El gran barrizal

Una de las piscinas que han de sortear los usuarios para acceder al Centro los días de lluvia.//Foto: Ana María Ruiz

Una de las piscinas de han de sortear los usuarios para acceder al Centro los días de lluvia.//Foto: Ana María Ruiz

Por Ana María Ruiz

En esta primavera de manual que igual nos sorprende con días espléndidos de sol y brisa que con otros de lluvia intensa, vuelve a salir a la luz un viejo problema que vienen padeciendo los usuarios y trabajadores del Centro de Salud de Los Manantiales de la capital. Desde hace la friolera de diez años, están reclamando la habilitación de la parcela colindante como aparcamiento debido a las graves dificultades de estacionamiento que existen en un barrio ya de por sí saturado de vehículos.

En el momento mismo de su inauguración a manos de José María Barreda allá por el mes de julio de 2005, el que debería haber sido un gran proyecto nacía cojo y, a día de hoy, nadie ha puesto solución a esa cojera a pesar de que han sido muchas las promesas realizadas por los dos partidos políticos que han ostentado el poder en el Ayuntamiento y la Junta a lo largo de la década trascurrida desde la construcción del Centro. PP y PSOE han tenido en su mano la adopción de medidas y, sin embargo, han mirado hacia otro lado.

Al problema del aparcamiento hay que sumar el enorme barrizal en que se convierte los días de lluvia la citada parcela, uno de los accesos peatonales más utilizados por los vecinos que acuden al recinto, quienes han de pertrecharse de botas de agua e impermeable si no quieren llegar a la consulta llenos de barro hasta las orejas después de atravesar las enormes piscinas que se forman en la zona a poco que caen dos gotas. O bien agenciarse una moto de trial para sortear los desniveles que presenta el terreno. Subidas y bajadas imposibles para personas mayores, con movilidad reducida, discapacitados y cochecitos y sillitas de bebé.

Y dirán ustedes que se trata de un problema doméstico que afecta tan sólo a los vecinos de Los Manantiales, que no son pocos. Sin embargo lo padecen cerca de 100.000 usuarios, ya que este Centro de Salud presta servicio también a los barrios de La Estación y La Chopera y, lo que es más grave, desde 2007 es el único servicio de Urgencias de Atención Primaria con que cuenta la ciudad en horario de doce de la noche a nueve de la mañana. Por tanto, acuden a él los vecinos del resto de áreas de salud de la capital y de otras diez localidades del entorno. Pero además, desde mayo de 2013 alberga cinco de las seis consultas de Ginecología y Tocología que anteriormente se ubicaban en El Ferial y cuenta con un área de Salud Bucodental a la que acuden también pacientes de El Balconcillo y de otros núcleos de población de La Alcarria y La Campiña. Miles de usuarios, por tanto, que se las ven y se las desean para encontrar un lugar en el que aparcar en las cercanías del recinto o que han de circular por una parcela intransitable. La opción del transporte público tampoco era ni es atractiva, ni cómoda, ni útil, ya que con la modificación de las líneas de autobuses realizada por el PP sólo se cuenta con las líneas 4 y 5,-cuyo recorrido no es accesible a numerosos vecinos de la ciudad y con parada en la zona trasera del Centro de Salud y en la plaza de Los Manantiales, bastante alejada del mismo- y la circular C2 -con una parada junto al recinto, totalmente vandalizada y en pleno barrizal-.

La única parada de autobús que existe junto al Centro está situada en pleno barrizal y está vandalizada.//Foto: Ana María Ruiz

La única parada de autobús que existe junto al Centro está situada en pleno barrizal y está vandalizada.//Foto: Ana María Ruiz

Aparcamiento improvisado. La parcela en cuestión tiene una superficie de 4.800 metros cuadrados, 4.500 de los cuales son de titularidad municipal y 300 propiedad de la Junta de Comunidades. Durante años ha sido utilizada como aparcamiento improvisado para vehículos particulares y ambulancias. Sin embargo, en marzo del pasado año el alcalde, Antonio Román, impidió su uso mediante la instalación de una valla y de bolardos alegando que suponía un peligro para los peatones y para el tráfico en la calle Julián Besteiro.

