Hacer. Copiar. Pegar.

Los programas electorales del PP de 2011 y 2015 // Foto: ANP

Los programas electorales del PP de 2011 y 2015 // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño

Estoy completamente de acuerdo con nuestro alcalde, Antonio Román, en que el programa electoral con el que un partido político se presenta a unas elecciones es un auténtico “contrato con los ciudadanos” y que, por tanto, se debe cumplir, si puede ser, en su totalidad dentro del mandato de 4 años en el que dicho partido gobierne. No me gustaron por la misma razón las declaraciones de la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, cuando a las primeras de cambio se desmarcó de sus propias propuestas diciendo que lo entendía como “un conjunto de sugerencias sin implicación programática”, o algo parecido. No señora Carmena, aquí hay que ser serio y la palabra dada por un político (y más si está impresa), hay que cumplirla, como bien dice nuestro alcalde. Menos mal que vivo en Guadalajara y no en Madrid, pensé al oírlo.

Fíjense si me parece serio este asunto que cuando recibo toda la propaganda electoral que envían a mi buzón los diferentes partidos políticos, suelo guardarla en espera de los resultados. En mayo también lo hice e, incluso, visité la céntrica sede del PP para pedir su programa electoral completo en papel. Por cierto, me lo dio el propio Román en mano, cosa que le agradecí. Lo dicho, lo guardo como oro en paño, como los papeles de la hipoteca de la casa o de Hacienda, en la carpeta de “cosas importantes”. Es más, el del partido gobernante no lo tiro durante los cuatro años de mandato para poder repasar si ha cumplido lo que prometió. Y hete aquí que éste año me junté con los dos programas del PP, el de 2011 y el de 2015.

De formato son muy parecidos, con las mismas caras -Román en la portada, la foto de familia con sus concejales en el interior (sólo ha cambiado uno en los puestos de salida) y Cospedal en la contra-, el mismo color azul-popular, incluso similar tacto y gramaje del papel y formato apaisado. Y grapado en el lomo, como el ABC y La Razón, una de las características de estos periódicos que agradecen mucho sus lectores.

Pero no terminan ahí las similitudes entre ambos programas. Creo hasta cierto punto lógico que, tras arrollar en las elecciones de 2011, el líder de los populares de la capital se planteara un equipo y un programa continuista de cara a 2015. Quizás, incluso, me puede parecer complicado proponer 217 nuevas medidas para una ciudad tan pequeña como la nuestra después de haberla estado gobernando los últimos ocho años y de la forma tan exitosa que ellos mismos se arrogan. ¡Pero de ahí a copiarse su propio programa va un mundo! Eso de darle al “control C” (copiar) y “control V” (pegar) en un contrato está muy feo. ¿”Trabajar. Hacer. Crecer” o “Hacer, Copiar. Pegar”? Quiero creer que ningún redactor del programa llegara a pensar que, realmente, nadie se lo lee y que no pasa nada por meter alguna morcillita, como ocurre con las instrucciones de uso de las páginas web o de las compañías telefónicas que todos admitimos sin pararnos a revisarlas.

Pues fíjense ustedes, señores del PP de Guadalajara, que alguien sí se ha leído enteros los dos programas y ha visto que promesas electorales que ustedes deberían haber realizado en la ciudad antes de mayo de 2015, ahora, vuelven a prometerlas de nuevo, proponiéndolas como proyectos a llevar a cabo en los próximos cuatro años. He aquí algunas de ellas:

Revitalizar el Mercado de Abastos fue una de las propuestas electorales que el PP ya prometió en 2011 y que repite en el programa de 2015 // Foto: guadaque.com

  • Política fiscal moderada. (Comparen, por ejemplo, sus recibos del IBI de 2011 y de 2014, y juzguen ustedes mismos)
  • Potenciación de la e-administración.
  • Revitalización del Mercado de Abastos fomentando su actividad hostelería y de ocio.
  • Instar a la Junta de Comunidades a seguir con el proyecto de restauración de las naves y del claustro del Fuerte de San Francisco.
  • Ayudas directas a la rehabilitación de viviendas en el Casco Histórico.
  • Solicitud de ayudas autonómicas y estatales para áreas de rehabilitación integral de viviendas en el Centro Histórico.
  • Puesta en marcha de una Ordenanza de Publicidad de manera expresa en el Casco Histórico.
  • Dinamización de la finca de Castillejos para convertirla en nuestra Casa de Campo.

