El 1º de Mayo y la recuperación del papel de los sindicatos

Enrique Alejandre, durante la reciente presentación de su último libro, Un siglo conflictivo, en la biblioteca de Dávalos. // Foto: Rubén Madrid

Enrique Alejandre, durante la reciente presentación de su último libro, Un siglo conflictivo, en la Biblioteca de Dávalos. // Foto: Rubén Madrid

*Por Enrique Alejandre Torija

El Día Internacional de los Trabajadores se celebró por primera vez en Guadalajara el día 1 de mayo de 1901, organizado por el sindicato de albañiles de la Unión General de Trabajadores. Luis Cordavias, redactor de Flores y Abejas, envió esta crónica al diario madrileño El Imparcial del que era su corresponsal en Guadalajara:

“Para celebrar la fiesta del trabajo se han reunido a las diez de la mañana en el paseo de la Concordia multitud de obreros que, en manifestación pacífica, se han dirigido al gobierno. Allí han entregado un mensaje para los poderes públicos. La cordura de los obreros ha merecido elogios de todas las clases sociales. En el Ateneo se celebra esta noche velada”. ( El Imparcial, 2-5-1901)

El mensaje reivindicaba la jornada de ocho horas, y su texto fue publicado al día siguiente en el semanario romanonista La Crónica:

“Sociedad de albañiles de Guadalajara:

Excmo. Sr. Esta sociedad da a V.E. las más expresivas gracias, por la bondad con que ha atendido nuestra humilde petición y suplicamos a V.E. en este día para que recabe de los poderes públicos la forma de mejorar en lo posible la situación tan aflictiva por que atraviesa esta clase tan desgraciada como honrada. Nuestra petición se reduce a que sea una ley la jornada normal de ocho horas de trabajo en todo tiempo con el fin de quitar el contingente de obreros parados que hay la mayor parte del año. Gracia que no dudan en alcanzar de la benevolencia y justicia recta de V.E. Dios guarde a V.E. muchos años.

Guadalajara 1 de Mayo del año 1901. Por la Sociedad, la Comisión. Ignacio Aragonés, Pedro Wandelmer, Nemesio Castillo, Juan Bautista López. Excelentísimo Sr. Gobernador de la provincia.”

Manifestación obrera en Guadalajara, en el año 1918

Manifestación obrera en Guadalajara, en el año 1918

Hasta la instauración del régimen franquista, la celebración del Primero de Mayo era uno de los acontecimientos más importantes que se vivían en Guadalajara durante el año. Sin ser fiesta oficial hasta la llegada de la II República, la clase trabajadora de Guadalajara, acompañando a la de todo el estado español, paraba sus trabajos ese día y en manifestación multitudinaria recorría las principales calles de Guadalajara, para finalizar con la entrega de las reivindicaciones más sentidas, aprobadas en asamblea, al gobernador civil de la provincia. Para preparar la jornada de lucha se organizaban reuniones, se confeccionaban pancartas, banderas, y se repartían hojas llamando a la asistencia. No faltaba ese día un acto de propaganda donde dirigentes locales de la UGT y otros venidos para ese fin desde Madrid, avivaban con su oratoria el sentido de pertenencia de clase y el espíritu de lucha a los obreros de Guadalajara. La jornada terminaba con excursión a la Alaminilla o a la Fuente de la Niña, donde comían reunidas las familias de los trabajadores.

Posteriormente, bajo la dictadura del general Franco, se hicieron reuniones clandestinas y “siembras” de panfletos con reivindicaciones salariales y democráticas por los pioneros de Comisiones Obreras en Guadalajara y otros militantes de izquierda, en el intento de mantener vivo el espíritu reivindicativo de la fecha.

Manifestación

Imagen de una reciente manifestación del 1 de Mayo en Guadalajara / Foto: La Crónica

Piquete en el polígono del Henares, en la última huelga general de marzo de 2012

Piquete en el polígono del Henares, en la última huelga general de marzo de 2012

En nuestros días hay que admitir que el Día del Trabajador ha perdido mucho de su carácter, y dista bastante de ser aquella jornada de lucha que antaño se preparaba a conciencia. Hoy se ha convertido en una celebración ritual con muy poco contenido, sin reivindicaciones concretas, lo cual no anima a la participación, por lo que la mayoría de los trabajadores, ante este panorama, optan por no desperdiciar un día de campo. Y ello tiene mucho que ver con el estado actual de las organizaciones sindicales más representativas, UGT y CC.OO. (sin olvidar al resto de sindicatos), que a lo largo de los años del “régimen del 78” han llevado a cabo una política cada vez más complaciente con la patronal y los gobiernos, manteniendo una postura de “clamoroso” silencio ante la política de recortes del PP desde la huelga general de 2012, a la par que un creciente proceso de burocratización y financiación a cargo del Estado, lo que les ha hecho perder una gran parte de su credibilidad y capacidad de movilización, así como gran número de afiliados. Para colmo aparecen implicados en los casos de corrupción de los EREs de Andalucía, en el de Villa en Asturias, o las “tarjetas black” de Bankia.

