Los nubarrones del Curso Escolar 2014-2015

Una viñeta que ilustra a la perfección la realidad actual de la Educación. // Foto: xavier-valderas.blogspot.com

Una viñeta que ilustra a la perfección la realidad actual de la Educación. // Foto: xavier-valderas.blogspot.com

Por Marta Perruca

Habrá quien me tache de aguafiestas, porque en vistas del chaparrón que se avecina haya decidido concederse una tregua de Ferias y postergar durante unos días el agobio que supone en los hogares españoles el inicio del curso escolar. Pero ya no tan lejos se avecinan los nubarrones y, en nuestra provincia, el próximo 10 de septiembre empieza el cole para los niños de Infantil y Primaria y, una semana más tarde, el 15 de septiembre, harán lo propio los alumnos de Secundaria y Bachillerato.

Y es que al consabido incremento del gasto previsto para este mes de septiembre –las organizaciones de consumidores estiman que las familias españolas destinarán a este fin entre 600 y 800 euros por cada miembro en edad escolar- y a los manifiestos cambios que ha traído la crisis a nuestro sistema educativo, este año se suma la entrada en vigor de la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), popularmente conocida como la Ley Wert, por el ministro que la ha impulsado.

Medio en broma, medio en serio, siempre he dicho que me considero un desecho de los experimentos educativos, porque me han pillado todas las reformas. Tampoco es que ello sea muy difícil, teniendo en cuenta que los planes educativos tienen un periodo de vigencia muy limitado, que se suele corresponder con el tiempo que duran los distintos gobiernos de uno y otro signo. Pareciera que cada ministro del ramo quisiera dejar su legado con una reforma educativa, pero lo cierto es que las cosas se ven muy bonitas desde su atalaya, porque en la práctica debemos admitir que en cada una de ellas han pesado más los errores que los aciertos. Claro, que eso es lo que ocurre cuando se pretende hacer política con la educación, cuando las leyes son reformadas por personas que no conocen la realidad de nuestro sistema educativo y cuando se entiende que el que ha venido antes lo ha hecho todo mal y, por tanto, se debe llevar a cabo un cambio profundo.

La conclusión es que no se corrigen errores, sino que se insiste en una reiterada equivocación y los de abajo acabamos siendo meros conejillos de indias que padecemos, una y otra vez, los errores de esos experimentos poco serios, que se abordan con horizontes muy cortos, de cuatro años vista, y con demasiada prisa, para lograr su entrada en vigor dentro de la legislatura.

Por experiencia podría aventurarme a decir que este año será nefasto para todos esos alumnos que comenzarán el curso escolar 2014-2015 con el nuevo plan, porque los claustros de profesores andarán completamente desorientados sin saber muy bien a qué atenerse y los programas educativos, claro está, todavía no tienen el rodaje de prueba oportuno. También podría decir que con los años comenzará a funcionar de una manera más o menos satisfactoria, pero tampoco es que ello tenga demasiada importancia, porque cuando eso ocurra, llegará otro Gobierno y planteará otra reforma totalmente diferente.

 Medidas políticas

Por lo demás, las medidas que plantea este nuevo plan, como cabe esperar, también son políticas, incluso se podría decir que en extremo. De ahí la polémica que ha despertado la consideración que se tiene de la asignatura de religión; que los colegios privados y concertados, al amparo de esta nueva Ley, puedan construirse en terrenos de titularidad pública; que se consideren conciertos con aquellos colegios privados que separan por sexos o el conceder una mayor autoridad a la figura del director en detrimento del Consejo Escolar, por poner algunos ejemplos.

Su articulado, por otra parte, me parece farragoso. Contempla itinerarios demasiado complejos que, bajo mi punto de vista, más que lograr la excelencia e impedir el abandono escolar temprano, contribuirán a una mayor confusión entre el alumnado, que todos lo sabemos, en la adolescencia, no se caracteriza precisamente por tener las ideas demasiado claras.

