La otra campaña electoral

María José Establés.

María José Establés.

Por María José Establés *

Saludos y sonrisas, buenas palabras, fotografías entrañables, programas electorales, carteles, furgonetas con megafonía, globos, balones y hasta palomitas de maíz. En toda campaña electoral que se precie no pueden faltar estos clásicos. Durante dos semanas, vivimos una situación anómala donde a los ciudadanos se nos hace creer que somos importantes. Durante estos días, los partidos políticos nos convierten en su público objetivo, con el que se debe contar (para ir a mítines, para montar en bicicleta, para visitar a personas mayores,…) y al que van destinadas sus promesas electorales. Como saben, la realidad es que este espejismo se desvanece muy pronto, tan solo unas horas después de conocer los ansiados resultados en las urnas.

Estas acciones y/o actividades de una campaña electoral, son las que se refieren, digamos, a las de a pie de calle, las que podemos vivir cuando salimos de casa y paseamos por el centro de la ciudad o las que nos topamos cuando vamos a comprar el pan a la tienda del barrio. Sin embargo, hay otra campaña electoral que para muchos ciudadanos puede pasar desapercibida. Se trata de la campaña digital. Seguramente muchos lectores de El Hexágono pueden pensar, y no les falta razón, que ya solo lo que les faltaba por leer y aguantar es a los partidos políticos en Internet, y en particular en las redes sociales.

En la ciudad de Guadalajara las campañas políticas en red si bien echaron a andar en 2007, no fue hasta 2011 cuando comenzaron a tener una tímida presencia en redes sociales, principalmente a través de Facebook y Twitter. Hace cuatro años me lancé a analizar a algunos de los partidos políticos y a intentar dilucidar hasta qué punto están interesados en interactuar con los ciudadanos a través de estos canales digitales. Aunque entonces comencé con ilusión y ganas esta tarea, que finalmente se tradujo en la redacción de una tesina y en la publicación de un artículo académico, debo reconocer que los resultados fueron muy desalentadores. Algunos consideramos que la política y la participación ciudadana deben ir de la mano, y que las herramientas digitales como las redes sociales, foros, blogs o plataformas de activismo político pueden ayudar a construir una sociedad más democrática y abierta a todo el mundo, donde cualquiera puede contribuir con sus dudas, preguntas y propuestas. Sin embargo, los resultados de ese estudio confirmaron mis sospechas iniciales: que a los partidos tradicionales no les termina de convencer esa idea.

Uno de los tuits del estudio.

Uno de los tuits del estudio.

Es por ello, que cuando he comenzado a analizar la campaña municipal de este año, me he tomado la libertad de hacer un “experimento” similar al que llevé a cabo hace cuatro años. Lo primero que he hecho ha sido seguir a todos los partidos que concurren a las elecciones en Guadalajara en las redes sociales Twitter y Facebook. Hay uno, Ganemos, del que o no he sido capaz de encontrar sus perfiles, o puede que no hayan creado ninguno. El resto (PSOE, PP, Ahora, PCAS, Vox, C’s y UPyD) tienen algunos perfiles creados para sus agrupaciones locales e incluso alguno para los candidatos a la Alcaldía.

Una vez hecho esto, he comenzado a leer cómo estos perfiles han ido interactuando durante esta semana con ciudadanos, con perfiles de candidatos, con trolls de distintos colores políticos (que hay muchos, por cierto) y con otros partidos.

Así, durante estos días me he encontrado algunas conversaciones de este tipo, por ejemplo. Lo que he percibido es que básicamente las conversaciones, por un lado, se retroalimentan con discusiones entre partidos, políticos y trolls, y por otro, en el caso de Twitter, las personas afines a un mensaje político determinado se dedican a retuitear los tuits que se mandan desde los perfiles oficiales (consignas electorales, promesas, etiquetas o hashtags creados para animar a un candidato determinado,…). Se echa de menos la interacción con ciudadanos que estén interesados en conversar con los candidatos y/o partidos. Esto último, también puede tener que ver con la falta de interés de la ciudadanía en conversar con los partidos y/o candidatos vía Twitter. Y creo que esa apatía debería preocupar y hacer reflexionar a los partidos y líderes políticos.

Es por ello, que me decidí a lanzar la segunda parte del “experimento”. Así, comencé a preguntar con mi perfil de Twitter, donde no oculto mi identidad, y se pueden leer públicamente todos los mensajes que mando a los distintos perfiles en Twitter de partidos y candidatos. Quiero recalcar esto porque cualquier persona puede comprobar perfectamente los tuits que he estado enviado esta semana. Mi objetivo era contrastar hasta qué punto los partidos y los candidatos están interesados en contestar a una persona que les mande un tuit. Así, me he encontrado con distintas respuestas y situaciones:

– Primera situación: no recibir ningún tipo de respuesta. Este fue el caso de los perfiles de Ciudadanos y su candidato a la Alcaldía, y también el del perfil de Vox. En este último caso, me ha sorprendido que no me contestaran, porque estoy segura que lo han leído ya que mis dos mensajes los han marcado como “favoritos”.

