Feliz Cospedal

Cospedal

Cospedal, en su mensaje de Navidad // Foto: JCCM

Por Óscar Cuevas

Se nos ha quedado el calendario navideño muy extraño, con este viernes 26 de San Esteban puesto aquí en medio, a mal traer, que está como molestando. Con la actualidad provincial adormecida entre los turrones de ayer y el fin de semana de mañana, me siento al teclado en la tarde de Navidad sin saber muy bien de qué les puedo hablar en un día así de tontorrón. Así que echo un vistazo a lo que cuentan los medios locales y regionales, y pronto me topo con la imagen de María Dolores Cospedal abriendo en casi todos ellos. Han diseccionado su mensaje navideño, claro. Es lo que toca.

Comenzaremos diciendo que esto de los discursos de Navidad de los “virreyes” autonómicos es cosa de reciente aparición, poco más de una década. Y que hasta que llegó ella, al menos en Castilla-La Mancha, la costumbre era que el presidente grabara el mensaje para Nochevieja, por aquello de hacer una cosa más laica, de fin de año, y reservarle el protagonismo de estos días pasados al mensaje del Rey. Pero Cospedal cambió la costumbre ya en su primera Navidad en Fuensalida, y ahora se aparece en las pantallas de las televisiones en los días que manda la tradición católica.

Así, cual reina autonómica, nos ha brindado un mensaje cargado de frases bienintencionadas, de anuncios de mejoría, y de promesas de nuevas ayudas sociales desaparecidas durante los tres años y medio largos que lleva gobernando (que si el Plan de Maternidad, que si el Plan de Familia…) Eso sí, todo sumido en una estética muy vieja, antigua: Chimenea, arbolito palaciego, un belén en un macetero, y un sillón de madera noble, con un Quijote y un Sancho al fondo, para asegurarnos “a los ciudadanos que atraviesan momentos de dificultad e incertidumbre”, que ella “trabaja todos los días para transformar ese desánimo en esperanza”. Aquí les podría hablar yo de cómo trabajó ella para transformar mi particular desánimo en esperanza. Pero no debiera aprovechar el texto para hablar de mis cuitas. No creo que la señora lo merezca, así que no le daré el gusto.

Me quedo pues con su insistencia en tratar de convencernos de que sus recortes en el gasto público no sólo no han empeorado los servicios esenciales, sino que, en su particular juicio, los han mejorado que es una barbaridad. La evidencia de que hay menos profesores, más alumnos por aula, menos médicos o sanitarios, aulas rurales cerradas, que se ha dado un rejonazo a las ayudas a la dependencia, que se ha reducido a la mínima expresión la promoción cultural, o que no se ha destinado apenas nada a la inversión productiva se oculta en este mensaje cospedaliano, para dar luz a su gran verdad de argumentario: “No hemos cerrado ningún colegio y ningún hospital”. Curioso método de medición de la atención social en edificios, en lugar de hacerlo en personas y recursos.

Me dejan pensativo las admoniciones cospedalianas para que el personal no vote a Podemos en próximas citas electorales. Ya, ya sé que la presidenta no cita directamente a “Podemos”, porque esa es palabra maldita, y supongo que lo hace para no despertar la reacción “podemita” si se dan por aludidos. Pero no es otro que el partido del “coletas” el destinatario de esta frase: “Debemos desconfiar de aquellos planteamientos basados en decir a cada uno lo que quiere oír y que carecen de una propuesta de contenido creíble y con proyección de futuro”. Que para certezas, las suyas, vamos.

Yo creo que Cospedal, más que felicitar la Navidad, lo que ha hecho es felicitarse a sí misma, porque está encantada de conocerse. “Feliz Cospedal”, en suma. Y al tiempo, insistir en algunas consignas de parvulario, como esa de que la próxima reducción de diputados tiene que ver con la necesidad de “dar ejemplo” de austeridad en el gasto. Sólo algunos palmeros cospedalistas, a sueldo, y algunos voceros acólitos de vergonzante capacidad de manipulación, se creen a estas alturas semejante memez. Digamos una vez más lo que, más que una opinión, es una evidencia: La reducción de diputados en los próximos comicios nada tiene que ver con el gasto público, y sí con la necesidad del PP de dificultar al máximo la entrada de una tercera o una cuarta fuerza política en las Cortes. Es un obvio intento de mantener la mayoría absoluta en la Cámara ante la posibilidad de que la pierdan en las urnas. Y digo que esto nada tiene que ver con los dineros, porque: 1.- Los diputados autonómicos ya ni siquiera cobran sueldo. Y 2.- Si fuera una reducción sólo pensada en términos económicos y no políticos, iría acompañada del establecimiento de una circunscripción única que mantuviera la proporcionalidad.