    Entrada de la finca Castillejos. // Foto: lacronica.net

    Puerta de la Finca Castillejos, otro de los de los “clásicos” que pasa de un programa a otro. // Foto: lacronica.net

  • Sustitución de la actual flota de vehículos por otros más eficientes (“Flota Verde”).
  • Comisión Local de Pastos en los barrios anexionados.
  • Aprobación de un nuevo Plan de Ordenación Municipal.
  • Construcción de un aparcamiento subterráneo para residentes en la calle Chorrón.
  • Creación de aparcamientos de hiperrrotación en las zonas de ORA.
  • Reforma integral del Centro Social de la calle Cifuentes.

La reforma del Centro Social de la calle Cifuentes también esperará mejor suerte. // Foto: saharaguada.com

  • Instancia a la Junta  para la reforma integral de la Carretera CM 101, entre Francisco Aritio y el puente de la Ronda Norte.
  • Impulso de una mayor colaboración y coordinación entre la Policia Local  y el resto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
  • Creación del Observatorio (en 2011 era Oficina) de Movilidad.
  • Bonificación del acceso instalaciones municipales, deportivas y culturales a las familias numerosas.
  • Mejora de las instalaciones del Palacio de La Cotilla (en 2011 iba a albergar el Museo de la ciudad).
  • Realización de un Plan de Mantenimiento de Instalaciones deportivas.

Aún con esas promesas incumplidas o, al menos inacabadas, y con algunas otras que han desaparecido por arte de birlibirloque de un programa a otro (aquí, se podrían recordar muchas de las peticiones que en 2011, el Partido Popular, solicitaba a la Junta de Comunidades), Antonio Román y su equipo han vuelto a ser el partido más votado con diferencia en las elecciones del pasado mes de mayo -cierto es que ahora  sin mayoría absoluta-, pero gobernando de nuevo en solitario, “Ciudadanos mediante”, lo que supone que la mayoría de los vecinos han valorado más lo hecho que lo que queda por hacer. O sea que nunca es tarde si la dicha es buena señor Román e, imponderables aparte, si a la segunda no fue la vencida, esperemos no tener que volver a esperar a la tercera para verlo cumplido tal y como fue prometido.

Por cierto, las nuevas tecnologías también ayudan en esto. Aquí tienen el programa electoral con el que el Partido Popular ganó las elecciones en la capital en el mes de mayo; guárdenlo en su disco duro (y por si los virus enredan, imprímanlo por si acaso) y dentro de cuatro años volvemos a hablar: http://www.roman2015.info/images/ProgramaPPGu_2015.pdf

BIENHALLADO.- Me siento muy a gusto formando parte desde este viernes de El Hexágono de Guadalajara. En nuestra ciudad y en nuestra provincia, tenemos polígonos industriales, polígonos de viviendas y éste, que es un polígono de libertad, reducto de crítica y pluralidad, que rebosa periodismo comprometido e independiente por sus seis costados desde hace casi tres años. Espero saber defender mi flanco con, al menos, la dignidad y acierto con el que antes que yo lo han hecho Elena Clemente, Yago López y Óscar Cuevas. Desde el principio hay que recordar que todo lo que aquí escribo es una opinión estrictamente personal, de la que me hago cargo estampando mi firma. Por tanto, es subjetiva y criticable por parte de todos los lectores en general y por los que se sientan aludidos en particular.  El blog da la oportunidad de dejar comentarios y espero que esta herramienta de diálogo sea muy utilizada dentro del mutuo respeto y de las buenas formas que todos (empezando por mí mismo) intentaremos siempre cumplir. Gracias por todo y bienhallado.

Anuncios

3 pensamientos en “Hacer. Copiar. Pegar.

  1. HACER. COPIAR. PEGAR. Entre las promesas electorales que señala Alvaro Núño como repetidas en los programas de 2011 y 2015 está la “Aprobación de un nuevo Plan de Ordenación Municipal”. ¿Como debe entenderse la “Modificación de Ordenanzas del Plan General” que se pretendía aprobar cuatro meses antes de las elecciones (tras haber estado paralizada su tramitación desde el año 2009) siguiendo un procedimiento más “doméstico”, algo como de “yo me lo guiso, yo me lo como”?.

    • Trallero, explícanos tú, como funcionario, del gremio del ladrillo, ¿qué has hecho para impedir el desastre urbanísitico que asola Guadalajara desde 1980?

  2. Bienvenido Alvaro, y veo que eres una persona optimista, Yo antes también guardaba los planfetos, perdón programas electorales de los partidos, pero ya me cansé, de guardar algo que después no valía para nada, bueno para una cosa si dejar de votar a ese partido. Y ahora normalmente meto la publicidad y los votos que me meten en el buzón, en papelera de reciclar.

    Lo dicho, espero que sea un disfrute para usted escribir y para nosotros leerle aunque no siempre estaremos de acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s