De odios y relativismos

Por Óscar Cuevas

El vídeo que les pongo sobre estas líneas ya está circulando por todo el mundo, y con seguridad lo seguirá haciendo en los próximos días. Se trata de un ejemplo palmario de odio racial y religioso. Y si lo traigo hoy hasta este nuestro Hexágono es porque, por desgracia, resulta que el asunto nos toca de cerca. Lo que ven aquí es un sermón (no sé si en estos casos se llaman así, pero nos entendemos) ofrecido por un imán musulmán, el pasado viernes, ¡ni más ni menos que en Azuqueca de Henares! O sea, a la puerta de nuestras casas.

He de decir, nobleza obliga, que descubrí el vídeo este miércoles gracias al gran Paco García Marquina, quien lo colgó para su denuncia en su muro personal de Facebook. Lo que pueden ver en la parte superior es sólo un extracto del discurso completo, que fue recopilado por el “Instituto de Investigación de Medios del Oriente Medio” (MEMRI). El sermón original completo, que también pueden consultarlo, había sido subido a Youtube el pasado día 25, y está firmado por el llamado “Centro Cultural Islámico de Azuqueca”, organización bien conocida en la ciudad.

Aunque el vídeo está subtitulado al inglés, y seguro que muchos de ustedes lo entienden sin más ayuda, creo conveniente transcribirles algunas partes del discurso que lanzó a los fieles Saleheoldine El Moussaoui, que así es como se llama el tipo que protagoniza la perorata. El hombre enmarcaba el sermón en la trágica situación que atraviesa el pueblo palestino de Gaza, lo que era aprovechado para buscar explicación a los bombardeos israelíes sobre la población en una suerte de maldad intrínseca del pueblo judío en su plenitud. “Lo qué están haciendo a los musulmanes en Gaza y en otros países sorprendería si lo hiciera cualquier otro que no sea judío. Pero esta es la naturaleza de los judíos: Son traicioneros y belicistas y no puede haber paz con ellos”, dice El Moussaoui.

Les invito a leer más perlas de las que suelta el imán: “Judíos y sionistas tienen como forma de vida la traición y el asesinato. Son un pueblo de enemistad y celos, son los maestros de la traición y el engaño. Tal como Alá los describió en el Corán, quieren esparcir la corrupción en la tierra. No se sienten vivos si no la propagan. No pueden vivir sin corrupción, sin traición y sin engaños”. Y añade: “Los judíos son asesinos. Asesinaron a los profetas, a los mejores hombres a ojos de Alá. Pero Alá ya les dijo a los judíos: ‘Probaréis el castigo del fuego ardiente’. Y eso es lo que les espera: el  fuego ardiente”. Finaliza el imán implorando a su Dios que apoye al Islam y a los musulmanes, que destruya el politeísmo, la herejía, y a los infieles (supongo que me incluyo en este grupo); y que destruya sobre todo al pueblo judío, hasta el exterminio: “Cuéntalos uno a uno y no perdones a ninguno”, le pide El Moussaoui a Alá.

Viñeta de Ricardo

Viñeta de Ricardo en El Mundo de este 28 de agosto

Personalmente no me cuesta entender la rabia que sienten los musulmanes del mundo entero ante lo que el sionismo está haciendo con la población Palestina, no sólo en las últimas semanas, sino desde la misma creación del Estado de Israel. Es una rabia y una indignación que compartimos hombres y mujeres de toda condición. Y no me extenderé en hablarles del conflicto de Oriente Medio, porque todos ustedes lo conocen sobradamente, y seguro que tienen su opinión formada. La mía no la escondo: La de una cerrada solidaridad con la población civil palestina y con sus autoridades, y la de un profundo desprecio y condena para con los métodos del Gobierno israelí.

Pero dicho lo anterior, hay cosas que no caben en un país laico y democrático como el nuestro, y que no pueden ampararse ni en la libertad de expresión, ni en la libertad religiosa. Y lo expresado por el citado imán en Azuqueca el pasado viernes debiera conllevar reacciones inmediatas. De las autoridades locales y regionales, para cortar cualquier tipo de relación con el citado “Centro Cultural Islámico”; y también de las Fuerzas de Seguridad del Estado, para detener al predicador por sus ostensibles delitos de apología del terrorismo, el racismo y la xenofobia.

No hace falta ser un sesudo analista para ver que el imán de Azuqueca no está en sus cabales. Pero es que, además, su incendiario discurso no hace sino entorpecer aquello por lo que debería luchar la comunidad islámica en España: Su reconocimiento civil, y el respeto a sus costumbres y modos de vida. Por otro lado, las palabras de este musulmán en Azuqueca tampoco ayudan nada a los musulmanes de Gaza. Al revés. Sirven para dar alas a quienes justifican las barbaridades que comete el estado hebreo. Y además, logran un efecto perverso, pues levantan recelo y justa indignación entre sus convecinos. Vamos, que el imán no sabe el flaco favor que le ha hecho a la comunidad musulmana de Azuqueca de Henares con este discurso.

