Refugio en Guadalajara

Imagen de la campaña de ACNUR contra la tragedia en el Mediterráneo. // Foto: ACNUR

Imagen de la campaña de ACNUR contra la tragedia en el Mediterráneo. // Foto: ACNUR

Por Concha Balenzategui

Si hay una situación que nos ha estremecido este verano es la tragedia que se vive a diario en el Mediterráneo, donde miles de personas han muerto tratando de huir de la guerra y la persecución. La catástrofe humanitaria de quienes tratan de escapar del horror que sufren, especialmente en Siria e Irak, pero también en Afganistán, Somalia, la República Centroafricana o Eritrea, es imposible de cuantificar pues es el fondo del mar el que lleva la cuenta de los cadáveres, pero ha sido comparada a la vivida en Europa tras la Segunda Guerra Mundial. La tragedia nos ha ido asaltando en cada rincón de nuestras vacaciones y a la vuelta de nuestras fiestas para mover nuestras ociosas conciencias con imágenes y cifras espeluznantes.

Las noticias de las pateras naufragadas o rescatadas se han ido alternando con las declaraciones de líderes políticos internacionales y las cumbres europeas que hasta el momento no han dado soluciones efectivas y solo alimentan un bochornoso espectáculo: la subasta de la insolidaridad, donde cada país intenta regatear con las cifras de personas que están dispuestos a acoger. Ayer mismo, Día Internacional de la Solidaridad, la portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se enredaba con los números para concluir que nuestro país, que ha incumplido las cuotas establecidas por Bruselas para “repartirse” a los refugiados, prevé acoger a alrededor de 2.000 personas. Justificaba esta tibia respuesta la vicepresidenta en la carga que ya soporta España como receptora de inmigrantes irregulares. El rábano por las hojas.

La tragedia no nos es ajena en Guadalajara, donde se encuentra el Centro de Refugiados de Sigüenza, regido por ACCEM (Asociación Comisión Católica Española de Migraciones), una de las organizaciones que actúa para acoger a los asilados. Según explicaba ayer en la Cadena SER su responsable, Braulio Carlés (quien es representante además de las ONG de la Red de Lucha Contra la Pobreza) el centro ya está a disposición de las personas que acudan a nuestro país. Carlés se mostraba dispuesto además a ampliar las plazas lo que fuera necesario para atender a estos refugiados, y apelaba a la solidaridad que la sociedad guadalajareña mostró hace años, acogiendo a familias albanokosovares que huían de la Guerra de los Balcanes.

Jornada intercultural en el Centro de Refugiados de Sigüenza. // Foto: El Día Digital

Jornada intercultural en el Centro de Refugiados de Sigüenza. // Foto: El Día Digital

Muchos recordarán aquel movimiento solidario que se despertó en el año 1999 en la provincia, cuando se tuvo que habilitar el vacío edificio del Seminario seguntino para alojar al centenar largo de personas llegadas de la ex Yugoslavia. Maestros y orientadores implicados en la escolarización de los niños, médicos examinando a los asilados, profesores de Universidad traduciendo y enseñando nociones de español a los recién llegados, gentes que se ofrecían como voluntarias para distintas tareas, y vecinos que aportaban todo tipo de enseres para facilitar la estancia temporal de los acogidos. La provincia de Guadalajara, y especialmente la Ciudad del Doncel, quedaron “retratadas” por su solidaridad en este episodio, especialmente cuando se produjo la visita del presidente José María Aznar acompañado de los medios nacionales.

Braulio Carlés, responsable de ACCEM. // Foto: lacronica.net

Braulio Carlés, responsable de ACCEM. // Foto: lacronica.net

Carlés era ayer especialmente duro al desmentir que los refugiados vienen a Europa por un “efecto llamada”, cuando realmente es la propia supervivencia física la que les obliga a dejar sus países de origen, y se mostraba contundente en criticar las medias tintas con las que la UE está respondiendo a esta brutal crisis humanitaria. Basta pensar que la pesada maquinaria comunitaria ha fijado una reunión, que se supone transcendental, para dentro de dos semanas, mientras la muerte sigue viajando en patera o en furgoneta. Entretanto, la acción directa es la que ejercen organismos como ACNUR, Intermón Oxfam, Cruz Roja o la mencionada ACCEM.