El pacto firmado hace unos meses por UGT y CC.OO. con el gobierno del PP sobre las “ayudas” a los parados de larga duración, cuando este está en sus horas más bajas, termina por hacer buenas las palabras del revolucionario marxista León Trotsky, quien a mediados de los años 30 del pasado siglo, afirmaba que en época de crisis los sindicatos tendían a fusionarse con el estado capitalista.

Multitudinaria asamblea en la Plaza Mayor, el 20 de mayo de 2011. // Foto: AcampadaGuada.

Multitudinaria asamblea en la Plaza Mayor del movimiento del 15-M. // Foto: AcampadaGuada.

Como no podía ser de otra manera, el ambiente crítico y el descontento, especialmente dentro de CC.OO., es cada día mayor. Lo cierto es que el comportamiento de buena parte de las bases sindicales es muy distinto del de su dirección. Mientras las direcciones sindicales han optado por una postura pasiva y colaboracionista, ante los ataques del gobierno y la patronal, miles de trabajadores y sindicalistas han manifestado su rechazo a esta política, con su participación en las Marchas de la Dignidad, las Marchas Ciudadanas, incluso el 15M, las luchas del profesorado en Baleares, en la huelga de la limpieza viaria en Madrid, en Panrico, Coca Cola, Navantia…

Este proceso de diferenciación entre los afiliados y la dirección del sindicato tiende a profundizarse en medio de la crisis económica, y lo veremos acrecentarse en los próximos meses y años. No es casual que en este escenario haya surgido la corriente crítica “Ganemos CC.OO.” , que agrupa al día de hoy a mas de 1.500 adherentes de todas las ramas y territorios del Estado y cuyo objetivo no es otro que la recuperación de las señas de identidad de CC.OO., como el sindicato de clase, combativo, democrático y asambleario que fue en sus orígenes.

La tan traída y llevada recuperación económica, que el gobierno del PP magnifica por todos los medios a su alcance, no parece que a día de hoy haya llegado a las familias obreras. Esto debería ser motivo más que suficiente para que el Primero de Mayo de este año fuera el de la recuperación del papel de los sindicato,s que no es sino el de organizar la lucha de los trabajadores. Los sindicatos no son solo sus dirigentes, son ante todo los centenares de miles de trabajadores que los forman. Son patrimonio de la clase trabajadora que durante generaciones los levantó con enormes sacrificios. En una situación como la que sufrimos los trabajadores, los sindicatos son más necesarios que nunca. A pesar de nuestro descontento, lejos de abandonarlos, debemos volver a participar en ellos para transformar la apatía y la decepción en una fuerza organizada que impulse la lucha por la defensa de nuestros intereses de clase.

Portada del libro Un siglo conflictivo, de Enrique Alejandre* Enrique Alejandre Torija (Madrid 1956) vive en Guadalajara desde los 14 años. Desde su juventud ha sido militante de organizaciones de izquierdas, y actualmente es miembro del Consejo Político de Izquierda Unida, delegado de la sección sindical de CC.OO del CAMF-Imserso -donde trabaja- y miembro de la corriente marxista que se agrupa entorno al periódico “El Militante”. Alejandre es un estudioso de la lucha de clases en nuestra provincia. En el año 2008 publicó El movimiento obrero en Guadalajara 1868-1939, editado por la Fundación Federico Engels, que recorre siete décadas de organizaciones, reinvindicaciones, asambleas y huelgas en la provincia. En diciembre de 2014 publica su segundo libro, Un siglo conflictivo, en el que se remonta a una época anterior, el periodo entre 1719 a 1823, abordando la conflictividad en las fábricas de paños, la Guerra de la Independencia, los motines y el bandolerismo desde la perspectiva de las clases humildes. El libro, editado por la misma Fundación, se ha presentado recientemente en la Biblioteca en Dávalos y en el centro San José. Alejandre ha publicado numerosas colaboraciones sobre este tema en prensa local y regional, y continúa investigando sobre la lucha obrera en Guadalajara, ahora en la etapa del Franquismo.

Anuncios

Un pensamiento en “El 1º de Mayo y la recuperación del papel de los sindicatos

  1. Interesante articulo, que pone los puntos sobre las “ies” o más bien sobre las C.C y las O.O..en el que atisbo un fogonazo de autocrítica, sobre la realidad de lo que representan los sindicatos y sobre todo ciertos dirigentes como el de Rodiezmo…o, los que integran los Consejos, como en Bankia, por no recordar a algunos del “aire acondicionado” de nuestra ciudad… Mientras, gente honrada, con principios, con valores son ejemplo digno de admiración de muchos conocido. Uno de ellos es Enrique Alejandre quien, en su faceta de investigador e historiador, aporta estudios y datos inéditos sobre la clase trabajadora que no siempre o nunca ha ocupado la atención de los historiadores y mucho menos en Guadalajara donde únicamente los estamentos religiosos, nobles y aristócratas han merecido escritos sobre su vida y hacienda..cuando la realidad es que la historia, como las batallas, la hacen los trabajadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s