El futuro para la resolución del conflicto palestino no pasa por el fuego de Alá, ni por las promesas de Yahveh. No. El futuro en paz sólo pasa por tender puentes de respeto entre musulmanes y judíos. Y, cada vez estoy más convencido de ello, pasa por alejar a la religión, a las religiones, de aquello que son problemas estrictamente civiles que tienen que ver con la autodeterminación de los pueblos, el derecho a una nación, la propiedad de la tierra o el respeto a los derechos humanos. La laicidad de los estados es, cada vez lo tengo más claro, el único camino sensato en el futuro de una humanidad desarrollada. En el mundo islámico, en Europa, y también en Israel, donde hay chalados similares, pero que se hacen llamar rabinos.

El yihadismo más criminal tiene una creciente implantación. En la imagen, instantes previos a la decapitación del periodista americano James Foley a cargo de un grupo yihadista sirio-irakí // Foto: Reuters

El yihadismo más criminal tiene creciente implantación. En la imagen, instantes previos a la decapitación del periodista americano James Foley a cargo de un grupo yihadista sirio-irakí // Foto: Reuters

Me dirán algunos que no todo el islamismo mantiene estos discursos. Y seguramente es verdad. Pero los últimos acontecimientos nos están mostrando cómo gana terreno el yihadismo sobre la moderación. Cada vez se aleja más en el horizonte la posibilidad de una verdadera revolución social de corte laico que tumbe el fanatismo en decenas de países árabes. Las “primaveras” que vivimos hace pocos años han acabado de modo totalmente contrario a lo deseable. Y lejos de derribar tiranías para dar alas a la libertad, vemos cada día cómo han servido para derrocar dictaduras, ciertamente, pero de corte panarabista y tintes laicistas, dando vía libre a lo peor del yihadismo. En Egipto, en Libia, en Siria, en Túnez, en Irak… El terrible suceso conocido hace unos días con el asesinato con decapitación de un periodista secuestrado es un buen ejemplo del rumbo del problema.

Finalmente quiero hacer esta defensa de la aconfesionalidad frente al fanatismo, también, a la luz de la última carta pastoral que ha escrito el obispo de Sigüenza-Guadalajara, el amigo Atilano Rodríguez, quien precisamente nos culpa a quienes así pensamos de conformar una suerte de “laicismo agresivo que ve a la Iglesia como un enemigo a derribar puesto que es un obstáculo para implantar en la sociedad sus teorías ideológicas”.

Obispo Atilano

Atilano Rodríguez, obispo de Sigüenza-Guadalajara // Foto: David Utrilla (El Decano)

Obviamente que no pretendo comparar las palabras de un clérigo y el otro, porque afortunadamente están a años luz. Con uno discutiría y con el otro ni me lo plantearía. Con uno me tomaría -y me he tomado- una amigable cerveza y con el otro no iría ni a la esquina a por tabaco. Quede claro y que nadie se confunda. Pero aun así, me prevengo ante el discurso de Atilano Rodríguez cuando dice, y me siento aludido, que lo que pretendemos los laicistas es que “todo aquel que se atreva a defender la verdad, al margen de los postulados relativistas de quienes pretenden implantar en la sociedad un pensamiento único, debe ser eliminado”.

Servidor no pretende implantar ningún pensamiento único. Pero relativizar, pues mire, siempre me ha parecido un camino de sensatez. Me gustan los grises.

PD.- Este 30 de agosto, unos días después de escribir el artículo, Youtube ha retirado el vídeo del imán de Azuqueca por incitación al odio. Me parece que es un error, porque el vídeo, al menos la versión resumida, estaba colgada a modo de denuncia. Afortunadamente me lo descargué por si ocurría. Lo he colgado en en mi muro de Facebook, aunque no sé si FB también lo machacará por el mismo motivo o por cuestiones de autor. Espero que no. Conste que mi interés es de denuncia. Y difícilmente podemos denunciar algo si no vemos la prueba. Por si lo quieren ver, este es el enlace. 

Anuncios

2 pensamientos en “De odios y relativismos

  1. El 27 de diciembre de 2001, el Consejo de Europa adoptó la Posición Común 2001/931/PESC en cuyo anexo al primer artículo -”Grupos y Entidades”- puede leerse: “Hamás (incluido Hamás-Izz al-Din al Qassem)” en el décimo puesto, después del Grupo de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO)”. La condena de la Unión Europea a Hamás sobre el papel es tan tajante. En el puesto undécimo aparece la Fundación Tierra Santa, la fachada de Hamás dedicada al proselitismo, las relaciones públicas y la captación de fondos. Además, al incluir a Hamás como organización política y a su brazo militar, Hamás-Izz al-Din al Qassem, muestra que la UE considera que Hamás es un grupo terrorista, se mire por donde se mire.