El PSOE, con Magdalena Valerio a la cabeza, solicitó en el pleno municipal de abril de 2014 la construcción de un aparcamiento gratuito en la zona. Obtuvo la negativa por respuesta. El concejal de Tráfico, Armengol Engonga, aseguraba entonces que según un informe encargado a una consultora, en un radio de 100 metros en torno al Centro de Salud existen 227 plazas de aparcamiento a disposición de los usuarios. Se nota que el señor Engonga no vive en el barrio. Por mucho estudio que exista a mí no me cuadran las cifras y más teniendo en cuenta que las calles aledañas están pobladas de unifamiliares y salpicadas de vados permanentes pertenecientes a los garajes de estas viviendas. Si una persona acude a Urgencias y busca un lugar en el que estacionar su vehículo a buen seguro que tendrá que salir de estos 100 metros a los que alude Engonga y aparcar en una calle bastante más alejada del recinto sanitario. Y si uno acude a Urgencias es porque está enfermo o acompaña a un enfermo, que no creo que tenga ánimos para darse una vueltecita turística por el barrio.

Se ponga como se ponga el joven concejal, el problema persiste. Y se ha agravado más si cabe ya que a las personas que acuden al centro sanitario hay que sumar ahora las que lo hacen al Centro de Familia del Cuartel del Henares, recientemente inaugurado por la presidenta regional, María Dolores Cospedal. Recordemos que este nuevo recurso municipal acumula un buen número de servicios que hasta ahora se venían prestando en el CMI de Aguas Vivas y además oferta otros nuevos para todos los vecinos de la capital. Es decir, que en una misma calle se han concentrado dos recursos socio-sanitarios que suman cientos de usuarios pero no se ha solucionado el asunto del aparcamiento. El alcalde ha anunciado recientemente que el Ayuntamiento va a acometer la construcción de un parque en la parcela, a la que también se va a dotar de plazas de aparcamiento. Eso sí, no ha aclarado cuántas, si serán públicas o privadas, en superficie o subterráneas. Miedo me da ese afán que le ha entrado a Román por privatizar el subsuelo de Guadalajara.

La parte trasera del Centro de Familia recién inaugurado también tiene su propio barrizal.//Foto: Ana María Ruiz

La parte trasera del Centro de Familia recién inaugurado también tiene su propio barrizal.//Foto: Ana María Ruiz

Ha tenido que pasar un año y se han tenido que convocar elecciones para que se vislumbre una posible solución. Y digo posible porque, con las urnas a la vuelta de la esquina, las promesas huelen a humo. A este paso y a la vista de que ni el PP ni el PSOE han sido capaces de echar una capa de asfalto en una parcela pública, el asunto del aparcamiento del Centro de Salud de Los Manantiales va camino de enquistarse tal y como ocurrió con el del Hospital Universitario.

Un ejemplo más de la ineficacia y la desidia con que las administraciones abordan determinadas cuestiones en apariencia menores que, sin embargo, son de vital importancia para los ciudadanos de a pie, los que pagamos nuestros impuestos y los que, al final, tenemos que seguir enfangándonos en un barrizal mientras otros se pasean por aterciopeladas alfombras rojas.

Anuncios

Un pensamiento en “El gran barrizal

  1. Yo no sé qué harán en ciudades como Madrid donde los centros de salud no tienen aparcamiento, donde los hospitales no tienen aparcamiento gratis al lado, etc. ¿Que no hay aparcamiento cerca del centro de salud? Lo que no lo hay es en la puerta para todos, pero cerca lo hay, la calle Buenafuente suele estar vacía, la calle Camilo José Cela lo mismo. ¿ Que no hay plazas en un radio de cien metros? Camine 200, estarán muchas vacías. 200 metros se tardan en caminar menos de cuatro minutos. Que se habilita la parcela como aparcamiento, perfecto, pero se enfoca mal el problema, o se exagera, porque no todo el que acude al centro va de urgencias, no todo el que acude al centro está incapacitado para andar, sino que esos serán los menos, y para esos se deberían garantizar las plazas más cercanas (veríamos luego si los otros usuarios las respetan, igual que se ve lo mucho que se respetan las de minusválidos), pero el resto de la gente puede perfectamente caminar 3 minutos, o 4, o hasta 5. ¿Dónde aparca la gente del centro de salud de Cervantes? ¿Dónde aparca la gente del centro de salud de la Avenida del Ejército? ¿Dónde aparcas si tienes que ir, por poner un ejemplo, de visita al Gregorio Marañón?Esta fiebre que ha entrado en Guadalajara de que todo lugar debe obligatoriamente tener plazas de aparcamiento para todos en la puerta es absurda por el simple hecho de que es irrealizable. En cualquier otra ciudad el suelo sería un bien preciado y no se lapidarían parcelas completas en plazas de aparcamiento habiéndolas de sobra a tan solo unos minutos a pie.

    Por último, la gente no está obligada a caminar por ningún barrizal, que yo sepa, hay aceras alrededor del centro de salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s