Huelga decir que es necesaria una mayor agilidad en tender un mano a quienes escapan de la barbarie. También un cambio radical respecto al origen -los orígenes- del problema: Actuación diplomática intensa en los conflictos bélicos, algunos demasiado olvidados; cooperación al desarrollo en los países de partida, muy recortada con la coartada de lo que el Primer Mundo considera crisis; y una legislación restrictiva que solo favorece a las mafias que trafican con personas. Sí, ya sé que estamos muy lejos de los lugares donde se toman estas decisiones. Pero seguro que muchos comparten esa sensación de que algo más hay que hacer que conmovernos ante las fotografías de los cadáveres de los niños flotando. Algo más que sentirnos abochornados cuando tratamos de explicar a nuestros hijos por qué está pasando “eso” que ven de refilón en el Telediario.

Es posible que Guadalajara esté llamada nuevamente a la solidaridad, como en 1999. Probablemente no será un episodio puntual y acotado durante unos meses como en aquella ocasión. Quisiera creer que nosotros, que no somos los mismos quince años después, que hemos vivido distintas experiencias de convivencia con los inmigrantes, no siempre fluidas, que hemos sido golpeados por nuestra particular crisis económica, seguiremos estando a la altura.

Anuncios

3 pensamientos en “Refugio en Guadalajara

  1. Estoy básicamente en desacuerdo con el contenido de este artículo y lo hago desde mi posición ideológica de izquierdas , asumiendo de antemano que la mayoría de personas que comparten esta ideología estarían a favor . No me voy a enredar en explicar mis argumentos en contra .Solo quiero llamar la atención en algo muy concreto : la visita de Aznar al centro de refugiados de Sigüenza en plena guerra de la OTAN-USA para desintegrar Yugoslavia con la excusa de dar la “independencia” a Kosovo y cambiar el comunismo de Albania .Tu sabes muy bien como periodista de gran valía que esa visita se utilizó como un acto de propaganda de guerra en el NODO de la TVE. No voy a profundizar mas para oponerme a tus argumentos de llamada a la “solidaridad “, tan solo señalo con el dedo a este solidario Aznar que fue uno de los mas agresivos en bombardear Yugoeslavia y participar en esta guerra , causando miles de muertes y daños para “aparecer ” luego en el NODO como “solidario ” y humanitario ……. .Todos sabemos que luego vino su “papelón ” en la Guerra de las armas de destrucción masiva y los atentados de respuesta de Atocha que nos costaron casi dos centenares de muertos y que los franquistas consiguieron convencer a la opinión publica que estos nada tenían que ver con Aznar ( sino con Zapatero) y menos con la particacipación de España en dicha guerra con este personaje en abanderado de la misma. Esta bien poner vendas …. pero es mejor evitar las heridas ….

  2. pol44. Gracias por participar con tu opinión y argumentarla.
    En todo caso, en el artículo no se justifica la posición de la OTAN ni de Estados Unidos en aquel conflicto, ni se apoya la independencia de kosovo. Son cuestiones que no respaldo, pero que no abordo en este artículo. Sería bastante osado por mi parte sin tener todas las claves.
    Tampoco entro a valorar la motivación de Aznar en aquella visita. Claro que fue un acto de propaganda. Yo solo decía que, al venir Aznar a Sigüenza, los medios nacionales contribuyeron a difundir la labor del Centro de Refugiados y la solidaridad de la provincia. En algunos reportajes se explicaba el apoyo de los ciudadanos a aquellos refugiados.
    En todo caso, los niños de Kosovo, como hoy los de Siria, son víctimas inocentes de estos conflictos, independientemente de las razones que motivan estas guerras. Claro que hay que abordar el origen y buscar la justicia. Pero sobre todo apelaba a una cuestión humanitaria, la de no cerrar las puertas a quienes están pidiendo desesperadamente protección. Y en eso probablemente estamos de acuerdo.
    Un saludo.
    Concha Balenzategui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s