Reminiscencias terracistas

Toledo anota el primer gol ante el Amorebieta. Foto: Mariano Viejo (Luis Polo).

Toledo anota el primer gol ante el Amorebieta. Foto: Mariano Viejo (Luis Polo).

Por Ana G. Hernández

Exactamente 480 días después, dos pretemporadas mediante, una campaña en el Grupo IV siendo quinto; 14 jornadas en el Grupo II, 11 de ellas en play-off, y no se cuantos dimes y diretes con la justicia, el Deportivo Guadalajara todavía conserva la filosofía que implantó Carlos Terrazas al comienzo de esta última década. Prácticamente en tres temporadas, el entrenador vasco dejó su sello de identidad en el club morado a base de trabajo, esfuerzo y mucho carácter. Fruto de ello llegó el ascenso a Segunda División y dos años de permanencia en la élite del deporte rey en España. Una obra de autor reconocida y reconocible aún en el Depor de Carlos Pérez Salvachúa. “Si las cosas funcionan, ¿por qué cambiarlas?”, pensará el técnico madrileño.

No en vano, el que fuera segundo de Terrazas conserva su idea de pivote único en la medular, que impuso con fe de hierro el bilbaíno. Y es que, a pesar de que el sistema ha tenido que variar impeninablemente por el cambio de cartas sobre el verde, la figura del mediocentro defensivo anclando el sistema del equipo es inamovible. Pérez Salvachúa no solo mantiene esta característica típica de la “Era Terrazas” también pequeños detalles como que los laterales tienen prohibido sacar de banda más allá de la línea de tres cuartos rival, que se lo digan a Abel Molinero o Javi López expertos en estas lides desde hace tiempo, o la forma de comenzar las mitades de los partidos desde el centro del campo: pitido del árbitro, balón hacia el central de turno que la pone arriba hacia la banda izquierda. Huelga decir, que pocas veces vi que la jugada saliera bien. Pero como decía un compañero: “De alguna forma hay que comenzar los partidos”.

Los morados celebran el tanto de Molinero. Foto: Mariano Viejo (Luis Polo).

Los morados celebran el tanto de Molinero. Foto: Mariano Viejo (Luis Polo).

Los tres años con Terrazas al frente, además de por todo lo anterior, se caracterizaban por la solidez defensiva y la seriedad con la que se planteaban los partidos. De hecho, el míster se quejaba, constantemente, de que muchos de los equipos a los que se enfrentaban resultaba que hacían el peor partido contra el Guadalajara y que por eso el Guadalajara puntuaba. Y añadía que quizá era el Guadalajara el que provocaba que su rival hiciera el peor partido de la temporada contra ellos. Y es que, el “Terrazas’ Team” estaba perfectamente engrasado para que su rival fuera incapaz de hacer lo que sabía. Una habilidad que Pérez Salvachúa no fue capaz de conservar tras la marcha del vasco. Es más, me remito a los 20 goles que ha encajado el Depor en las 14 jornadas disputadas. De hecho, solo hay cuatro equipos más goleados que los alcarreños en la categoría. Unos datos reveladores, sobre todo si se tiene en cuenta que los morados están luchando jornada sí y jornada también por el liderato del Grupo II.

Además de todos estos matices del fútbol, Carlos Terrazas implantó un nuevo modelo ser club en Guadalajara. Se puede decir que junto a él, la cantera se profesionalizó, por llamarlo de alguna manera, para intentar convertirse poco a poco en una cantera respetable. Por aquella época, el bilbaíno era el entrenador del primer equipo, el director de fútbol base y el secretario técnico, en otras palabras, el mánager general del Deportivo Guadalajara. Un nuevo modelo de gestión deportiva, que, tras su marcha, perdió sentido.

Por último, señalar que incluso en rueda de prensa Terrazas marcó escuela en Guadalajara. Todos recordarán el mítico “con la gorra” o las aspiraciones de ascender a Primera, incluso alguna cita filosófica trasnochada, pero lo que no saben o quizá intuyan es que para el técnico vasco la prensa era un rival más contra el que había que defenderse. Una idea que puede ser válida o no y que persiste aún en este renacido Deportivo Guadalajara.

Anuncios

5 pensamientos en “Reminiscencias terracistas

  1. Soy “Terrazista” convencido y nunca se valorará bastante, lo que este señor hizo, a pesar que aún algunos periodistas deportivos (de despacho hacen chanzas sobre él). Modernizó y profesionalizó la estructura del club; llevó al equipo donde nadie podía imaginar, lo mantuvo y tenía plan de futuro; organizó de modo planificado y real la cantera(gran olvidada históricamente) y de aquello no queda nada.
    El club vuelve a ser un solar, con un presidente vencido y escondido; el equipo, sin rumbo por un vulgar G-2 de 2ªB y la cantera..Salvachúa no la ha visto ni en vídeo (cuando a Terrazas le veíamos a menudo en entrenos y partidos, en casa y fuera, incluso cuando ya estaba fuera del club) lo de la deriva de entrenadores del juvenil DH con Terrazas no lo hubiera permitido, y tantas cosas….
    Ah! ni tenemos pivote defensivo (Yebra lo intenta, pero no lo és) Y los saques iniciales, los hacíamos a la banda, nunca para atrás..
    Por cierto, lo profetizó en una entrevista (junio 2012) “Lo verdaderamente importante, es la ampliación de capital, (todo lo demás no servirá de nada)”, y tanto que lo fue.

