Teatro Zorrilla: Historia de un sueño colectivo

Fernando Marchán es natural de Milmarcos y alcalde de la localidad.

Fernando Marchán es natural de Milmarcos y alcalde de la localidad.

Por Fernando Marchán Moreno

Corrían los años treinta y Milmarcos era el centro referencia de toda la comarca. Dos grandes ferias (mayo y noviembre), fábrica de harinas, molinos de piensos, sastrerías, muebles, coloniales, pastelería, panaderías, banda de música, etc., etc. En Milmarcos se abastecían de todo todos los pueblos de alrededor entre Molina, Calatayud y Almazán. De entre todos los comercios, destacaba el de Santiago Muela. Tienda, almacenes, camiones: todo al por mayor.

Santiago Muela, en el contexto de la época, tuvo la maravillosa idea de restaurar el Teatro Zorrilla, un edificio que albergaba un rudimentario local de comedias, antigua alhóndiga de grano y otros productos. Así pues, en el año 1930, se reconstruyó el teatro a la imagen y semejanza de un teatro ya como tal, con sus distintas zonas: butaca de patio, palcos, delantera, anfiteatro y gallinero y salidas de emergencia.

Tuvo mucho éxito en los primeros años y, según cuentan los más viejos, durante las Ferias se representaban obras de teatro y espectáculos de variedades muy del gusto de los ganaderos y tratantes que acudían a la villa a hacer tratos de compra-venta de sus ganados.

Imagen exterior de la fachada del Teatro Zorrilla.

Imagen exterior de la fachada del Teatro Zorrilla.

La Guerra Civil se llevó por delante todo lo que Santiago Muela había construido. Las envidias y las ideas políticas contrarias al nuevo régimen acabaron con el floreciente comercio de Santiago Muela y, como consecuencia, con la actividad del Teatro Zorrilla que pasó a ser humillante cuartel de tropas regulares (moras), a almacén de cereales y otros usos nada edificantes.

En los cuarenta volvió a utilizarse como medio de supervivencia para las compañías de cómicos que deambulaban por los pueblos de una España deshecha y deprimida. La compañía de la familia Rebolledo (Los Rebolledo) fue asidua del teatro Zorrilla en Ferias y fechas señaladas.

También los músicos de la Banda de Milmarcos, utilizaron una temporada el teatro para representar obras y hacer bailes los domingos y fiestas con el objeto de recaudar fondos para renovar los uniformes. Así pues, crearon una compañía de nombre rimbombante ( Compañía Lírico-Dramática la llamaron) y representaron obras de Ángel Guimerá (Tierra Baja) y Buen año de lobos, así como sainetes (El Tio Miserias y otros). Cosas de mi abuelo Gregorio que a la sazón era el Maestro de la Banda y le iba mucho eso de la farándula y el arte.

A finales de los cincuenta, el teatro cayó en el abandono y durante algunos años se representaron algunas comedias. Después se utilizó como sala de proyección de cine y en los comienzos de los sesenta, se representó alguna obra como triste final de su existencia.

Durante aproximadamente cincuenta años, el deterioro se hizo palpable y languidecíó en la placeta de la Muela presintiendo su próximo final.

Una de las obras representadas con motivo del estreno.

Una de las obras representadas con motivo del estreno.

En los principios de los ochenta, la Asociación Amigos de Milmarcos, intentó adquirirlo a la familia Muela afincada desde el final de la guerra en Valencia. El intento resultó fallido por razones e impedimentos familiares y de otra naturaleza. Ese intento tuvo, sin embargo, una circunstancia relevante que ha servido para poder reconstruirlo y restaurarlo prácticamente igual a su estado original,me explico: Durante esos años de vano intento de adquisición, solicitamos al Servicio de Arquitectura de la Diputación Provincial que elaborase un proyecto de reconstrucción para, en el caso de haberlo adquirido, tener idea de qué habría que hacer y cómo debería realizarse. El arquitecto acudió a Milmarcos e hizo las mediciones oportunas para poder desarrollar unos planos de planta, alzado y perfil, con medidas reales y detalles originales. Así pues, gracias a esos planos, hemos podido restaurar el teatro en la actualidad adaptando, como es de lógica, la obra actual a la legislación que en materia constructiva, se exige ahora para este tipo de edificaciones.

Desde 2008, largas conversaciones con los descendientes de Santiago Muela dieron su fruto en el año 2010. Gracias a la comprensión y predisposición de María Jesús Muela y a su sobrina Emilia, conseguimos llegar a un acuerdo y adquirir el Teatro Zorrilla para el Ayuntamiento de Milmarcos. Mª Jesús Muela falleció unas semanas después de llegar al acuerdo. Prometimos invitarla a la inauguración cuando fuese restaurado y también a su sobrina Emilia. Por desgracia Mª Jesús no ha podido asistir y sí lo hizo Emilia Muela, que disfrutó y se emocionó recordando a su abuelo, a su padre y a sus tíos.

El Ayuntamiento cumplió su palabra y ha colocado una placa de agradecimiento en la entrada al edificio.

Interior del renovado Teatro Zorrilla.

Interior del renovado Teatro Zorrilla.

El día 13 de septiembre de este año, el Teatro Zorrilla abrió de nuevo sus puestas y también se abrió emocionado el telón. Una pequeña pieza teatral alusiva al día y la actuación de la Banda de Milmarcos, hicieron correr lágrimas de emoción y alegría en la mayoría de los asistentes (cerca de 500), y como decíamos en el discurso de inauguración, “en estos tiempos de sequía cultural nosotros, en contra de la corriente, apostamos por la Cultura como base de desarrollo de los pueblos. La música, el teatro, las bellas artes, la poesía, la literatura, etc., etc., son elementos necesarios, vitales podríamos decir, para construir una sociedad más tolerante y más libre…”.

Que tenga larga vida el Teatro Zorrilla y que en él se desarrollen muchas actividades culturales en el futuro.

* Fernando Marchán Moreno, nació el 21 de noviembre de 1954 y es natural de Milmarcos (Guadalajara), donde ejerce de alcalde. Se licenció en Ciencias de la Información, en la rama de Periodismo y ha cursado diversos estudios relacionados con la Gestión y Dirección de Empresas. Casado y con dos hijos, se define como agromúsico, hijo de músico y aprendiz de todo.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Teatro Zorrilla: Historia de un sueño colectivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s