Del garbanzo al puchero

Gráfico de resultados electorales en Guadalajara capital

Gráfico de resultados electorales en Guadalajara capital

Por Óscar Cuevas

1.- Un nuevo grano en la izquierda

El Partido Popular es el partido más votado en Guadalajara capital, indefectiblemente y en cualquier tipo de comicio, desde las Elecciones Generales de 1989. Hay que remontarse a las Municipales y Autonómicas (y Europeas, pues se celebraron el mismo día) de 1987 para ver a un partido de izquierdas encabezando las candidaturas de la ciudad. O dicho de otro modo: Hace 28 años que un partido de izquierdas no gana unas elecciones en la ciudad de Guadalajara, hablando en términos absolutos.

Este dato da el síntoma de la composición sociológica de una capital donde, cuando gobierna la izquierda, es en virtud de pactos y alianzas postelectorales (por cierto, tan lícitos como lógicos en un sistema de representación proporcional). Así ocurrió en las Municipales de 2003.

El pasado 25 de mayo, el espectro de centro izquierda superó por primera vez en muchos años al PP en las Elecciones Municipales en Guadalajara capital (en concreto, desde el citado año 2003). La suma del PSOE con la candidatura de confluencia “Ahora” alcanzó los 18.548 votos, por 15.307 de los populares (que perdieron un tercio de los sufragios recibidos en 2011, que se dice pronto).

José Bielsa, nuevo sostén del PP en Guadalajara, en un reciente debate en TVGU

José Bielsa, nuevo sostén del PP en Guadalajara, en un reciente debate en TVGU

Me dirán ahora que en la misma lógica podríamos sumar el espectro de centro derecha con representación (PP + Ciudadanos), y que esos son 19.246 votos conjuntos. Es cierto. Pero hay una variable de la que se ha hablado poco. Me refiero a los casi mil votos que una candidatura impostada, oportunista, y presentada sólo con el fin de confundir, ha obtenido en la capital. 942 votos se ha llevado ese falso “Ganemos” de quien fuera ex IU y luego ex Podemos, José Bielsa. 942 votos que, es evidente, en su inmensa mayoría son fruto de una confusión interesada generada, y que han arruinado una ocasión de oro para la izquierda de recuperar una alcaldía que siempre tiene difícil. Porque Guadalajara es como es.

Creo que Antonio Román Jasanada (si no dimite, que está por ver) será de nuevo alcalde de Guadalajara. “Ciudadanos” se lo permitirá. Pero su cara del pasado domingo lo decía todo. Sabe que lo será, no sólo por los 45 votos que le otorgaron en el último segundo de un recuento de infarto ese 11º concejal, en detrimento de “Ahora”. Lo será por la insólita operación del “camarada Bielsa”.

Pareciera que en la izquierda de Guadalajara siempre tiene que aparecer alguien que arruine las pocas ocasiones que tiene de regir este Ayuntamiento. En 1992 se llamó Planelles. Hoy, 23 años después, Bielsa ha logrado pasar a la posteridad por conseguir parecido mérito. Quede escrito su nombre en el mismo libro de historias ignominiosas. Un nuevo grano en la izquierda; un garbanzo negro que esta vez sí que ha estropeado el cocido.

2.- El voto urbano gira

Ayer noche me dio por echar algunas cuentas. Si se cumpliera la lógica política de los pactos (que ya veremos si se cumple en todos los casos) resulta que, de los 21 municipios de la provincia de Guadalajara que tienen más de 2.000 habitantes, el PP se hará al final con 4 alcaldías; el PSOE con 13; la coalición Ahora-IU con 3; y lo más normal es que Alternativa Alovera mantenga el bastón de mando en esa localidad.

Otro dato: De los 21 municipios más poblados de la provincia, sólo 6 tendrán un alcalde respaldado por mayoría absoluta. Cinco serán socialistas (Horche, Marchamalo, Mondéjar, Uceda y Cifuentes) y uno del PP (Sigüenza). En el resto de localidades hacen falta acuerdos, comenzando por la capital. Es este un hecho llamativo, que pone sobre el tapete el auge de nuevas fuerzas, pero sobre todo el batacazo que se ha metido el PP provincial que preside Ana Guarinos. Una sola alcaldía con mayoría de entre los 21 municipios más poblados es un dato paupérrimo para una provincia que era un bastión popular. Y que engrandece, claro que sí, la figura del seguntino José Manuel Latre.