  2. A mi no me gustaba el estilo de Terrazas del juego directo, convirtiendo los interiores en defensas, pero debo admitir que, mantuvo al equipo en segunda división. Convirtió a jugadores de segunda B, en jugadores de segunda A, y era capaz de aprovecharse de los errores del contrario como nadie. Y tenía una táctica a balón parado de quitarse el sombrero. Y como psicólogo no tenía precio. Ese hombre es único, vive por y para el fútbol. Y, Salvachúa es también un buen entrenador, de la escuela de Terrazas, aunque sus equipos por lo visto juegan a un fútbol menos directo. A mi me gusta más el juego que practica el equipo con Salvachúa, pero claro es que estamos en segunda B, a lo mejor en segunda A, habría que volver al sistema Terrazas.

  3. Buenos días, Ana. Enhorabuena por tus análisis de cada lunes: se esté o no de acuerdo con ellos siempre se agradece un sitio en el que se analicen con mayor profundidad los acontecimientos, tal y como hacéis cada día en El Hexágono. Por otro lado, me gustaría saber en qué basas tu idea de que “la prensa era un rival más” contra el que había que defenderse y que esa idea “persiste aún en este renacido Deportivo Guadalajara”. Supongo que te basarás en los siguientes datos reales para poder hacer tal afirmación a tus lectores:
    1. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha atendido el 100% de las peticiones realizadas por todos los medios de comunicación.
    2. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha accedido al 100% de las entrevistas/reportajes y demás necesidades de los medios de comunicación.
    3. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha contestado, ayudado y solucionado desde su Departamento de Comunicación todas las necesidades, dudas, ruegos y preguntas de los trabajadores de los medios de comunicación, incluidas todas aquellas consultas que se han realizado fuera del horario laboral o en días festivos.
    4. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha facilitado todos los elementos necesarios para dichos reportajes/entrevistas y demás necesidades de los medios de comunicación, incluso facilitando elementos que tendrían que ser facilitados por los propios medios de comunicación.
    5. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha conseguido materializar viejas reclamaciones de los trabajadores de los medios de comunicación (aparcamiento, entrega de DNI, etc.), incluso las que ni siquiera dependen del propio Club Deportivo Guadalajara.
    6. En que desde el mes de julio (y en años anteriores) el Deportivo Guadalajara graba las ruedas de prensa que se producen en los partidos fuera de casa para que los medios de comunicación que no se pueden desplazar por los motivos que sean puedan hacer uso de ellas.
    7. En que desde el mes de julio (y en años anteriores) el Deportivo Guadalajara cede el uso de todas sus informaciones y una fotografía oficial de cada una de ellas para que los medios de comunicación puedan trasladar a su audiencia las informaciones del Club Deportivo Guadalajara pese a no poder en muchas ocasiones cubrir las citadas informaciones.
    8. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha comunicado oficialmente a todos los medios de comunicación todas las novedades relacionadas con los aspectos deportivos y extradeportivos del club.
    9. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha permitido y permitirá siempre la presencia de cualquiera de los jugadores o miembros del cuerpo técnico en cualquier medio de comunicación por el que sea requerido para informar de la actualidad del equipo.
    10. En que desde el mes de julio (y en años anteriores) el Deportivo Guadalajara facilita todos los jugadores que necesiten los trabajadores de los medios de comunicación desplazados a los partidos fuera de casa para que puedan ser entrevistados o preguntados sobre cualquier tema.
    11. En que desde el mes de julio (y en años anteriores) el Deportivo Guadalajara permite la entrada a todos los medios de comunicación en todos los entrenamientos de su primer equipo, incluidos en los entrenamientos que se realizan fuera del horario comercial del club.
    12. En que desde el mes de julio el Deportivo Guadalajara ha cambiado su sistema de acreditaciones para potenciar y premiar la labor de los verdaderos profesionales de los medios de comunicación y ha atendido cada caso individual de cada uno de ellos para intentar que una regla justa no tuviera injusticias en su aplicación.
    13, En que desde el mes de julio los trabajadores del Departamento de Comunicación del Deportivo Guadalajara están encantados de atender a todos los periodistas de cualquier medio de comunicación.
    Supongo, Ana, que te referirás a alguna de estas afirmaciones reales para encontrar razones objetivas para tu sentencia, ya que me niego a creer que después de tantos años compartiendo la misma cabina contigo tú puedas pensar que yo, con más de una década de experiencia como periodista en esta ciudad, ahora que por avatares de esta vida soy el responsable del Departamento de Comunicación del C.D. Guadalajara pueda aceptar ver a los profesionales de los medios de comunicación de Guadalajara como un rival contra el que tengo que luchar después de tantas risas acumuladas a lo largo de mi pasado. No me cabe duda de que siempre fuiste una persona equitativa y justa, y estoy convencidísimo de que a la hora de escribir tal afirmación pensaste también en estos y otros datos reales que han sucedido desde el pasado mes de julio.
    Un abrazo, Ana. Reitero mis agradecimientos por mostrar cada lunes tus opiniones sobre el Club Deportivo Guadalajara.