    Ahora bien, fuera del papel, las cosas comienzan a cambiar. La Unión Europea se muestra hoy más partidaria de legitimar a Hamás que muchos países árabes. Dentro de la lista de organizaciones terroristas de la UE aparecen grupos que actúan dentro de sus fronteras, pero no parece que nadie plantee que la manera de terminar con ellos sea incorporarlos a una mesa de negociaciones y concederles un Estado propio. La política de la UE con Hamás recuerda a esos nostálgicos comunistas procastristas que, una vez al año, viajan a Cuba de vacaciones; ya se sabe, el comunismo es lo mejor, pero para el resto de mortales, excepto para tirarse unos días en sus playas. Hasta el señor Barack Obama ha pensado igual a Bruselas hasta que los islamistas del ISIS lo acercaron a la realidad con su accionar tanto en Irak como en Siria

    Sin embargo, la legitimación de Hamás por parte de la Unión Europea todavía es más absurda que todo esto. Su obsesióncon la tregua tiene difícil explicación, de no ser para contener el alza del precio del petróleo por parte de Qatar.

    Ahora, que digan que, en caso contrario, se podría radicalizar a los musulmanes que habitan en Europa no tiene demasiado sentido, ¿acaso no radicalizan mucho más las soflamas coránicas del Ministerio Saudita de la Da’wa que se pueden adquirir en cualquier mezquita de Barcelona o Londres?

    Al tiempo, Rusia no ha pagado ningún precio por su invasión a Georgia, sus desmanes en Crimea y ni mencionar Ucrania, Siria e Irán. Tanto es así que las ex repúblicas soviéticas (las mismas que la Unión Europea no protege pero a las que critica por su escaso europeísmo han visto frustrado su deseo de entrada en la UE por la vía rápida. Rusia sólo posee el 11% el petróleo mundial y la quinta parte del gas; pero los responsables de la política exterior de la UE quieren hacernos creer que van a presionar a los países productores musulmanes (los mayores exportadores de crudo) para que dejen de financiar a Hamás. Si Usted no se lo pregunta como lector, yo sí: ¿En qué universo piensan que vivimos estas personas?

    Pero el verdadero quebradero de cabeza de la UE y de Washington es que los proyectiles de Hamás ya están alcanzando los núcleos de población civil israelíes donde nunca antes habían llegado. Hasta hace poco, sus diplomáticos podían permitirse realizar análisis sesgados y maniqueos de la realidad porque los cohetes sólo impactaban contra los cultivos o causaban algún cráter en la acera. Ahora, sin embargo, Hamás tiene a su merced a Jerusalén y Tel Aviv. Europa, EEUU, la ONU y la OTAN se han atado sus propias manos, ya que carecen de cualquier credibilidad para neutralizar a los terroristas: su primer fracaso ha sido la misión destinada en Líbano luego de la guerra de 2006. Tal misión ONU, no ha supuesto ningún obstáculo para el rearme y empoderamiento de Hezbollah. ¿Alguien puede esperar algo distinto de Gaza por parte de la ONU?

    Para mayores males, la única opción para detener a Hamás pasa por conceder pequeños regalos a Irán, que no puede permitirse tanto porque pondría en un brete a la Administración estadounidense ahora que Obama ha decidió ir por las islamistas que propugnan el califato sunita en Siria e Irak (con lo que le está resolviendo el problema aliando a EEUU a los mullah chiitas, algo impensado hace un año atrás).

    Puede que efectivamente, lo último que desee Europa es volver a ser la principal responsable de un nuevo genocidio judío, pero no está actuando para evitarlo.

    La Unión Europea debe reconocer que no puede estar en misa y repicando: si no es una empresa, debería tomar decisiones responsables, aunque no sean políticamente rentables. Y si, por el contrario, es una empresa, entonces debería comportarse como tal y dejarse de resoluciones morales con las que no engaña a nadie, empezando por Irán, Qatar, Hamás o Hezbollah.
    No parece que los españoles se enteren que el terrorista es Hamas, que lucha sin uniforme entre los civiles,que use los dineros de las ayudas, en beneficiopropio en vez de la de sus ciudadanos.Que la responsabilidad de los Gazaries es de Hamas , no de Israel, o es este último el que deberia construir bunkers a los habitantes de Gaza?
    En España curiosamente, anda el ladrón detras del juez, y no es que sea por cariño a los palestinos, la verdad es mas de psiquiatra de turno, son antisemitas, pero eso es una herencia que lo llevan en los genes.Mire el mundo, y dígame, quienes son losque estan matando, cortando cabezas, crucificando cristiano, secuestrando 300 niñas, y echando de sus pueblos a gentes pobres, …musulmanes o judíos??. Un saludo.

  2. Pingback: Defensores de la libertad |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s