Idealismo político en el Ayuntamiento molinés

En los próximos días se debate la composición del equipo de Gobierno del Ayuntamiento molinés. // Foto: M.P.

En los próximos días se debate la composición del equipo de Gobierno del Ayuntamiento molinés. // Foto: M.P.

Por Marta Perruca

Habrá quien me tache de idealista –lo cierto es que lo soy- pero yo no creo que estas situaciones que surgen ahora y que parece que requerirán de pactos políticos, incluso a tres bandas, tengan que ser sinónimo de inestabilidad. Lo que no me parece razonable es que un partido, por el simple hecho de obtener la mayoría absoluta, pueda maniobrar a su antojo, pasándose por el arco del triunfo su propio programa electoral. No me parece razonable, ni democrático y si la maquinaria de este sistema hubiera estado convenientemente engrasada tendríamos que haber asistido a un desfile importante de dimisiones.

Soy así de idealista, o quizá simple y llanamente ilusa, qué le vamos a hacer, pero estoy convencida de que en Democracia la existencia de opiniones contrapuestas que alienten el debate, la discusión y la necesidad de alcanzar acuerdos que respondan al interés general de los ciudadanos no sólo es positivo, sino necesario y la gobernabilidad de los ayuntamientos no se debería ver interrumpida o impedida por ello sino, en todo caso, enriquecida por las aportaciones de las distintas fuerzas con representación en los gobiernos municipales, siempre y cuando se dejen al margen las cuestiones personalistas y personales –que parece lo mismo, pero no es igual- y exista voluntad de gobernar para los ciudadanos y de hacer lo mejor para el pueblo.

Sí, puede que sea demasiado ingenua en estos tiempos que corren, pero es que precisamente ahora, en estos momentos históricos concretos, se nos ha pedido que acudamos a las urnas convencidos de que otra realidad es posible y de que nosotros mismos podemos ser corresponsables y promotores del cambio y, personalmente, he pensado que sí puede existir otra manera de hacer política.

Nos han dicho que de lo que se trata ahora es que el protagonista sea el ciudadano y eso requiere de personas dedicadas a la política con intención de hacer lo mejor para los ciudadanos y no para sus intereses propios y los de su bolsillo y, sinceramente, me lo he creído. Eso sí que podría ser un cambio real y convincente que restableciera la confianza de los ciudadanos en la política y en los políticos.

Resultados de las elecciones del pasado 24 de mayo.

Resultados de las elecciones del pasado 24 de mayo.

Mi pueblo, que ya he definido como un microcosmos político, es un ejemplo de la realidad que bebe de los resultados electorales del pasado domingo en casi todo el país. El PP ha sido la fuerza más votada, pero sin mayoría absoluta -de hecho, han obtenido representación todas las fuerzas que concurrieron a las elecciones- y el pastel quedaría repartido de la siguiente manera: El PP, con 713 votos (17 menos que en 2011) obtiene 4 concejales; el PSOE, que en estas elecciones consiguió 478 votos, pierde 128 sufragios y un concejal y se queda con tres; el partido surgido al calor de Podemos, Molina Se Mueve, obtiene 303 votos y dos concejales; IU ha sido el partido peor parado, como en el resto del país y aunque los 174 votos obtenidos le garantizan un concejal, la entrada en escena de Podemos le ha costado 186 sufragios y un edil; por último, Independientes Por Molina (IPM), con 159 votos (dos más que en 2011), consigue un concejal.

La cuestión ahora es quién tendrá la llave del Ayuntamiento: Si IPM cuyos votantes parecen estar más enconados a la derecha y cuyo concejal, David López Cambronero, ocupó una concejalía en el último Gobierno del PP, o Izquierda Unida, cuyas negociaciones con el PSOE no llegaron a buen puerto, tras la dimisión de David Pascual (PSOE), posibilitando que Jesús Herranz (PP), pudiera gobernar.

Y en esta disyuntiva se encuentra todo el pastel, porque cierto sector de la izquierda molinesa no ha perdonado al coordinador local de IU, Juan Manuel Monasterio, que no apoyara la candidatura de Jaime Muñoz (PSOE) en ese polémico Pleno de Investidura, cuando la confianza ya se había roto en 2011, lo que impidió que llegaran a un pacto de Gobierno. Aun así, entonces, IU investía al candidato socialista, David Pascual. La realidad es que también le acusan de haberse vendido, en la medida en que el PP ha mostrado su respaldo a algunos de los proyectos que su representante ha capitaneado, principalmente desde el Geoparque y el Museo Comarcal, siendo, por cierto, el único partido -aparte, por supuesto de IU- que se ha comprometido en su programa a respaldar estos proyectos en los que han invertido incontables horas de trabajo y esfuerzo personas y organizaciones de distinto signo político y sin signo político, directamente. Asimismo, también se han mostrado muy críticas con la manera de trabajar del representante de IU en estos dos ámbitos

De cuestiones personales y personalismos creo que va la cosa y por eso, y en honor a la verdad, no voy a ocultar que mi trabajo como responsable de Comunicación y Márketing del Geoparque, entre otros marrones varios, convierte a Juan Manuel Monasterio en mi jefe y a mí, al menos de cara a la galería, en parte interesada (Él se ha comprometido a no despedirme por lo que pueda llegar a escribir en este foro, aunque puede que, al tratarse de un pequeño microcosmos demasiado cercano, haya quien me retire el saludo. Espero que no, porque en Democracia las opiniones deberían ser libres y el debate y la discusión tendrían que servir para enriquecer el ejercicio democrático en lugar de lo contrario ¿no?)