    Sergio Alberruche Oter, periodista (aunque sólo a veces).

  4. Buenas noches, Sergio. Muchas gracias por el comentario y por darnos a conocer que desde el club se valora el pequeño esfuerzo que hacemos desde blog por dar otra visión de las cosas. Muchas gracias también por las criticas y por enumerar los grandes progresos que el Departamento de Comunicación, que con tan buen tino diriges, se han hecho a partir del mes de julio, cuando no antes.

    Sin embargo, en el último párrafo del post, causante de tu respuesta, en ningún momento me estaba refiriendo al Departamento de Comunicación del club. De hecho, me refiero a la persona que se sienta delante de los microfonos en las previas y en los postpartidos, es decir, los entrenadores. De hecho, refiero a la actitud defensiva que mantenía Carlos Terrazas o el propio Carlos Pérez Salvachúa cuando se sentaban delante de esas grabadoras.

    Sin ir más allá en el tiempo, en la jornada 10, aquel empate a uno frente al Getafe B en el Escartín, Pérez Salvachúa contestó la primera pregunta, el eterno “valoración del partido” con un “algunos han prejuzgado ya” y reprendió a los medios por la información que iban a verter sobre el partido al día siguiente. Su actitud fue defensiva durante toda la rueda de prensa, disculpa si tú no lo concebiste así y siempre desde mi punto de vista que puede ser tan erróneo como el de otro cualquiera.

    En cualquier caso,reitero mi agradecimiento tanto a ti como a Carlos Morado y Yunques por sus comentarios.Un abrazo, Sergio.

  5. Buenos días, Ana. Entiendo perfectamente lo que me dices y evidentemente no me creo capaz de entrar a valorar eso: ni me he metido, ni me meteré nunca con la opinión personal de un periodista. No soy quién para hacerlo: tengo demasiado respeto a este oficio y a las personas que lo realizan para quebrantar mis principios. En cualquier caso, una puntualización, para que quizá así puedas entender mi comentario: en la sentencia que tú escribes a tus lectores afirmas que es en el “Deportivo Guadalajara” y no en una persona en concreto en el que persiste la idea de que la prensa es “un rival más” contra el que hay que defenderse. Siempre he creído que los periodistas tenemos que tener mucho cuidado con el mensaje que hacemos llegar a nuestra audiencia y, en este caso, bajo mi punto de vista y basándome en los datos reales (datos reales, repito, ninguno de ellos es inventado) que he expuesto antes, creo que el mensaje escrito por ti en este texto (el Deportivo Guadalajara ve a la prensa como un rival más contra el que hay que defenderse, ese es el mensaje escrito) no se ajusta para nada a la realidad actual. Puedo estar equivocado, obvio, pero, ya que haces referencia a Carlos Terrazas en tu análisis, me vas a permitir que le cite: “Es muy importante saber diferenciar entre lo que se quiere decir y lo que se dice”. Al leer el texto, yo he entendido en ese último párrafo que “lo que se quiere decir” no es “lo que se dice” y que, por lo tanto, el mensaje que le llega a tu audiencia en este caso es “lo que se dice” y no “lo que se quiere decir”. De ahí mi comentario en aras de buscar una especie de justicia con la realidad que me persigue desde mi niñez.
    Si te ha podido molestar alguno de mis comentarios, la verdad es que lo siento mucho, porque para nada era mi intención. Mi intención, ya te digo, era defender lo justo en un error entre “lo que se quiere decir” y “lo que se dice”. Y te aseguro que tengo muy claro que lo que querías decir es lo que me has expuesto en tu comentario anterior (un pensamiento que, como ya te he dicho, no soy nadie para juzgar), pero también te digo que lo que has dicho finalmente a tu audiencia no es lo que querías decir. Nada más. Sólo eso.
    Llevo ya demasiados años en este oficio para saber que a muchos periodistas (no a todos, claro está) les gusta huir hacia adelante, así que por supuesto que no voy a entrar en ninguna disputa de enroques con este tema. Para mí, el mensaje trasladado a la audiencia en ese párrafo no se ajusta a la realidad, pero evidentemente te respeto y te respetaré siempre, Ana, igual que lo he hecho desde que te conozco. Yo no soy el Deportivo Guadalajara, yo sólo soy yo, un periodista autónomo que busca sobrevivir como muchas otras personas en esta época que nos ha tocado vivir. Y yo sí que intento valorar el “pequeño esfuerzo” que hacéis cada uno de los periodistas, así que te agradezco, como lector y ciudadano de Guadalajara, que cada lunes te acerques al deporte provincial desde estas líneas. Reitero mis disculpas si en algo te he molestado. Un abrazo, Ana.

    Sergio Alberruche Oter, periodista (creo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s