Polvo de tiza

Mucho de lo que somos se lo debemos a nuestros maestros.//Foto: www.castillalamancha.es

Mucho de lo que somos se lo debemos a nuestros maestros.//Foto: http://www.castillalamancha.es

Por Ana María Ruiz

La comunidad educativa celebró ayer viernes el Día de la Enseñanza, una jornada no lectiva con la que se pretende poner en valor la figura de los docentes como piezas fundamentales de la sociedad. En esta ocasión, el Gobierno regional escogió Guadalajara como sede del acto institucional en el que maestros y profesores, alumnos, centros y programas de todas las provincias de Castilla-La Mancha reciben anualmente un reconocimiento público por su labor. El escenario fue el Centro Municipal Integrado de la capital, a cuyas puertas se concentraron numerosos efectivos policiales -demasiados diría yo- dispuestos a proteger a Nuestra Señora de los Recortes de las hordas de “rojos de la pública” y sindicalistas que se suponía iban a recibirla a su entrada al acto para transmitirle el enorme descontento que existe entre el profesorado ante las políticas que ha llevado y lleva a cabo el Partido Popular en materia educativa. Sin embargo, en esta ocasión logró irse de rositas, ya que apenas fue abucheada por un centenar de personas, entre ellas los Bomberos, que protestaban por otro motivo bien distinto.

Esta pantomima de acto institucional-electoral indigna especialmente al escuchar el discurso de Dolores Cospedal, desgañitándose en el escenario en su compromiso, defensa y apoyo a los profesionales de la docencia, mientras en su despacho, “en diferido”, autoriza un recorte tras otro en la Consejería de Educación. No vale escudarse en el anuncio del incremento de casi el 2% del presupuesto educativo para Castilla-La Mancha en 2015, porque no olvidemos que desde que comenzó la legislatura la inversión en este capítulo ha descendido casi un 8%, pasando de los 1.562 millones de euros presupuestados en 2012 a los 1.443 en 2015. Es decir, 119 millones de euros que se han volatilizado en cuatro años.

No está el sector educativo para muchas fiestas. Los docentes se enfrentan a diario a aulas masificadas en las que es misión imposible impartir clase, alumnos con necesidades especiales sin profesores de apoyo, desmotivación generalizada de un alumnado sin expectativas de futuro, faltas de respeto, desprestigio de la labor docente, escasez de material, falta de recursos, aulas en mal estado, mobiliario e instalaciones obsoletas, y un largo etcétera de carencias que tratan de suplir con profesionalidad y una paciencia que se va agotando día tras día. Pero sobre todo suplen esas deficiencias con vocación. Porque esta es una de esas profesiones verdaderamente vocacionales en las que uno sabe que se va a meter en terreno pantanoso pero no por ello tira la toalla. “Enseñar es maravilloso”, me comentaba hace unos días un amigo profesor. “A pesar de todo”, apostillaba.

Cospedal, rodeada por los galardonados en el acto institucional del Día de la Enseñanza.//Foto:www.castillalamancha.es

Cospedal, rodeada por los galardonados en el acto institucional del Día de la Enseñanza.//Foto:www.castillalamancha.es

Ser profesor. Ser profesor hoy en día es una tarea complicada. Porque la sociedad ha cambiado a paso de gigante. Antiguamente, la figura del maestro era la de una autoridad respetada y de gran influencia. Nuestros padres y abuelos les llamaban de usted y no únicamente por una cuestión de educación o sumisión, sino por admiración hacia unos hombres y mujeres que les transmitían conocimientos y experiencias en una España en la que muy pocos tenían posibilidad de asistir a la escuela.

En la actualidad, ya no es que haya desaparecido el usted más propio de otros tiempos, es que los profesores o profesoras son para muchos alumnos unos señores que están ahí para hacerles la vida imposible y darles el coñazo en clase. Quizá no hemos sido capaces de hacer valorar a nuestros hijos el privilegio de contar desde su más tierna infancia con una educación de calidad, sea pública, privada o concertada, impartida por una de las generaciones de profesores y maestros mejor formada.

Seguro que muchos de ustedes recuerdan con cariño y cierta nostalgia sus tiempos de estudiantes. En esos recuerdos de polvo de tiza siempre aparecen el maestro que nos enseñó a leer con la cartilla “Micho”; aquella profesora de Lengua que nos corregía los cuadernos de caligrafía “Rubio” y nos transmitió la pasión por la lectura; la de Música que nos machacaba el pentagrama; el duro “profe” de Mates; el chándal de Gimnasia; las horas interminables de Historia o Arte; ese profesor de Ciencias Naturales que nos llevaba de excursión a algún rincón de la provincia donde poder observar en vivo lo que los libros sólo nos mostraban en fotos o esa profesora de Química que se devanaba los sesos para hacernos la asignatura más amena con divertidos experimentos.

Todos tenemos en mente a nuestros profesores, a los que tanto nos gustaba ponerles motes. A nuestros favoritos, esos que nos marcaron de una forma u otra. Y también a los que “nos tenían manía” o nos suspendían, que esos tampoco se olvidan. Pero ahí están, formando parte de nuestras vidas, de nuestros recuerdos. Y son una parte esencial de nuestra formación como personas. Porque mucho de lo que somos se lo debemos a ellos y no podemos pagarles con la moneda del desprecio.

Vaya desde aquí mi particular homenaje a mis profesoras y profesores, a los maestros y maestras y a todos los docentes cuya dedicación y esfuerzo merece, como mínimo, un reconocimiento sincero. Gracias.

Anuncios

4 pensamientos en “Polvo de tiza

  1. Por alusiones, porque soy maestra, te doy las gracias por este entrañable artículo en el que expresas tu reconocimiento a nuestro trabajo, que TODOS realizamos con entusiasmo, ilusión y entrega, al que dedicamos muchas más horas de las que nos pagan y a veces también nos quita horas de sueño la preocupación por encontrar solución a la problemática de cada uno de nuestros alumnos.Todo ello a pesar de las dificultades y trabas que la administración nos va imponiendo, pero con solo el reconocimiento de uno de mis alumnos es para mi el mejor de los regalos . MUCHAS GRACIAS, de nuevo.

  2. Yo fui invitado a participar en este “sarao”, por haberme jubilado este curso. Pero no asistí de palmero como se me había pedido. En mis 37 años de servicio he trabajado siempre por la mejora de la enseñanza, sus infraestructuras y sobre todo por sacar un alumnado lo mejor formado y crítico ante cualquier injusticia. Estos tres años y medio del actual gobierno de “Marirrecortes” han servido para desmantelar el sistema educativo en todas sus facetas. Han sembrado el caos en todos los ámbitos y centros, despidiendo profesorado, aumentando ratios, quitando becas de comedor, aula matinal, suprimiendo rutas de transporte escolar, etc; pero nos llenamos la boca con el “supuesto plurilisgüismo”, dando una formación en unas condiciones cuanto menos discutible.

  3. Cuando llegaremos a entender que las políticas que efectua Cospedal sobre la Enseñanza Pública son coherentes con su forma de entender la sociedad y no son nada más que la aplicación de su ideología con respecto a la “cosa pública” en general y a la Enseñanza en particular . Esto ya lo tuvo claro la II República y su Ministerio de Instrucción Pública” para romper el “determinismo social” que significaba la carencia de acceso a la Enseñanza y a la Educación de las clases más desfavorecidas. Bien sabían que el hijo del jornalero analfabeto seguiría siendo su criado analfabeto como había ocurrido durante varias generaciones. Gran articulo. Al parecer vuelve el PERIODISMO, aunque sea de “trinchera hexagonal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s