Tampoco cabe ocultar que, aunque el PP sólo gobernará cuatro de estas localidades, sigue siendo el partido más votado en una decena. Pero la realidad es que en 6 de ellas los partidos de izquierda -en teoría- deberían desalojarles del sillón. También parece que estos “pactos lógicos” (el PSOE con Ahora; el PP con Ciudadanos) no van a sufrir demasiados sobresaltos (a la espera, eso sí, de saber qué ocurrirá en Cabanillas, donde la cosa no está nada clara tras los últimos comunicados).

Otro dato para la reflexión: Desde que en los años 90 Izquierda Unida gobernara Azuqueca, la formación de izquierdas no había vuelto a tener un bastón de mando en ningún municipio “de entidad”. Sin embargo, tras los últimos resultados, todo apunta a que su apuesta por la confluencia en “Ahora” le rentará hasta 3 alcaldías importantes, como fuerza de la izquierda más votada. Se trata de Pioz, Chiloeches y… ¡Villanueva de la Torre!, donde el castañazo que se ha pegado la popular Marta Valdenebro es de los que hacen época.

Y finalmente, un apunte provincial más. Lo cierto es que, si el análisis se extiende a pueblos más pequeños, por ejemplo los que tienen entre 1.000 y 2.000 habitantes, el resultado es algo más favorable al Partido Popular. ¿Les dice algo? A mí sí. Y es que cosas importantes están ocurriendo en los núcleos urbanos más poblados. No sé; pareciera que, a pequeña escala, el proceso de cambio social que ha estallado en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla o Cádiz se está reflejando también en provincias como la nuestra. Porque es el voto urbano es el que ha virado a la izquierda de modo radical.

3. Un PP zombi

En las últimas horas “no se habla de otra cosa”, que decían los clásicos, que de la pérdida de papeles que ha protagonizado Esperanza Aguirre Gil de Biedma desde que se vio desalojada de la Alcaldía de Madrid. Una comparecencia surrealista con su extraña teoría de los “centros” y su teoría del orden democrático occidental que puede subvertir Manuela Carmena, ha dado paso a una ceremonia de declaraciones a cual más absurda.

Lo que no me imaginaba yo es que este estado catatónico de doña Esperanza se iba a contagiar también al PP de Castilla-La Mancha, donde en las últimas horas los populares se niegan a aceptar la evidencia de que han perdido las elecciones porque con el 37% de los votos no se tiene mayoría para gobernar, porque no tienen aliados para hacerlo, y porque impusieron una Ley Electoral para frenar el avance de terceras formaciones de izquierdas, pero que ha acabado por taponar el avance de su socio natural, con el que no contaban entonces, como es Ciudadanos.

Entre Vicente Tirado negándose a ver la realidad y pidiendo que dimita quien será el próximo presidente regional; o Leandro Esteban con problemas para entender las matemáticas (“los ciudadanos de Castilla-La Mancha de manera incontestable y mayoritaria han votado al PP, que es quien ha ganado las elecciones”, ha dicho en aparente estado de sobriedad), ha aparecido también Ana Guarinos hablando de que un pacto de izquierdas es un “pucherazo postelectoral”, en lo que viene a ser la enésima representación de la falta de respeto a las reglas de nuestro sistema representativo proporcional. (Para pucherazo, el que trataremos luego).

El PP es muy pesado con este tema. La lista más votada no es la que gobierna por decreto. Nuestra democracia no es de sistema mayoritario, sino ampliamente representativa. Tenemos un método que reparte escaños de modo proporcional (corregido ya en favor del vencedor a través del sistema D’Hont) con el que se buscan acuerdos entre fuerzas afines cuando no hay una hegemónica. Y si los populares no lo entienden por las buenas, lo tendrán que entender por las malas. Porque es lo democrático, y porque no puede ser de otro modo mientras no se establezca un cambio de sistema que apueste por la celebración de “segundas vueltas”. Un método, dicho sea de paso, que por lo general perjudicaría al PP en la mayor parte de los pueblos, ciudades y regiones de España.

