Gobiernos arcoíris

Los resultados electorales recogidos en la provincia.

Los resultados electorales recogidos en la provincia.

Por Marta Perruca

Cuando llegaba el momento de elegir a nuestros representantes en las urnas, el pasado 24 de mayo, yo lo hacía una semana antes, por correo, mientras seguía el proceso en la distancia desde una playa de Gran Canaria. Ahora, cuando esos representantes con su voto constituyan los distintos gobiernos en los decisivos Plenos de investidura que se celebran el próximo sábado, 13 de junio, el destino o la casualidad ha querido que también esté lejos, esta vez, participando en la XI Reunión de la Comisión de Patrimonio Geológico (SGE). Geoparkea 2015,  que se celebra durante estos días en Zumaia (Guipuzcoa).

Comprendo que a la mayoría de los mortales les resultará completamente indiferente en qué lugar me encuentre en estos momentos, pero dentro de  mi esfera personal esta circunstancia se me ha antojado paradigmática. Nunca pensé que fuera algo intencionado, aun reconociendo que estos meses de precampaña y campaña me han resultado verdaderamente tediosos.

Sin embargo, haciendo memoria, he recordado que en las dos últimas ocasiones en las que los ciudadanos acudieron a las urnas con motivo de unas elecciones municipales y regionales a mí me tocó hacer noche electoral en la redacción de un medio de comunicación y, entonces, no me ha parecido tan casual que mi inconsciente, varios meses antes, haya querido escapar de estos momentos buscando excusas que pudieran meterse en un avión, teniendo en cuenta que los resultados de ambas elecciones –las de 2007 y 2011-  hicieron que pasase a engrosar las listas del desempleo, al cerrar los dos medios de comunicación en los que trabajaba en esos momentos.

Esta circunstancia parece más lógica de los periodistas que trabajan en gabinetes políticos, conscientes de que su contrato sólo tendrá vigencia mientras el político de turno permanezca sentado en el sillón pero, en aquellos días, a mí me tocaba caerme de mi propio guindo, para terminar saliendo mal parada de dos guerras de intereses distintas, que poco tenían que ver con los míos propios.

Así que, pensándolo bien, no es de extrañar que mi subconsciente se cague de miedo ante este tipo de citas electorales, puesto que la tónica habitual en lo que llevo de vida profesional es que, después de ellas, siempre termine en la calle.

Sin embargo, todavía me considero lo suficientemente joven e idealista para contemplar los cambios con cierta emoción y esperanza, aunque hasta ahora éstos no hayan sido para mí, precisamente, sinónimo de estabilidad laboral y personal.

En un capítulo de los Simpsons, esa serie que, de alguna manera, ha marcado a varias generaciones, Lisa decía que en chino se utiliza la misma palabra para referirse a crisis y a oportunidad. Cuando esta crisis llegó barriéndolo todo a su paso yo estaba convencida de que teníamos delante de nuestras narices la evidencia de que nuestro sistema había llegado a sus últimas consecuencias y la oportunidad de emprender una re-evolución para cambiarlo. A muchos, el 15-M nos brindó la posibilidad de soñar, pero no tardó mucho en ser engullido por ese sistema, que aun a punto de desmoronarse, seguía dando sus últimos coletazos.

De esta manera, en 2011 los resultados en las urnas no hablaron de cambio, sino de miedo y por eso el PP salía reforzado, como si los ciudadanos ansiaran un “cirujano de hierro” que alargara la agonía del muerto. Por aquel entonces escribimos una y otra vez en los papeles eso de que la provincia se había teñido de azul.

También existe una maldición china que reza “te deseo tiempos interesantes” y desde luego, estos que nos han tocado vivir, los cuatro años que dejamos atrás y los que se divisan en el horizonte, lo están siendo.

Noticia recogida en el digital "La Crónica de Guadalajara".

Noticia recogida en el digital “La Crónica de Guadalajara”.

