La realidad del descenso administrativo

Germán Retuerta, presidente del CD Guadalajara. Foto: Google.

Germán Retuerta, presidente del CD Guadalajara. Foto: Google.

Por Ana G. Hernández

El magistrado Adolfo Serrano de Triana perteneciente al Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo nº3 de Madrid, a fecha de 22 de octubre de 2014, desestimó enteramente el recurso interpuesto por el Deportivo Guadalajara contra el Comité Español de Disciplina Deportiva. O lo que es lo mismo, dio la razón al organismo nacional y refrendó el descenso de categoría de un club morado que ahora tiene la opción de apelar la decisión del Tribunal.

Antes de meterme de lleno con la sentencia (pueden leerla íntegramente pinchando aquí), les explicaré una anécdota que viví recientemente. La semana pasada escuché a una mujer hablar de la injusticia que se había cometido contra el club de su ciudad. La chica en cuestión no es una gran aficionada al Deportivo Guadalajara, de hecho es hincha del Atlético de Madrid; sin embargo, sentía como propio el descenso administrativo. Como guadalajareña de a pie, le hizo mucha ilusión que el equipo que juega en el campo de al lado del río saliera en la Quiniela y se codeara con históricos del fútbol español. Incluso llegó a bajar al Escartín para disfrutar del ambiente e hizo un hueco en su corazón al Depor. Una persona que, hasta ese momento, nunca estuvo muy interesada en los morados y que, tras la desilusión del descenso administrativo, se olvidó o, directamente, no le interesó informarse de los sucedido, tenía muy claro los hechos: la Liga había sido muy injusta, la Liga se ceba con el equipo pequeño, otros equipos en la misma situación no han corrido igual suerte…

Esta chica hablaba con propiedad y tenía muy clara la maldad de la competición, pero no sabía que el club al que defendía había hecho mal la ampliación de capital. Una ampliación de capital de 2.936.497,04 euros que tuvo que llevar a cabo en su primera temporada en Segunda División y que nunca llegó a ser efectiva, según reza la sentencia emitida por el Tribunal. Ella no sabía que el club recibía un dinero que entraba por una puerta y salía por otra. En otras palabras, el Deportivo Guadalajara, Gestión Deportiva Integral (dueña de gran parte de las acciones del club) y GERSOAL ÁRIDOS mantenían un flujo dinetario constante. Desde el 2 de julio de 2012 al 6 de agosto de 2013 se hicieron 31 aportaciones y 45 disposiciones, lo que condujeron a un saldo final de 203.280,133 euros, muy lejos de los casi tres millones que tenían que estar en las cuentas deportivistas y que habían sido prestado a GERSOAL en concepto de facturas o préstamos. Y es que, mientras Gestión Deportiva Integral ingresaba el dinero al club, el club se lo daba a GERSOAL para después cerrar el círculo y entregárselo a Gestión Deportiva y, otra vez Gestión Deportiva al club y el club a GERSOAL. En otras palabras, el dinero se movía, solo se movía de un sitio a otro, pero no crecía, volviendo siempre al punto de partida.

Esta chica no conocía tampoco que el que dirigía estas tres sociedades era Germán Retuerta, ni que con ello estuviera falseando la competición futbolística, además de infringir los artículos 3 y 6 del Real Decreto 1251/1999, de 16 de julio, sobre Sociedades Anónimas Deportivas. No sabía que el presidente optó por la ingeniería financiera para mantener una ficción contable que le condujese a ser Sociedad Anónima Deportiva y miembro de pleno derecho de la Liga Profesional de Fútbol. Es más, según la sentencia, la entidad fue víctima de los manejos de sus directivos que, en poco tiempo, pasarán por los tribunales acusados de estafa, apropiación indebida y delito societario.

Lejos de los juzgados, ayer el Depor ganó en Fuenlabrada y dio un golpetazo en la mesa. Rompió una racha de cinco partidos sin conseguir los tres puntos. Sin embargo, hoy no toca analizar la victoria, ni hablar de deporte, que al fin y al cabo es lo que realmente nos ocupa, hoy toca hablar de juzgados, sentencias, recursos,… dinero. De fútbol como negocio.

Anuncios

3 pensamientos en “La realidad del descenso administrativo

  1. Está tan clara la “dudosa gestión económica” de Retuerta, como el agravio comparativo y la desproporción de la sanción. Igual de claro, que la sentencia se recurrirá y por tanto no es definitiva…pero más aún, que ningún juez nos devolverá a segunda y que si Germán no abre la sociedad a los abonados, dada su poca solvencia, tampoco subiremos deportívamente.
    Por otra parte, noto una actitud más decidida en la autora, con este tema que con los deportivos, yo (la comparta o no) la prefiero.

  2. Como abonado del C.D.Guadalajara, otorgaba al Presidente, una presunción de veracidad y acierto en la gestión de la ampliación de capital, pero las resoluciones judiciales me van quitando la venda de los ojos. Sólo nos queda confiar en el recurso, y en la lucha del equipo que, en Fuenlabrada lo ha hecho francamente bien.

  3. Yo insisto en que en este asunto hay dos planos. Un debate es si la ampliación de capital fue o no ajustada a la Ley. Y el otro es si, aun asumiendo que no lo fue, la sanción que se impuso es adecuada.

    En cuanto al primer asunto, hemos de decir algo que está bastante claro. El Deportivo no niega haber realizado su ampliación de capital en función de una operación de ingeniería contable capitalizando deudas como acciones. Eso lo explicaron los propios abogados del club en rueda de prensa.

    Lo que dice ahora el juez es que ese enjuague era ilegal, no porque no se pudieran convertir deudas con acreedores en acciones, sino porque las empresas que participaban en la operación son todas de la misma persona. Retuerta, por su parte, defiende la legalidad de las operaciones, porque asegura que tiene cumplidas facturas de todas las obras e inversiones que el club adeudaba y que convirtió en acciones. Y planteará su recurso aludiendo a que él no es accionista directo de esas sociedades que el juez considera suyas. Veremos qué deciden la Audiencia Provincial (demos 1 años para ello) y el Supremo (vete a saber cuándo). Personalmente, y a la vista de esta sentencia, creo que tiene muy pocas posibilidades de prosperar, y que el Guadalajara volverá a Segunda el día que sus jugadores se lo vuelvan a ganar en el campo.

    Sin embargo, en el otro asunto sigo manteniendo lo mismo. Aunque la ampliación se hiciera de modo ilegal o ficticio, considero que la máxima multa económica (90.000 euros), y haber obligado a repetir la capitalización hubieran sido una sanción más que razonable. Y, en todo caso, la LFP debería haber ido penalmente contra los responsables de la operación. Pero aplicar una sanción deportiva a todo un club, una afición y una ciudad por una cuestión de 3 millones de euros ¡de mero capital social! se antoja absolutamente desproporcionado. Sobre todo si lo comparamos con decenas de situaciones de otros clubes, que no es que no tengan un capital social suficiente, sino que es que deben decenas de millones de euros al erario público, y se les consiente negociar, tener pagos aplazados y doscientasmil salidas, antes de aplicarles un descenso administrativos. Sin ir más lejos, el Alcorcón también realizó a juicio de la LFP una ampliación de capital ilegal, y la cosa se resolvió con la inhabilitación del presidente y una multa de 90.000 euros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s