El curioso caso del árbol desaparecido

La pasada semana el Ayuntamiento se afanaba en arreglar las baldosas sueltas en el Paseo de las Cruces.//Foto: Ana María Ruiz

La pasada semana el Ayuntamiento se afanaba en arreglar las baldosas sueltas en el Paseo de las Cruces.//Foto: Ana María Ruiz

Por Ana María Ruiz

Corría el mes de marzo del año 2015 en una pequeña ciudad del centro de España. Con la primavera recién estrenada y un fresco aroma en el ambiente, presagio del buen tiempo que estaba por llegar, la familia García se disponía a subirse a su utilitario en busca de un joven árbol con el que adornar su casita veraniega de La Alcarria. Tomaron rumbo a uno de los viveros que salpican La Campiña y, una vez allí, descubrieron con tristeza que no disponían de tan bello ornamento vegetal, por lo que decidieron probar suerte en otros dos centros de jardinería de la provincia, donde también obtuvieron la negativa por respuesta. Continuaron camino hasta el mayor productor de plantas de exterior de la comarca y allí comprobaron que se repetía este curioso caso: no disponían de árboles ornamentales. La familia García no salía de su estupor, ¿cómo era posible que a las puertas de la primavera, la estación de las plantaciones por excelencia, no quedase un solo árbol en los viveros de Guadalajara.

El misterio del árbol desaparecido quedó solucionado cuando un operario, curtido por el sol, las manos rudas de jardinero y años de experiencia acumulados en su dolorida espalda, les explicó que el motivo de la falta de árboles ornamentales no era nada más y nada menos que… ¡¡¡las elecciones!!!!

¡¡¡Aaargggggg!!!! Se acabó el misterio. Se acabó la magia del relato de detectives de los años 30. Los García se dieron de bruces con la realidad. Los grandes centros de jardinería se habían quedado sin determinadas especies de árboles porque, en palabras del trabajador del vivero, los ayuntamientos habían triplicado sus pedidos por la proximidad de la cita con las urnas.

Creo que, a estas alturas de la película, los únicos que parecen no hacerse dado cuenta todavía de que algo está cambiando en este país y en esta provincia son los directores de campaña de los partidos, llamémosles, tradicionales. Estos dirigentes siguen empeñados en utilizar técnicas de campaña que los españolitos ya no están dispuestos a aguantar con las mismas tragaderas de años atrás, quizá porque esta larguísima crisis ha acabado con su paciencia. Eso de inaugurar por inaugurar, arreglar en dos meses lo que se debería haber arreglado en cuatro años, presentar proyectos y maquetas, poner primeras piedras, descubrir placas conmemorativas y adornar los parques y rotondas como si no hubiera un mañana ya no nos sirve. Porque los ciudadanos de a pie se han cansado de que les engañen, de que les traten como a niños de teta que no saben discernir la verdad de la mentira, de que les vendan humo y de no sentirse protagonistas de la vida de sus pueblos y ciudades más que unos meses antes de las elecciones. Sin embargo, ahí continúan ciegos los aparatos de los partidos y los medios de comunicación a su servicio, empeñados en tratarnos como a idiotas.

Esta semana me he dedicado a repasar las distintas secciones de Notas de Prensa del Partido Popular, que acapara el poder en las principales instituciones de Guadalajara, cuya actividad mediática, tanto en el Ayuntamiento como en la Junta y en la Diputación, se ha multiplicado por cinco desde diciembre de 2014 hasta el día de hoy. He encontrado numerosos ejemplos de ese mal enfoque de lo que debe ser, en mi opinión, una buena campaña electoral. A saber, desde el Consistorio capitalino se han anunciado hasta 12 actuaciones, algunas en proyecto y otras ya en fase de ejecución: el parque Adolfo Suárez (que me pregunto qué falta hacía en una de las ciudades de Castilla-La Mancha con más zonas verdes por metro cuadrado); la Operación Asfalto (que, casualidades de la vida, este año se ha adelantado a la primavera y no se ejecutará en verano para causar los menores perjuicios al tráfico rodado), la Ciudad del Fútbol (un macro proyecto cuya ejecución total será muy difícil por no decir que imposible), la inauguración del Teatro Moderno (sin comentarios); las obras del casco histórico (que han terminado por agotar la paciencia de comerciantes y hosteleros del centro); el cambio de las líneas de los autobuses urbanos (consistente en ampliar los recorridos pero sin incrementar el número de coches ni de conductores); la inauguración del Centro de Familia del Cuartel del Henares (sin mobiliario dos meses después de su apertura y funcionando a medio gas), el Museo Francisco Sobrino (cuyas puertas, curiosamente, también se abrirán esta primavera); la adjudicación de la gestión de la Finca de Castillejos (vandalizada y abandonada a suerte durante años) y la inauguración del Centro Acuático de la capital. Por no hablar del anuncio o ejecución de otras obras menores en distintos barrios de la capital, que por su “dificultad” y presupuesto bien podrían haberse ejecutado hace muchos, muchos meses.