El otro día leía una noticia en el digital “La Crónica de Guadalajara” que se titulaba “Yolanda Rodríguez será quien tenga la llave de la Diputación por Ciudadanos”, seguida de una encuesta en la que se preguntaba a los lectores:

¿Qué pactos prefieres tras el 24M en tu localidad y en Castilla-La Mancha?

Dejar que gobierne siempre la lista más votada       

Unirse para evitar que gobierne el PP

A mí, personalmente, me pareció una pregunta un poco tendenciosa, porque podría interpretarse que lo justo es que gobierne el PP y que el resto de fuerzas se están confabulando en su contra, como si su único cometido fuera que no gobiernen otros, en lugar de alcanzar el gobierno para poner en marcha otro tipo de proyectos. Por la misma regla de tres, también podría entenderse que en aquellos lugares en los que el PP llegue a un pacto para gobernar con Ciudadanos se le está arrebatando el poder a la izquierda plural ¿no?  Y que con este fin podrían haberse traspapelado ciertos votos de alguna fuerza en la provincia…

No creo que sea cosa únicamente de la Crónica y de algunos derechones, eso de que el único objetivo de las fuerzas que tienden a la izquierda a la hora de presentarse a las elecciones sea desplazar al PP del poder. Creo que la propia izquierda también ha entrado en ese juego. Si en citas pasadas el PP concurría con la marca de la honradez y la creación de empleo, cuando todavía podía permitirse ese lujo, en estos días la izquierda también se ha adjudicado el papel de salvarnos del demonio del conservadurismo, de los recortes y de la corrupción política.

De hecho, en la propia capital se escuchaba mucho eso de que había que echar a Román de la Alcaldía.

Después del 24-M asistimos a un desfile de autoridades manifestando que el PP había ganado las elecciones, porque era la fuerza más votada, a pesar de haber perdido en gran medida, los apoyos conseguidos en 2011 y aparecer representado en pasteles muchos más repartidos, en los que se aleja de comerse la mitad más uno.

En otro escenario podría haber parecido incluso lógico, cuando gobernaba el bipartidismo y los resultados estaban muy cerca de la mayoría absoluta. Entonces se hablaba mucho de eso del voto útil, cuando se trataba de que un gobierno se inclinara hacia centro-izquierda o centro-derecha, e incluso se podría entender que hubiera quien considerara injusto que un pacto dejara en la oposición a la lista más votada, dado que no existía ningún partido con el que el PP pudiera lograr un pacto de gobierno natural, aunque esas fueran las reglas del juego. Ahora está claro que los ciudadanos han elegido romper con esa tendencia y elegir gobiernos plurales que tengan que llegar a acuerdos para gobernar.

El sistema, tal y como está concebido, requiere de mayorías absolutas para formar gobierno, por lo que ninguna fuerza que no haya alcanzado esos resultados se puede erigir como vencedora. Al menos no en las condiciones actuales, en las que la derecha sigue concurriendo más o menos unida –aunque se le haya salido Ciudadanos del tiesto- y la izquierda se muestra más plural que nunca y logra suficientes apoyos como para garantizarse representación.

Se puede decir que es la fuerza más votada sin faltar a la verdad, pero aventurarse a hablar de victoria me parece que no es realista. En todo caso, victoria Pírrica, diría yo.

Hoy no hubiéramos podido decir que la provincia se ha teñido de azul o de rojo. Quizá habríamos acuñado alguna otra frase ingeniosa o rimbombante, como que la tendencia es de gobiernos arcoíris o multicolor y el panorama de cara al sábado, un campo sembrado de interrogaciones o incógnitas, tanto en el Ayuntamiento capitalino, como en la Diputación, al igual que en muchos de los ayuntamientos de Guadalajara.

Y aquí estamos todavía navegando a través de estos tiempos interesantes, lanzando al aire esa moneda que en una cara habla de crisis y en la otra dice oportunidad, aunque personalmente, espero  que esta última cita electoral  sea la que rompa la tendencia y no me lleve a visitar de nuevo la oficina del Sepecam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s