Fuera de agenda

Cruce del puente árabe con la carretera de Fontanar, en una imagen de Street View.

Cruce del puente árabe con la carretera de Fontanar, en una imagen de Street View.

Por Concha Balenzategui

Paso a diario por el puente árabe, camino de la estación de trenes, atravesando un cruce que tiene todo el aire de provisionalidad de las obras, sin que allí se mueva una valla desde hace años. Hubo un tiempo en que en este punto, de importante tráfico, se proyectó una rotonda, e incluso se derribaron edificios de las parcelas colindantes para acometer toda la urbanización de la zona. ¿Qué pasó?

Buceando en las hemorotecas, aparecen dos fechas concretas: la de 2007, como la de la aprobación definitiva del proyecto, y la de 2011 en la que la constructora que se encargaba de las obras, sustituyendo a otra malograda empresa anterior en este cometido, pedía la licencia al Ayuntamiento para empezar a trabajar. Pero lo que no sabemos, a día de hoy, es cómo está la situación: Si se ha renunciado a ese proyecto “temporalmente” o si los plazos siguen prorrogándose de forma justificada.

Este asunto es solo un ejemplo de una larga lista de cuestiones olvidadas sobre las que quiero llamar la atención hoy. Hace unas semanas, cuando el portavoz de IU denunciaba la suciedad y el abandono del aparcamiento subterráneo de la calle Ferial, me hice la misma pregunta: ¿Qué pasó con..? Nunca supimos si el Ayuntamiento cejó en sus planes de vender unas plazas y cobrar por el uso de otras porque era inviable técnicamente o porque no había usuarios de pago. ¿No se encontró la fórmula adecuada? ¿Se ha decidido que permanezca gratuito para siempre?

A veces pienso que hay temas que caen en el agujero negro de la información. Me refiero a asuntos que antes estaban en “los papeles”, en los digitales y en las emisoras, día sí y día también, pero de los que, de la noche a la mañana, dejó de hablarse. Quizá los periodistas en ejercicio en esta provincia tengan datos y señas de ellos; tal vez preguntan periódicamente por ellos en las ruedas de prensa. Pero muchos vecinos hemos dejado de tener noticia.

No estoy hablando de los “megaloproyectos” concebidos en días “burbujeantes”, que la crisis o la cordura acabó por desterrar. No me refiero a las “distopías” que relataba mi compañero Rubén Madrid hace unas semanas. Ni mucho menos a los asuntos de los que nuca nadie se ocupó, como las “desidias” que refiere mi compañera Marta Perruca. Hablo de las cuestiones que un día estuvieron en la agenda informativa, y que por alguna razón hemos borrado. Y me resisto a admitir su desaparición con eso de que “llegó la crisis” y punto.

“Llegó la crisis” es solo una parte de la explicación. Hay que concretar qué asuntos que desaparecieron de los presupuestos porque no se consideraban prioritarios o qué cuestiones estaban en manos de empresas que quebraron, por ejemplo. Me gustaría saber cuál es su estado actual y sobre todo, cuál es el pronóstico o la voluntad para con estos proyectos.

Infografía de un proyecto de palacio de congresos presentado por la Cámara de Comercio.

Infografía de un proyecto de palacio de congresos presentado por la Cámara de Comercio.

Sigamos la lista. Durante años, la construcción de un palacio de congresos se consideraba una infraestructura vital para dinamizar la actividad económica de esta provincia. Hubo debate sobre la ubicación y los promotores, alguna promesa electoral, una parcela que se cedió y acabó devolviéndose, hasta una sospechosa adjudicación que quedó en agua de borrajas. Luego el proyecto quedó definitivamente aparcado. ¿Se ha olvidado para siempre? ¿Cabe alguna esperanza de que se retome? O, si lo prefieren, ¿alguna vez hizo falta realmente?

Otra más. La Autovía de la Alcarria tuvo distintas fechas, maquetas y trazados, incluso nombres -¿recuerdan la “utopía de la Alcarria”?-. La pelota pasó de la Junta de Comunidades al Ministerio de Fomento, que no sabemos si sigue queriendo rematarla. Muchas obras públicas quedaron paralizadas, como la variante de Guadalajara o la autovía de Molina, y les perdimos la pista, y otras tuvieron importantes retrasos, como el tercer carril que finalmente vimos terminado. Pero hoy en día, si se llegara a palpar la recuperación económica, ¿se rescatarían? ¿quién movería ficha? ¿Alguien de los que tanto piaba antes -por ejemplo, Sánchez-Seco- considera necesario ahora un enlace entre el nudo de los Faroles y la N-320 sin pasar junto al Hospital?

