“Ya estamos a 30 de Abril cumplido”

Molina de Aragón se apunta a la tendencia de recuperar Los Mayos.

Molina de Aragón se apunta a la tendencia de recuperar Los Mayos.

Por Marta Perruca

“Ya estamos a 30 de Abril cumplido, alegraros damas que Mayo ha venido”. No hace tanto, las tradiciones de nuestros padres y abuelos parecían tener cierto olor a rancio y trasnochado y ahora, sin embargo, parece que todo “lo de antes” vuelve a estar de moda  y ya nadie se siente fuera de onda si lo que toca es desempolvar del arcón la falda de fieltro rojo y el corpiño o enfundarse la enagua y los pololos, para arrancarse con esas tonadas populares que los mozos cantaban en la víspera del 1 de mayo.

Y en esas estamos hoy, 30 de abril, porque una serie de colectivos de mi pueblo, Molina de Aragón, (Las Lunares, la Asociación de Jubilados y su coro, el Centro de la Mujer y el Aula de Música) se han propuesto recuperar, si no el espíritu de esta tradición, al menos sí su música, y han convocado un año más a todo aquel que lo desee en los jardines de los Escolapios, para recorrer las plazas de la ciudad cantando las canciones tradicionales de esta festividad.

Claro, que no se trata de dar marcha atrás en el tiempo, para recuperar esas costumbres tal cual se dejaron, porque en plena era de las nuevas tecnologías, de Internet y del whatsapp  resultaría casi absurdo.

Al menos en mi pueblo, los Mayos han resurgido con cierto aire vintage, no tanto como una fiesta solo de mozos, sino de todo aquel que quiera pasar un rato agradable recordando las canciones de entonces, por lo que todo lo relacionado con el cortejo, pasa a un segundo plano. Se podría decir que esas tradiciones recuperadas han perdido la funcionalidad social que tenían antaño, para resurgir con otras distintas adaptadas a los nuevos tiempos.

Muchos pueblos de la provincia, como Pastrana, celebran estos días la fiesta de los Mayos. // Foto: www.guadaque.com

Muchos pueblos de la provincia, como Pastrana, celebran estos días la fiesta de los Mayos. // Foto: http://www.guadaque.com

Y es que, de un tiempo a esta parte, cada vez es más común que los pueblos de nuestra provincia, y del resto de España, recapitulen en su intrahistoria para rebuscar, en ese folclore vencido por la modernidad, unas fiestas que no solo sirvan para reforzar su identidad, también para mejorar la convivencia entre los vecinos, o incluso como reclamo turístico.

De esta manera, se han recuperado botargas, mascaritas o vaquillones, danzas y cantos populares e incluso antiguas labores como el arte de los bolillos o el ganchillo, que antes nos parecían cosa de nuestras abuelas.

Pero no sólo en lo que respecta a las fiestas populares, ahora también afloran agricultores en nuestra huerta que apuestan por cultivar de la misma manera que lo hicieron sus abuelos, a lo mejor no tanto en cuanto a las técnicas, que tampoco es que hayan variado demasiado, pero sí en lo que se refiere al uso de abonos, insecticidas y fertilizantes y con simientes libres de transgénicos, porque al parecer, todo eso que mejora la productividad resulta ser bastante nocivo.

Y surgen empresarios que abren negocios que, paradójicamente, buscan diferenciarse con las cosas de antes, como por ejemplo, las recetas y las técnicas antiguas de hacer pan, porque aunque son más laboriosas, el producto final es de una calidad infinitamente superior. De esta manera, la palabra “artesanal” o “tradicional” actúa como un poderoso refuerzo y adquirir artesanía tiene para nosotros un valor añadido muy importante.

Ahora salimos de vacaciones y, a menudo, no nos basta con mojarnos el culo en la playa, por lo que nos reservamos unos días para ir a la montaña, a ser posible, a un alojamiento rural con encanto y aire rústico, que gana puntos si se trata de una casa de pueblo antigua restaurada.

Quizá todo ello se deba a que la modernidad nos ha puesto sobre aviso de que las cosas que en un tiempo se vendieron como mejores, porque significaban el “progreso”, realmente no lo eran tanto. Vivimos décadas avanzando, supuestamente, por el camino del progreso, desechando todo aquello que al “progreso” le parecía anticuado. Abandonamos nuestros pueblos para marcharnos a vivir a colmenas de cemento en las ciudades; sustituimos el campo y la pequeña industria rural por las cadenas de montaje y las profesiones liberales; comenzamos a alimentar al ganado con piensos y a invadir el campo con productos tóxicos, simplemente, por que mejoraban la productividad y cerramos nuestros comercios tradicionales: la sastrería, la mercería, etc. para sustituirlos por los grandes almacenes, donde todo se fabrica en cadena.

El progreso ya está aquí y, admitámoslo, no ha mejorado demasiado nuestras vidas: Sí, es cierto que tenemos un montón de aparatos que nos facilitan la realización de ciertas labores, pero no nos hacen más felices y, además, se estropean cada dos por tres. Por la contra, la mayoría de nosotros vivimos en bloques de pisos en los que no conocemos ni al vecino de en frente; nos alimentamos de veneno y respiramos un aire contaminado; consumismos ropa y enseres fabricados por mano de obra barata que trabaja de manera precaria y en condiciones indignas y nuestra vida laboral está marcada por el estrés. No es extraño que en muchos sentidos nos hayamos dado cuenta de que eso del progreso y la modernidad tenía una pequeña parte positiva y mucho de engañifa, e intentemos recuperar ahora la calidad de lo de antes.

Y en esas estamos, rebuscando en el viejo arcón el traje de serrana, porque es 30 de abril cumplido y varios colectivos se han animado a recuperar el ambiente musical de la Fiesta de los Mayos.

Mañana, llegará puntual a su cita la festividad del Primero de Mayo, cuando se celebra el Día Internacional de los Trabajadores, aunque entonces nos tocará lamentarnos de que, al menos en lo que se refiere a los derechos de los trabajadores, también exista la tendencia de volver a lo de antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s