– Segunda situación: recibir una rápida respuesta. El tuit que mandé al candidato de Ahora Guadalajara, José Morales, fue respondido con tres tuits con un tiempo de respuesta menor a una hora. Si bien uno de los mensajes que recibí, una vez iniciada la conversación fue que el programa electoral estaba en fase de maquetación, realicé una pregunta similar al perfil oficial del partido, antes de recibir la contestación de Morales, en la que no me contestaron. Por otra parte, el perfil del Partido Castellano también contestó a mi pregunta, aunque me remitieron a su programa autonómico ya que todavía no tienen disponible el municipal.

– Tercera situación: a la segunda va la vencida. Eso fue lo que me ocurrió con los perfiles de los candidatos del PP y del PSOE y con el perfil de partido de UPyD. Hasta que no insistí por segunda vez, no recibí respuesta. En este caso, he de mencionar que en las páginas web de ambos candidatos y en la de UPyD se puede descargar el programa electoral en formato PDF.

Tras este “experimento”, me surgen varias reflexiones. Obviamente los partidos quieren convencerme para que les vote, al menos los que me han contestado, pero también tengo la sensación que algunas formaciones políticas están más centradas en que sus trolls o fanboys se dediquen a descalificar a sus adversarios políticos sin aportar un debate coherente e interesante. Aquí, creo que muchos ciudadanos, que quizá estén interesados en política, se desmarcan del debate en redes por la falta de sensatez de unos pocos. Creo que esto es muy triste y desalentador, pero no es algo made in Guadalajara.

En líneas generales, si cualquiera entra a echar un vistazo al ágora virtual de las redes durante estos días, principalmente Twitter, puede contrastar esto muy fácilmente. Por motivos de trabajo, he vivido en primera persona las elecciones generales de Reino Unido que se celebraron el pasado 7 de mayo. Allí he podido confirmar que esa sensación de impunidad que brinda el supuesto anonimato en Internet, y que algunos aprovechan para soltar a la bestia que llevan dentro, es igual en la Alcarria que en la campiña inglesa.

Salvando las distancias culturales y socioeconómicas entre Guadalajara y Reino Unido, la campaña electoral digital británica ha estado copada por trolls de todos los partidos, aunque también han brillado situaciones excepcionales y que se han convertido en un rayo de esperanza. Una iniciativa que ha tenido mucho eco por su visión positiva ha sido liderada por un grupo de jóvenes británicos que han creado un fenómeno de activismo político ajeno a las consignas marcadas por la cúpula de un partido. Creo que con acciones como estas, se comienzan a dar los primeros pasos para aprovechar una campaña electoral digital con fines participativos reales. No sé si en las próximas elecciones que se celebren en España lo podremos ver, pero si se tiene voluntad sí que es factible convertir las redes sociales, en especial Twitter y Facebook, en una excelente esfera pública para que los ciudadanos sean los protagonistas del debate político. ¿Vamos a desaprovechar esta oportunidad, o vamos a permitir que nos tomen en consideración solo dos semanas cada cuatro años?

* María José Establés es periodista y trabaja como personal investigador en la Universidad de Alcalá, donde está realizando su tesis doctoral sobre activismo fan digital. Acaba de volver de una estancia de investigación en la facultad de Comunicación de la Universidad de Bournemouth (Reino Unido). Ha escrito varios artículos de investigación sobre comunicación política digital, periodismo de proximidad y alfabetización audiovisual. Ha presentado varias ponencias en diversas universidades de España, Reino Unido, Finlandia, Portugal y Turquía. Además, desde el mes de febrero es la vicepresidenta de la Asociación de la Prensa de Guadalajara.

Anuncios

3 pensamientos en “La otra campaña electoral

  1. Pingback: Mi colaboración con El Hexágono de Guadalajara | Entre dos tierras

  2. Te sugiero que le eches un vistazo a las redes sociales del Ayuntamiento de Marchamalo. Lo mismo te encuentras algo distinto a la caspa imperante en el PP de Guadalajara.

    • Gracias por la sugerencia, Chiripitifláutico. Sin embargo, como habrá podido leer en mi artículo, tan solo me he centrado en la campaña electoral digital en la ciudad de Guadalajara (donde hablo de todos los partidos, no solo del PP y del PSOE) y no he analizado la gestión de los perfiles en redes sociales de los ayuntamientos.

      De todas formas, a finales de 2011 escribí en mi blog un artículo que quizá le interese y que menciona cómo utilizaba por entonces el Ayuntamiento de Marchamalo las redes sociales. Y me consta que ha seguido en una línea similar desde entonces. Creo que la gestión de los perfiles en redes sociales de los consistorios daría para, al menos, otro artículo.

      Este es el enlace que al que me refiero: https://marich.wordpress.com/2011/12/09/vivimos-en-una-ciberdemocracia-en-la-provincia-de-guadalajara/

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s