 

Paradojas navideñas

Itziar Solozábal

Itziar Solozábal, concejala del PP en Azuqueca muy preocupada por las pocas luces que han puesto en Navidad // Foto: PP

En Navidad se dan paradojas también en el ámbito más cercano. Ando en estos días muy alucinado con la que acabamos de vivir en Azuqueca. Allí, el alcalde puso en el Ayuntamiento un servicio de atención a familias afectadas por los abusos bancarios con las hipotecas. Y tras meses de trabajo, el otro día se plantaba en el Juzgado para presentar 179 denuncias contra las entidades de ahorro que mantienen cláusulas ilegales.

Denuncia

Bellido y Escudero, llevando las denuncias al Juzgado // Foto: Nacho Izquierdo

No negaré que las cajas de cartón llevadas en brazos, la convocatoria de prensa y la foto buscada por Bellido tiene su buena dosis de postureo mediático, y muy navideño también. Pero el fondo de lucha por la justicia que entraña lo realizado no lo pueden negar ni sus más acérrimos enemigos. Quizá por eso, porque Bellido se ha apuntado un tanto con este asunto, el PP azudense ha preferido no hablar de ello.

Mientras el Ayuntamiento de Azuqueca se ponía al servicio de los ciudadanos que son maltratados por los bancos, la oposición del PP prefería convocar una rueda de prensa el día anterior para quejarse de que en su pueblo… ¡han puesto pocas luces navideñas! De eso, y de que no se haya instalado un Belén en el edificio consistorial. “Bellido se confiesa públicamente creyente y después no es capaz de permitir que en el Ayuntamiento haya ninguna referencia al verdadero motivo de estos días”, ha dicho la concejala popular Itziar Solozábal, quien asegura que el alcalde azudense “tiene miedo de posibles represalias de sus concejales más radicales y extremistas”.

Yo no soy creyente. No creo ni en el Dios de esta Navidad, ni en ninguno. Pero aún así me gustan mucho los belenes y nacimientos (si les interesa, he escrito para CulturaEnGuada un pequeño reportaje sobre algunos de los más bonitos que podemos disfrutar en estos días). Personalmente, en estos montajes veo una representación religiosa que no es incompatible con una manifestación artística, cultural y de tradición. Y por tanto, aunque me parece respetable que en el Ayuntamiento de Azuqueca no lo hayan puesto, también consideraría correcto que sí lo hubiera. Pero dicho esto, lo que no es razonable es que esta sea la preocupación de un partido que pretende gobernar la localidad, y menos aún motivo de una rueda de prensa.

Es cuestión de prioridades. Las de Itziar Solozábal y el PP de Azuqueca quedan claras: “Estamos en España; y el Belén, los villancicos y los Reyes Magos forman parte de nuestras tradiciones, pero en nuestro Ayuntamiento de Azuqueca no hay ni una sola referencia ni motivo a estas tradiciones”, han dicho. Este es el nivel, Maribel.

Anuncios

2 pensamientos en “Feliz Cospedal

  1. Esto se acaba. Estan tan ciegos que les deslumbra su propia soberbia, su ego no les permite ver la luz que anuncia su ocaso , su desconocimiento de la realidad social y el desequilibrio de un Pais y de la situación de empobrecimiento, a todos los niveles, de la mayoria de los ciudadanos es directamente proporcional a su estulticia. Como será su ignorancia que nombran portavoz al que es especialista en sembrar la discordia en abrir la caja de Pandora. Que los dioses se apiaden de ellos porque nosotros, ni queremos, ni “podemos” hacerlo..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s