La herida morada

Por Ana G. Hernández

Chema Mato lamentándose de una jugada en el Guadalajara-Huracán. // Foto: Mariano Viejo (Luis Polo).

Chema Mato lamentándose de una jugada en el Guadalajara-Huracán. // Foto: Mariano Viejo (Luis Polo).

Tras la fuerte resaca de la eliminación con la falta de puntería como protagonista y los cánticos de una de las mejores aficiones de España de fondo, llega el momento de valorar la temporada del Deportivo Guadalajara. Una campaña que fue ilusionante, pero también frustrante en tanto en cuanto uno piensa en su desarrollo. En ese Depor que en las primeras jornadas prometía mucho, tanto que algunos, entre los que me incluyo, creímos en llegar a Segunda División por la puerta grande, consiguiendo el primer título nacional de la historia del club y superando la única eliminatoria para ascender. Sinceramente yo lo pensaba por los fantásticos mimbres que presentaba la plantilla. Este año no estaba Quique González para hacer goles, pero los morados contaban con una segunda línea que podía considerarse de lo mejor de la categoría.

Además, el presupuesto del equipo era para ascender, por mucho que en las últimas jornadas Pérez Salvachúa se encargara de decir en rueda de prensa que el Depor era un equipo humilde, con poco dinero… El presupuesto era importante. Aunque al técnico madrileño no le faltaba razón, porque parece ser que la directiva echó mal las cuentas. Igual de mal que en la temporada 2011/12 cuando la entidad morada cometió su primer gran error en la gestión. El cuento ya lo saben, sanción y descenso administrativo. Al Depor de los despachos le vino grande jugar con los mayores. No así a su homólogo en los terrenos de juego. Y es que, a la directiva no se le puede negar el confiar en las personas adecuadas en el aspecto deportivo.

Lo que ha pasado esta temporada es un reflejo de aquella o, mejor dicho, una más de sus muchas consecuencias. La mala gestión económica de ese ascenso a Segunda condujo a una campaña 2013/14 en la que Pérez Salvachúa apenas contó con tiempo para cimentar un equipo con posibilidades de ascenso. La negación del descenso administrativo fue la consigna morada. Su eslogan, el regreso a la categoría perdida ya fuera por vía judicial o por vía deportiva. Descartada la primera, Pérez Salvachúa ahora sí, en la temporada 2014/15, contaba con el tiempo y con la plantilla necesaria para lograr el tan ansiado objetivo. Problema, las prisas por llegar a la Liga Adelante y por confeccionar la mejor plantilla dejaron por el camino las formas. De hecho, se fio a la profesionalidad de los jugadores y del cuerpo técnico el devenir de la campaña. Y de hecho, han sido tan profesionales que estuvieron cerca de hacer realidad el eslogan. Pero la profesionalidad y las ganas de hacer las cosas bien no siempre son suficientes para superar los obstáculos del día a día sin un sueldo que ayude.

Aspecto de la grada lateral del Pedro Escartín en el partido contra el Almería B. // Foto: twitter.

Aspecto de la grada lateral del Pedro Escartín en el partido contra el Almería B. // Foto: twitter.

La otra gran consecuencia de la gestión es la herida abierta entre la ciudad y su club. El Guadalajara no ilusiona. No lo digo yo, lo dice la estampa del Pedro Escartín de hace 15 días. Los guadalajareños no perdonan a Germán Retuerta el descenso administrativo, ni siquiera muchos de los que pagan religiosamente su abono. Y si a eso se le añade que Pérez Salvachúa no tiene el carisma de su predecesor, a pesar de su buen trabajo, no entusiasma y que el equipo, dada su situación, no ha practicado un fútbol atractivo para el espectador de a pie, provoca que la brecha se agrande un poco más. Un corte que tiene difícil cicatrizar por el momento. Quizá si Retuerta devuelve al equipo a Segunda se le perdonará la gestión, pero no creo que se olvide tan fácilmente.

Si el Depor es una empresa y, por tanto, ofrece un producto; además de ofrecer unos beneficios, no tanto económicos como de prestigio, tiene que tener satisfechos a sus clientes. En este caso y siempre desde el prisma del Depor como compañía, lo que es a ojos de su propietario, los abonados serán los clientes que consumen los partidos de fútbol del Escartín. Unos clientes que Retuerta lleva mucho tiempo sin mimar, quizá nunca lo hizo. Muchos de ellos están insatisfechos y, cuando eso pasa, el cambio de modelo se hace inevitable.

Anuncios

3 pensamientos en “La herida morada

  1. Nada de acuerdo en que esta era una plantilla para ascender. Para mí, se han superado las espectativas y futbolistas de Playoff o de 2ªA, apenas veo a Molinero y Gómez. Los demás buenos futbolistas y profesionales, pero de otro nivel. Un equipo con aspiraciones no puede tener como referencia en punta, solo un 9, un currante de 10 goles, que debería ser el 2º punta y que además no tenía recambio.
    Presupuesto? Pueden decir misa, la realidad, en febrero ya no había ni un euro.
    Al Depor le quedaba el prestigio de equipo cumplidor en los pagos, lo que animaba a los jugadores a venir a Guada, perdido también eso ¿quien querrá venir?
    Retuerta ha perdido los papeles, sus empresas no funcionan, el Dépor es la tabla de salvación económica de la familia…y me temo que se va a aferrar a ella hasta que pueda, lo malo es que el club naufragará con el, si no cambian los vientos o da un golpe de timón. Son tiempos de tormenta y soy pesimista: #Volveremos quedó en utopía, #NosMantendremos?

  2. Antecedentes: Los dos años en Segunda División fueron un sueño que es muy difícil que vuelva a repetirse. Ya en segunda B, en la temporada 13/14 quedamos 5º pero disfrutamos de los goles de Quique González, y en esta temporada 14/15, al final, se ha alcanzado el puesto 3º de la clasificación, habiendo peleado el equipo por el ascenso pese a las dificultades económicas.
    Presente temporada: 1.- Teniendo en cuenta que Guadalajara es una ciudad pequeña, con poca afición, el club está donde puede estar. Quienes dirigen el club me imagino que buscarán, dentro de sus posibilidades, lo mejor. 2.- Se ha acusado mucho la falta de gol y de delanteros, buscándose en exceso no perder, cuando la gente lo que quiere es fútbol de ataque y vistoso. Manzano y K.La Cruz han debido jugar más. 3.- Lo mejor: los abonados, la afición y la peña La Zorra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s