El concejal Jaime Carnicero, durante la presentación de la Operación Asfalto, que se adelanta a primavera.//Foto: Ayuntamiento de Guadalajara

El concejal Jaime Carnicero, durante la presentación de la Operación Asfalto, que se adelanta a primavera.//Foto: Ayuntamiento de Guadalajara

En cuanto a la Junta, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores Cospedal, esa hasta ahora ilustre desconocida por estas tierras, ha asistido a la celebración del Día de la Enseñanza, a la inauguración del Teatro Moderno y del Centro de Familia del Cuartel del Henares, a la presentación de proyecto del Parador de Molina de Aragón (el “Paradorcito”, diría yo) y ha anunciado la próxima presentación del nuevo Campus Universitario de la Universidad de Alcalá de Henares en Guadalajara en el antiguo colegio de Las Cristinas, que todo apunta a que simplemente será un protocolo de intenciones, al igual que el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid. Vamos, que pudiese dar la imagen de que esta señora se ha dejado la piel en Guadalajara a lo largo de toda la legislatura. ¡¡¡Ja!!!

Cospedal, abrazando a un molinés durante la presentación del proyecto del "Paradorcito".//Foto: JCCM

Cospedal, abrazando a un molinés durante la presentación del proyecto del “Paradorcito”.//Foto: JCCM

En fin, que todo se aplaza hasta el final, para dejar buen sabor de boca entre los potenciales votantes. Y me pregunto cómo son incapaces de darse cuenta de que lo que dejan es una brutal mala baba entre sus administrados.

Nuevos modelos. Los partidos tradicionales tienen que cambiar el chip. Una buena campaña en mi opinión pasaría por vender, no lo ya hecho o hecho tarde y a medias, sino vender actuaciones realizables, con plazos, presupuestos y proyectos serios. Vender a candidatos honrados, dialogantes y cercanos a la ciudadanía. Y, sobre todo, en decir la verdad: lo que se ha hecho bien, lo que se ha hecho mal, lo que se va a corregir. Porque lo que ha quedado claro tras los procesos electorales de las Europeas y las Andaluzas es que los ciudadanos no creen ya en su políticos “de cabecera”. Están buscando otros modelos de gobierno y de gobernantes, lo que se refleja en el crecimiento espectacular de los llamados partidos emergentes, que aún apenas sin programa, con candidatos desconocidos y sin necesidad de vender ninguna gestión son capaces de aglutinar el voto de los descontentos de uno y otro bando y también el de los nuevos votantes. Si estos partidos, con poco presupuesto y menos experiencia, son capaces de arrebatar el poder a fuerzas históricas, piensen ustedes qué hubiesen podido conseguir los políticos tradicionales si hubieran respondido de forma honesta y eficaz a la confianza que depositaron en ellos los ciudadanos una legislatura tras otra desde el comienzo de la Democracia en España.

Ocurra lo que ocurra el 24 de mayo, lo que está claro es que algo está cambiando, algo va a cambiar y a muchos les ha cogido desprevenidos porque no han aprendido absolutamente nada de su pretendida experiencia política. Ahora están avisados. Déjense de propaganda anticuada y así los García podrán comprar su arbolito para su finca de La Alcarria.

Anuncios

2 pensamientos en “El curioso caso del árbol desaparecido

  1. Hola Ana. Discrepo en algunos de sus planteamientos. yo creo que la clave de una campaña electoral está en decir lo que se pretende hacer, hacerlo y después explicar lo que se ha hecho. El haber realizado los proyectos y las obras en tiempo y presupuesto es algo que se valora y se debe decir al ciudadano. Para usted es algo anticuado, para mí es algo básico. Prometer, sin más, proyectos que se vayan a realizar es vender humo, y de eso el PSOE en Guadalajara ya nos ha dado más de una ración (el Fuerte, Francsco Aritio, el tranvía de Alique…), eso sí que es anacrónico. Oiga, a diferencia del PP a nivel nacional, en Guadalajara el PP de Antonio Román prometió una serie de obras y mejoras y las ha cumplido, en tiempo, forma y presupuesto, y eso fundamental para los ciudadanos porque saben que pueden confiar en este partido y este candidato.
    ¿Cercano? Antonio ha escuchado a todo aquel que ha querido expresarle sus preocupaciones, presencialmente, por correo electrónico y hasta por teléfono (todos los miércoles atendía el móvil de atención al ciudadano en el horario establecido). Es muy fácil criticar sin sentido pero los hechos están ahí y son irrefutables.
    Dices que las elecciones andaluzas nos han mostrado los nuevos modelo….. ¿El dar nuevamente, y van más de 36 años, el poder a la PSOE, el partido de los ERES, de los curso de formación, del “como no me voteis y ahagais que me voten vais a la calle”, el partido que ha sumido a Andalucía en el pozo del paro..¿eso son nuevos modelos?¿eso es modernidad e innovación?. A eso lo llamo yo pesebre y borreguismo.
    Te agradezco que semana a semana nos des tu opinión en temas de actualidad y nos permitas “discrepar” contigo.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s