Tras los comicios arranca un periodo de pactos que se alargará hasta el próximo 12 de junio, fecha en la que debería de celebrarse el Pleno de Investidura. A priori, lo más lógico es que el PP busque el apoyo de IPM para lograr un quinto concejal y que PSOE, MSM e IU unieran sus fuerzas para envestir un gobierno de izquierdas. No obstante, según se escucha en los corrillos y mentideros, a IPM no solo le tira los trastos el PP, sino que el MSM también trata de llevárselo al huerto.

La opción de IU  levanta cierta expectación -y por qué no decirlo, también suspicacias, después del resultado de aquel Pleno- ya que su voto o abstención será decisivo a la hora de deshacer el empate, si la lógica de la pasada legislatura continuara vigente en ésta e hicieran alianza PP e IPM.

Esta tarde tendrá lugar una  Asamblea en el seno de IU en la que, además de analizar los resultados electorales de esta última cita, se debatirán estas y otras cuestiones.

Mis compañeros del Hexágono me pedían esta mañana que analizara la situación del Ayuntamiento y la posibilidad de una alianza para promover un gobierno de izquierdas y, desde mi punto de vista, muy mal tienen que ponerse las cosas para que el Pleno de Investidura, previsto para el 12 de junio, no termine con un nuevo alcalde o alcaldesa de este signo político.

El pasado domingo, los votantes eligieron ayuntamientos variopintos con representación de diversos partidos que plantean un nuevo reto a la Democracia. En la mayoría, un número importante de votantes ha apostado por un cambio en la manera de hacer política. Ha creído fehacientemente en que los protagonistas deben ser los ciudadanos y que los políticos deben ser meros agentes dedicados a promover el interés general. Sinceramente, no me resigno a pensar que la Democracia tenga que basarse en mayorías absolutas en aras de una estabilidad que, a la postre, no sean otra cosa que un cheque en blanco para que un determinado partido político pueda hacer y deshacer a su antojo. Qué le vamos a hacer, soy así de idealista –o quizá ilusa e ingenua- pero tengo la convicción de que puede ser posible e incluso muy positivo y enriquecedor para el sistema democrático, siempre que seamos capaces de dejar al margen intereses y cuestiones personales y personalismos y exista una voluntad real de trabajar y de llegar acuerdos que sean buenos para la ciudadanía en general. De lo contrario, solo habremos conseguido cambiar el collar al perro.

Anuncios

3 pensamientos en “Idealismo político en el Ayuntamiento molinés

  1. Creo que un buen periodista antes de publicar algo se informa de que lo que publica sea cierto…. y en este caso pongo en duda la profesionalidad de quien a escrito este artículo. Esperando su rectificación a la mayor brevedad posible

  2. Esta mañana he amanecido con algunas exigencias de rectificación, en concreto dos, con motivo de cierta frase en la que me refería al posible sueldo del alcalde, si finalmente resulta elegido el candidato del PSOE. Aunque esta mañana me indignaba la actitud de los socialistas exigiéndome a mí -a santo de qué- una rectificación, cuando he llegado a casa y he vuelto a leer mi artículo, esa frase en concreto, me ha parecido bastante desafortunada. La verdad es que no quería decir que el candidato exigiera poner más o menos ceros a su nómina, sino que, según se comenta, ya se estaba hablando de liberaciones y sueldos, incluso antes del Pleno de Investidura. A veces, el tener que escribir estos artículos a altas horas de la madrugada te juega estas malas pasadas, pero lo cierto es que me han pedido rectificación, pero se han negado a argumentar qué es lo que tenía que rectificar y por qué, más que de pasada, por lo que me he cerrado en banda, en parte porque ya me imaginaba que este artículo iba a levantar ampollas. Así que, después de una lectura más tranquila y tras meditarlo detenidamente, he decidido suprimir esta frase del texto, porque creo que con ella se ha terminado perdiendo de vista lo que quería decir. Además, me disculpo aquí con Alfredo, por la parte que me toca, aclarando que no pide cobrar más ceros que lo que está estipulado y le correspondería cobrar como alcalde liberado y asumiendo mi error y mi torpeza, porque entiendo que la forma de redactar ese párrafo llevaba a confusión y a malas interpretaciones.

    Marta Perruca

    • Hermaneja, ya que te exigen rectificar te podían haber dicho qué no es cierto. Es verdad que hay muchas maneras de decir las cosas pero el huevo deconstruido con emulsión de patata, aunque pueda dar lugar a una mala interpretación cuando te lo ponen delante en el plato te das cuenta que es la tortilla de patata de toda la vida. Ahora, si te dicen que es un plato de jamón de bellota, eso sí sería faltar a la verdad.
      En cuanto a tu profesionalidad, que no te hagan dudar de ella. A parte de tu trabajo, inviertes tu tiempo libre como escritora en este espacio de manera gratuita. Así que, mientras no digas que la tortilla de patatas es jamón de bellota sigue fiel a tu estilo y a tu manera de escribir. Ya quisieran muchos de los que escriben en periódicos de tirada nacional y que cobran muchos ceros, escribir la mitad de bien de lo que lo haces tu.
      PD. El punto detrás de la palabra “tu” es un punto y final. Lo digo por si alguien se siente aludido, aclaro que esto es un mensaje para mi hermaneja y para nadie más. Lo podía haber hecho en privado, pero también quería dejar constancia de que no estás sola y hay mucha gente que te aprecia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s