Guía útil para el votante de izquierdas

Mesa electoral en un colegio de Guadalajara. // Foto: lacronica.net.

Mesa electoral en un colegio de Guadalajara. // Foto: lacronica.net.

Por Rubén Madrid Tal vez sea usted un votante de izquierdas despistado. Si usted tiene pensado votar al PSOE, puede pasar directamente al último párrafo o continuar leyendo por el simple placer de instruirse, pero entonces haga caso omiso del titular. Si, en cambio, usted es votante de izquierdas, pero no del PSOE, tal vez tenga un problema de confusión y aquí está el periodismo con vocación de servicio ciudadano para solucionarlo. Su desorientación, amigo votante de la izquierda radical, bolivariana, ecosocial, transformadora, o de esa izquierda que no es izquierda sino de ‘los de abajo contra los de arriba’, puede provenir del galimatías que se ha formado con los procesos de confluencia lanzados en todo el país a partir fundamentalmente de dos fenómenos: el éxito de Podemos en las Europeas del año pasado, que fomentó el sueño de muchos de aunar fuerzas con otras formaciones de programas tan próximos como IU o Equo, y la puesta en marcha de la candidatura barcelonesa de Guanyem, liderada por Ada Colau y emulada en muchos otros municipios. Guanyem que, por cierto, ahora es Barcelona En Comú. Ahora qué. En primer lugar, debe saber que casi ninguna de las iniciativas de confluencia y ciudadanas impulsadas en torno al verano se presentarán a las elecciones de mayo como se llamaban inicialmente. Muchos de aquellos guanyem, municipalias y ganemos son a estas alturas ‘ahoras’, ciudades ‘en común’ o municipios ‘por el cambio’.

Candidatos de Ahora Guadalajara, con su cabeza de lista, José Morales, al frente. // Foto: Ahora Guadalajara.

Candidatos de Ahora Guadalajara, con su cabeza de lista, José Morales, al frente. // Foto: Ahora Guadalajara.

Es lo que ha ocurrido con Ahora Guadalajara, la candidatura de confluencia impulsada tras una asamblea de julio en la plaza del Concejo y que cristalizó en la iniciativa ciudadana Ganemos Guadalajara, en la que inicialmente IU y Equo prestaban la fórmula jurídica a modo de coalición, aunque, en realidad, de esa percha se colgaban integrantes de movimientos sociales, militantes de estos dos y otros partidos y ciudadanos a título personal. Con todas sus dificultades, este movimiento del que ya hablamos en verano ha resultado un esfuerzo de confluencia bastante apañado, sobre todo si se compara con lo que ha sucedido por ahí. Lo que ha cambiado en todo el país, y hace unos días en Guadalajara, es el nombre, porque hubo un tipo con jeta, Julià de Fabián, que lo registró antes que nadie. Es decir, si usted estaba por la labor de votar a Ganemos, sepa que tendrá que meter en el sobre la papeleta de Ahora Guadalajara. Es el nombre adoptado finalmente –el mismo que en Madrid y en otras ciudades– porque Ganemos era una marca registrada por una plataforma llamada Hartos.org que jamás participó en las asambleas de Guadalajara y que sólo a última hora intentó medrar en la confluencia –si no chantajear, esgrimiendo su patente–. En algunas capitales de Castilla-La Mancha los procesos de confluencia se han ido al carajo por esta circunstancia y porque, todo sea dicho, IU de Castilla-La Mancha lo ha permitido. En Guadalajara se dio puerta a estos ‘hartos’ de temporada y la coalición finalmente está integrada también por Más de un Ciudadano, con candidatos de esta plataforma, de Equo, del círculo local de Podemos a título personal y, por supuesto, de IU. Alguien recordará, no obstante, que el candidato a la Alcaldía de Ahora Guadalajara, antes Ganemos, fue el perdedor de las primarias en IU. José Morales obtuvo menos votos que José Luis Maximiliano, que sin embargo se apartó de las votaciones abiertas para la nueva experiencia política. El perdedor allí fue ganador aquí, con un censo de votantes, eso sí, muy superior, que le hace estar más respaldado en esta victoria que desasistido en aquella derrota. La fórmula de Ahora será la que utilicen también en más de 40 municipios de la provincia. Ganemos o no Ganemos. ¿Nos olvidamos, por tanto, de Ganemos? No. Ganemos será el nombre con el que IU participará en las autonómicas. Y es el nombre de la marca con la que una candidatura de última hora, encabezada por José Bielsa, ha anunciado que se presenta a las elecciones a sólo 34 días de la convocatoria. No es una escisión fruto de desavenencias con la asamblea de confluencia puesta en marcha. Esta impostura, porque tiene todas las trazas de serlo, se aprovecha más bien del vacío de marca que ha dejado Ahora Guadalajara para intentar pescar en río revuelto.