Suma y sigue. Pienso en aquella parcela que el Ayuntamiento cedió a la Confederación de Empresarios para hacer un centro de formación. ¿Cómo está el proyecto? ¿Cuánto tiempo tiene la Ceoe para empezar a mover tierras o dibujar planos antes de que revierta de nuevo en el Ayuntamiento? ¿La va a reclamar el Consistorio si se incumple el plazo? ¿Qué pasó con el Palacio de Justicia que se iba a hacer al otro lado de la A-2, en sectores que, por cierto, tampoco tienen la conexión completa?

¿Y qué pasa con la Prisión Provincial? ¿Ha paralizado el Estado central su venta gracias a las gestiones que anunció la presidenta de la Diputación Provincial, o simplemente no hay compradores?

En fin, son aquellas pequeñas cosas, que nos dejó un tiempo de rosas, que diría Serrat, y que nos hacen a veces pensar en lo cándidos que fuimos, en lo anestesiados que estamos después de los golpes de la recesión. Y de pronto, después de meses sin noticias, algunos temas vuelven a los informativos, como la Ciudad de Transporte. O se abre un puente sobre la autovía, el de Salvador Dalí, con el que ya casi nadie contaba.

Apertura del puente de Salvador Dalí sobre la A-2, el pasado septiembre. // Foto: Ayuntamiento de Guadalajara

Apertura del puente de Salvador Dalí sobre la A-2, el pasado septiembre. // Foto: Ayuntamiento de Guadalajara

Saco a relucir el asunto porque este tipo de fenómenos extraños, la reaparición de las causas perdidas, es propicia en tiempo electoral. Es más, me gustaría que así fuera. No se trata de vender maquetas ni apuntar nuevas fechas, no. Pero sí conviene hacer balance de lo hecho y de lo malogrado, por parte de los que gobiernan, y saber si quienes aspiran a gobernar los descartan o los quieren retomar, al menos una vez que se den las condiciones económicas más favorables. No hablo de volver a prometer, sino de definir posiciones, de esbozar el proyecto de ciudad y de provincia que cada uno tiene en mente, a ser posible con los pies en la tierra.

Sería oportuno, por poner un último ejemplo, que planteáramos qué pasará con el Plan de Urbanismo de la capital en los próximos cuatro años. No trato de mentar la bicha -la vivienda- en casa del ahorcado por la burbuja, sino de retomar un debate, aunque sea para volverlo a aparcar. Si se calcula que hay suficientes viviendas y suelo industrial sin demanda para mucho tiempo, pues dígase. Si se piensa que no obstante hay todavía que ordenar urbanísticamente, aunque sea ajustando hectáreas o alturas, preparándose para el futuro, pues explíquese. Y si se considera por contra que el avance del POM es papel mojado y hay que “resetear”, que dirían los informáticos, admítase también a las claras.

Así que pido a los candidatos que, antes de sacar nuevos conejos de la chistera, se pregunten por algunos de estos proyectos, y los saquen del lado oscuro de la actualidad. De momento, vayan haciendo hueco en su agenda para un nuevo y pomposo anuncio de campus universitario, pero esta vez en “Las Cristinas”. Seguro que Cospedal lo hace no a mucho votar. Digo tardar.

Anuncios

Un pensamiento en “Fuera de agenda

  1. Cuando paso por dicho punto como tu Concha, me acuerdo de los Guateques que haciamos en la finca de mi amigo javi Hernandez y que posteriormente se utilizo como guarderia. En la puerta de entrada ponia ” VIRGEN DE LA PEÑA”, debido a que la familia de Javi era de Brihuega. Un día la familia recibio una carta en la que le expropiaban la finca. El nos reunio a los amigos de juventud y nos dijo: Si es por el bien de la ciudadania que me lo exporpien, con el dinero que le dieron y estipulaba la ley, nos invito a cenar. 12 años después la finca esta igual que cuando se la expropiaron y se lamenta” Para esto me expropian”. Seguro que pasaran otros 12 años y todo seguira igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s