Luego están esos tres ámbitos en los que la Ley recoge con especial interés, como promover las nuevas tecnologías de la comunicación y la información, el fomento del plurilingüismo y la modernización de la Formación Profesional, que también despiertan dudas, ya que una cosa es la propuesta en sí y otra cómo se pretende llevar a cabo y lo que yo tengo claro es que se puede tener la intención de incrementar los centros  bilingües, pero difícilmente esta medida será beneficiosa y efectiva si el profesorado de los mismos no habla inglés y hoy por hoy debemos admitir que la inmensa mayoría de ellos no poseen esta destreza y a la luz de la situación sería ingenuo pensar  que se pondrán los medios económicos necesarios para salvar este obstáculo.

A la luz de los datos

Si alguien me puede acusar de haberle fastidiado la tregua de las ferias de Guadalajara con este artículo tendrá que perdonarme, porque, de veras, mayor hastío me produce a mí escribir estas líneas, sobre todo cuando me enfrento a lo que publica la prensa en relación al comienzo del curso escolar y compruebo que, una vez más, hay quien se empeña en tomarnos el pelo. No voy a redundar demasiado, pues ahí tenéis la hemeroteca, sólo me voy a fijar en un dato, que precisamente es el que se ha anunciado con mayor entusiasmo por parte del Gobierno regional. Para este curso escolar, dicen, se incorporan 3.000 interinos en Castilla-La Mancha, lo que supone un incremento de un millar de docentes respecto al curso pasado, pero estos datos, de nuevo, contrastan con la percepción de los sindicatos, que aclaran que prácticamente la mitad de esos interinos suplen las bajas que ha habido por jubilación y en torno al 31 por ciento de los mismos, son contratos a media jornada.

Afortunadamente, este año se recupera la figura del profesor de apoyo en Educación Infantil, cuyo departamento quedó suprimido con motivo de la crisis. Sin embargo, si entonces eran 600 los docentes destinados a este fin en Castilla-La Mancha, este año rondan los 200, y el resto de niveles educativos siguen prescindiendo de esta figura.

De veras que siento haberme levantado de esta guisa esta mañana, pero la experiencia es un grado y por experiencia me temo que este año será un completo desastre, tanto para todos esos alumnos que estrenen el nuevo plan, como para el claustro que tenga que hacer frente a los nuevos programas. Por otra parte y, como ya viene siendo costumbre, una cosa es lo que se anuncia desde arriba y otra muy distinta lo que se materialice en la realidad cuando efectivamente arranque el nuevo curso escolar;  y, por último, creo que no merece la pena crisparse demasiado por  eso pilares filosóficos –más bien políticos- y las estrambóticas medidas que se pretenden poner en marcha con “La Ley Wert”, porque sabemos que no tardará mucho tiempo en entrar otro Gobierno y ponerlo todo  patas arriba con otra reforma educativa.

En fin, que mientras nos empeñemos en diseñar los fundamentos de la educación en los despachos como un instrumento político, en lugar de una herramienta educativa que forme a las generaciones del mañana, tendremos que resignarnos a que nuestros hijos sean conejillos de indias de los experimentos de los respectivos gobiernos y confiar, como siempre, en la buena voluntad de los claustros y en la destreza de nuestros maestros y profesores, de los que, en última instancia y, a pesar de las complicaciones, depende la calidad de la enseñanza.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Los nubarrones del Curso Escolar 2014-2015

  1. Ojalá todo el mundo tuviera las cosas tan claras como las tienes y las expones tú en tu artículo. Y no te quepa la menor duda de que sí las consecuencias de todo este caos de leyes educativas en la práctica no es mayor es gracias a que los maestros que las tienen que poner en práctica son auténticos profesionales entusiasmados con su trabajo y a los que importa más sus alumnos y la responsabilidad de un trabajo bien que no escatiman esfuerzo y horas extras quitándoselas a su tiempo de ocio y a su familia .
    ¡Que el curso nos sea propicio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s