuando nació en Barcelona.

Pero, siendo así, no he dejado de sonreírme. En primer lugar, porque hace unos días visualicé, esta vez sí como un hechicero de andar por casa, que Solís sería el pregonero, cuando escuché al alcalde decir que este año se había optado por un hombre con el que los guadalajareños nos sentiríamos muy identificados. Pero, además, porque no era la primera vez que la brujería (¿será por “la Bruxa”?) apuntaba en esa misma dirección: en febrero, apenas unos días antes de que el alcarreño recibiese el Goya, nos adelantábamos al comportamiento de unas autoridades que habían dado semanas antes la espalda al estreno del cortometraje organizado por Baidefeis o de la Muestra Alcarreña de Cortometrajes (la MAC) del Cineclub, donde también se proyectó.

Releo ahora: “serán seguramente estas mismas autoridades que cierran espacios culturales, retiran ayudas para festivales, cobran por el uso de espacios comunes a las asociaciones y no acudieron a ninguna de las proyecciones de este corto las que si ‘Cuerdas’ gana el Goya el domingo correrán el lunes a proclamar sus felicitaciones a los cuatro vientos”. Y así mismo ocurrió, como muchos de ustedes recordarán. Ahora los mismos que (me consta) estaban invitados al estreno de ‘Cuerdas’ y no acudieron le escogen también como pregonero de Ferias y Fiestas.

No hace mucho el propio Solís me recriminaba entre sonrisas el panorama tan gris que a veces dibujamos en estas páginas virtuales: “No encuentro margaritas, por más que busco”. Y tiene razón. La realidad social, que es la que nosotros miramos, es gris tirando a gris oscuro y a veces se nos aproxima como los nubarrones en el cielo antes de la tormenta. En esos casos siempre hay alguien que alerta de la que se avecina, como un mal augurio, y casi siempre el resto prefiere darle la espalda: ¡aguafiestas! 

Quisiera uno contar aquí cada mañana que amanece soleado y que el panorama está florido, y nos complicaríamos mucho menos la existencia si lo hiciésemos así, pero también convertiríamos este blog en una farsa. Y para flores, y para farsas, ya tenemos otros panfletos que nos presentan un mundo perfecto. El municipal ‘Guadalajara 30 días’ nos cuesta, eso sí, 140.000 euros al año. Aquí en El Hexágono no les puedo prometer que cada miércoles vaya a predecir el futuro, como tampoco que vayamos a prodigarnos en florituras. Pero, al menos, se lo daremos gratis. Y sin intereses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s