4.- Un pucherazo infame; este sí

La web oficial de resultados electorales, con el

La web oficial de resultados electorales, con el “pucherazo” todavía visible

Estoy en condiciones de asegurar que mucho se tiene que torcer la cosa para que en el mismo día de hoy viernes la Junta Electoral no emita un comunicado adjudicando un reparto de escaños en la Diputación Provincial acorde a lo que hemos votado los ciudadanos: 12 diputados para el PP (6 por Guadalajara; 4 por Sigüenza y 2 por Molina) ; 10 para el PSOE (6, 2 y 2); 2 para AHORA-IU; y 1 para Ciudadanos (estos tres últimos, en el partido de la capital). Y no el 13-10-1-1 que (con 48 horas de retraso) publicó como información oficial el Ministerio del Interior.

Lo sucedido en las últimas horas con este asunto del #PucherazoGuadalajara ha sido un auténtico bochorno del Ministerio del Interior. Y tiene un culpable y un muñidor, que no es otro que el subdelegado del Gobierno, Juan Pablo Sánchez, para el que ayer el PSOE pedía su destitución, con toda razón y toda lógica.

No son Pablo Bellido o los dirigentes de “Ahora” los únicos que han abroncado al ínclito subdelegado. Me consta que también lo hizo ayer el mismísimo secretario de la Junta Electoral de Guadalajara, quien se mostró muy enojado con el representante legal de la Subdelegación del Gobierno cuando le pidió explicaciones por lo sucedido.

Sánchez Seco

Juan Pablo Sánchez, haciendo el “hoolligan” en “El Cascabel” de 13 TV, hace unos días

Sánchez-Seco es un mal subdelegado, que no merece un cargo de tanta responsabilidad. Ocupa una posición que requiere de cierta neutralidad y mesura, sobre todo en época electoral, pero sin embargo es un auténtico “hoolligan” de su partido. Lo ha demostrado cientos de veces, la última en esta misma campaña electoral, acudiendo a una televisión nacional a enfangar el asunto de las imputaciones de Azuqueca. Las malas artes en política (y dejo de lado el asunto de su propia imputación por prevaricación) han sido siempre su forma de actuar con el rival. Y estoy convencido de que este último papelón suyo no ha sido inocente.

Sánchez-Seco ha tratado de imponer un pucherazo, ha tratado de dar un golpe a la democracia, en una maniobra de “a ver si cuela; y de paso, presiono a los jueces”. Una maniobra con la que también ha buscado que en la ciudadanía quede la sensación de que le “quitan” una mayoría absoluta al PP, que nunca tuvo.

El de Pastrana ha jugado con lo más sagrado, y en el colmo del cinismo ha alegado “desconocimiento” cuando la Junta Electoral le hizo ver que “Ahora” es lo que es: una coalición perfectamente presentada en Guadalajara, cuyos concejales deben sumarse, según dicta la Ley. Alegó “desconocimiento”, insisto, a pesar de que había recibido el 14 de abril en su Subdelegación el escrito que formalizaba la presentación de esta candidatura.

No es que Sánchez-Seco deba ser destituido por trapacero (o por chapuzas, siendo muy bien pensados). Es que nunca debió haber sido nombrado. Porque, la verdad, no se puede ser más patán.

Anuncios

3 pensamientos en “Del garbanzo al puchero

  1. Soberbio Cuevas, soberbio.
    Sólo apuntaría una cosa, la presencia del PP en municipios menores de 2.000 habitantes se debe a dos cosas:

    1. Controlar la Diputación es el único modo de hacer cosas realmente transformadoras en estos pueblos, y Guarinos se ha aprovechado de una Plan de Carreteras que se le dio hecho, sólo a falta de ejecutarse. Súmale cuatro cositas más, y listo.

    2. Este derivado del primero. Los cambios al mundo rural tardan más en llegar, y eso ocurre en parte porque la acción de la administración dominante tarda igualmente. Por eso los pueblos acaban votando mayoritariamente a quién gobierna en ese momento, con la esperanza de mantener el cariño de quién manda.

  2. En los datos referidos a las mayorías absolutas en pueblos de más de 2.000 habitantes omití por error el caso de Uceda, con 2.650 habitantes y mayoría absoluta socialista. Perdón por el despiste. Ya está corregido.

    O.C.

  3. “Un error técnico” dice ahora el Sub-Delegado errado.¡¡¡ Adiós sillón de mis entretelas, mi silloncito oficial..¡¡ Y el de Fuentelahiguera de alguacil, alguacilado¡ ¡Vaya tropa, Miquelarena¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s