El ganador de las Primarias en IU sí se presenta como Ganemos CLM. // Foto: clm24.es.

El ganador de las Primarias en IU sí se presenta como Ganemos CLM. // Foto: clm24.es.

El veterano dirigente de IU que la encabeza, que en los últimos tiempos ha flirteado con Podemos pero ahora se presenta con un nombre que Podemos tacha de marca blanca de IU, no sólo tendrá que resolver sus contradicciones personales sino que deberá explicar muy bien este paso al frente. El partido podría haberse llamado Jodemos, pero tiene menos tirón electoral que Ganemos. Por su parte, Izquierda Unida regional, que ha jugado sibilinamente con el nombre de Ganemos y con su alianza con la plataforma Hartos.org que parecía tenerlo en posesión, debe reflexionar muy seriamente, si sobrevive a este año electoral, sobre el modo en que su aparato ha zancadilleado –desde Toledo como en Madrid– los procesos de confluencia locales en su fase definitiva. Dicho lo cual, y volviendo a la guía para despistados: un votante coherente de IU en Guadalajara capital debería de votar a Ahora Guadalajara en las municipales, y no a Ganemos, pero sí a Ganemos en Castilla-La Mancha. En este caso, la tarea para IU empieza por explicar todo esto desde ya. El caso se parece mucho al de Madrid y lo explica con crudeza y sencillez Juanlu Sánchez en un artículo en eldiario.es: ‘IU-Ganemos: ¿dónde está la bolita?’ ¿Y los de Podemos? Podemos se presenta a las elecciones autonómicas (su candidato es José García Molina) pero no a las municipales. La negativa no es una decisión adoptada desde abajo, de manera autónoma por sus círculos –como podría presuponerse en un partido que se aparta de la vieja política– sino por imperativo de la cúpula. Si Iglesias dijo “no”, sencillamente es que no, y no hay más que hablar. Ahora bien, Podemos no ha parado de intervenir (unas veces) y de interferir (otras) en procesos de confluencia municipales, por ejemplo promoviendo agrupaciones locales en vez de otras fórmulas más operativas y que, además, tendrían la virtud de sumar apoyos para las diputaciones.

García Molina es el candidato a la Presidencia de la Junta por Podemos. // Foto: www.lacerca.com.

García Molina es el candidato a la Presidencia de la Junta por Podemos. // Foto: http://www.lacerca.com.

La opción de la agrupación ha salido adelante por ejemplo en Cabanillas, con Vecinos por Cabanillas, que no coaliga con IU, pero da cabida a más vecinos y sigue el modelo que preferentemente establecía el partido en sus directrices. En Guadalajara, pese a todo, ha primado el objetivo de sumar esfuerzos para desalojar al PP de la Alcaldía. Esta coherencia mostrada hasta ahora por la dirección arriacense ha decantado su posicionamiento hacia la participación en Ahora Guadalajara, sumando con IU y con el resto. Ahora bien, el respaldo no se traduce de momento en un apoyo decidido y expreso, que está por decidir por votación en los próximos días. En Cuenca, en cambio, Podemos ha establecido su marca blanca municipal con el proyecto ‘Cuenca Sí Puede’; y en lo que nos toca más de cerca, en Alovera, ha anunciado una coalición tan clásica como inaudita según sus parámetros, un Podemos+IU, que concurre como Ahora Alovera en una encarnación del sueño que originariamente tomó forma después de las Europeas y que los siempre complejos laberintos de la confluencia han ido truncando por toda esta España plural y su izquierda empeñada siempre en hacer un pirueta más difícil todavía. Pero entonces, ¿Podemos ha estado en Ganemos, que ahora es Ahora? No participa de la coalición, pero sí de las asambleas que son el órgano donde se toman las decisiones. Desde Madrid, la pujante formación ha puesto mecanismos que impiden que los miembros de sus consejos locales estén en las listas de confluencia, pero lo cierto es que algunos de ellos están colaborando activamente en el proyecto y que en Guadalajara el número 5 –por no ir más lejos– no oculta que es también integrante del círculo de Podemos.

Los socialistas Bellido Page, Jiménez y Esteban, durante la última visita a Guadalajara del candidato a las autonómicas. // Foto: PSOE - Facebook de Daniel Jiménez.

Los socialistas Bellido Page, Jiménez y Esteban, durante la última visita a Guadalajara del candidato a las autonómicas. // Foto: PSOE – Facebook de Daniel Jiménez.

¿Y a quién votan los electores de Ahora en las regionales? Si quieren mantener un voto coherente, deberían buscar ese espacio de convergencia a la izquierda del PSOE. El problema más bien es que el intento, que impulsó en su día ATTAC de Albacete, se ha quedado por el camino. En primer lugar, porque Podemos sí se presenta a las autonómicas con su propia marca. Y, sobre todo, porque tampoco hay un Ahora Castilla-La Mancha, sino un Ganemos Castilla-La Mancha, aquí sí, pero que a diferencia del que había en Guadalajara no integra a todos, sino que es más bien la marca blanca de IU, a la que suma a los verdes, a quienes no hay que confundir con Equo, unos de los que han salido espantados del proceso regional. De hecho, el ganador de las primarias de IU en la región, Alejandro Ávila, sí es esta vez el candidato a la Presidencia de la Junta por Ganemos, oficialmente Ganemos-Los Verdes-Izquierda Unida. A este nivel de enredo llegan las cosas.

Representantes de Equo en Castilla-La Mancha. // Foto: Facebook Equo.

Representantes de Equo en Castilla-La Mancha. // Foto: Facebook Equo.

Equo/Ecolo. Entre los mencionados en la ‘espantá’ está Equo. La formación que lidera a escala estatal el activista Juan López de Uralde ha impulsado la marca electoral en la región de Ecolo, un partido instrumental para buscar la confluencia con otras formaciones políticas y movimientos sociales. Pero en Guadalajara nadie votará a Ecolo, porque en las municipales Equo ya ha tomado parte –muy activa, por cierto– del proceso que culmina en Ahora, aunque sus candidatos han salido mal parados de las primarias: son los números ocho y once. Su estrategia a escala regional pasa, en cambio, por su apoyo a Podemos, después del fracaso del proceso de confluencia en Ganemos. ¿Quiere esto decir, entonces, que Equo o Ecolo se suma en coalición a los de Iglesias en Castilla-La Mancha? No es así exactamente, porque la decisión de la formación ecologista llegó tarde a estas  primarias y ningún candidato de Equo integra las listas de Podemos. El apoyo es la manera en que orientan a sus votantes para las autonómicas y cabe suponer que su posicionamiento en campaña.

Aqui les dejo este croquis hecho a mano, por si les sirve para desenredarse.

Aqui les dejo este croquis hecho a mano, por si les sirve para desenredarse.

En estas elecciones además de votos en blanco y nulos habría que computar los confusos. A estas alturas es evidente que hay una sobreabundancia de proyectos que intentan imponer su fórmula entre el electorado que apuesta por unas políticas de izquierdas alternativas al PSOE. Por cierto, no se me hayan despistado: el candidato local socialista es Daniel Jiménez y el regional, Emiliano García-Page.  Aquí no hay mucho más que explicar. Ahora bien, esta guía ya no responde de con quién tiene previsto almorzar José Bono.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s