Septiembre en Dávalos

CYMERA_20150901_213415

Fachada de la Biblioteca Pública de Guadalajara, situada en la plaza de Dávalos. // Foto: M.P.

Por Miriam Pindado

El verano ya está dando sus últimos coletazos y toca volver a la rutina. Al ruido del verano
le sigue ese plácido silencio y la brevedad de las tardes… preludio de la llegada del otoño. No me tachen de agorera, no intento anticiparme ni boicotear sus últimos días de verano (créanme) y menos en esta ciudad donde el  estío no acaba hasta la traca final y los fuegos artificiales del domingo de Ferias. Sin embargo, seguro que son muchos los que ya están organizando el nuevo curso, especialmente los que han agotado sus días de  sus vacaciones y los papás que están poniéndose al día con la vuelta al cole de sus hijos.

En Guadalajara (y aunque algunos se nieguen a reconocerlo) existe una amplia oferta de actividades culturales, deportivas y de ocio que pueden ayudarnos a empezar el curso con ese cosquilleo que de pequeños sentíamos al estrenar mochila, con ese olor a libro recién comprado y con ese afán por hacer horarios imposibles que colgar en el corcho o en la puerta de la nevera. A la gente le encanta mantenerse ocupada, organizar sus jornadas para las que a veces harían falta más de 24 horas y estrenar septiembre con nuevos propósitos que a veces se abandonan hasta que llegan los nuevos del 1 de enero.

Muchas instituciones, escuelas públicas y asociaciones presentan durante estos días su programa de actividades y abren los plazos de inscripción. Permítanme que hoy haga especial hincapié en las actividades que organiza una de las que, en mi modesta opinión, es claro referente de la actividad cultural de esta ciudad: la Biblioteca Pública de Guadalajara.Este centro es algo más que una biblioteca. Su función y su estructura van más allá de la concepción clásica de biblioteca convirtiéndola en esa Casa de la Cultura o ese Ateneo de antaño, que Guadalajara no tiene. Dávalos se concibió desde su origen –recuerden que hace más de diez años que la Biblioteca Pública de Guadalajara pasó del Palacio del Infantado al de Dávalos-como una Casa del Lector y como un lugar de encuentro en el que ni la edad, ni la condición social, ni el lugar de procedencia importan. Es un centro abierto a todos los vecinos de Guadalajara que cada día entran y salen por ese portalón del siglo XVI custodiado por dos caballeros.

IMG_20150901_184902

Cartel con la programación de septiembre en los pasillos de la Biblioteca. // Foto: M.P.

Según las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, cerca de 275.000 personas visitaron la Biblioteca Pública de Guadalajara en 2014. Menos visitas que las registradas en años anteriores que, sin embargo, se complementan con el aumento de usuarios inscritos que ya superan los 43.000. Un dato más que loable en una ciudad con menos de 84.000 habitantes que nos sitúa a la cabeza en el ranking regional. En concreto, a principios de este año la Biblioteca de Dávalos tenía 33.025 usuarios adultos, 10.016 infantiles y 504 institucionales;  más de 10.000 socios eran prestatarios activos; y en total se calcularon 185.568 préstamos, la mayor parte referidos a libros a los que se sumaban cerca de 50.000 préstamos de material audiovisual. Y ya termino con este baile de números. Espero no haberles abrumado y cansado con tanta cifra, pero considero que estas estadísticas son el reflejo del éxito de esta Biblioteca, la que mayor número de socios tiene en Castilla-La Mancha.

Perdónenme por este número, prometo que es el último y definitivo: 1.256. Es el total de actividades culturales que la Biblioteca organizó el año pasado y que podría verse incrementado en 2015. Tras la intensa actividad de primavera y la organización de otras nuevas durante el verano, la Biblioteca ha presentado hace unos días su programación para el inicio del nuevo curso. Se abre durante este mes el plazo de inscripción tanto para las actividades mensuales como para las permanentes -que se desarrollarán desde octubre a junio- en un curso que llega con interesantes novedades como el Club de Personas Libro o el nuevo de Lectura para Jóvenes sobre Viajes. Estos se suman a los ya habituales clubes de lectura para adultos –narrativa, poesía, economía, historia, lectura de la Biblia, etc.-. Durante el curso pasado se organizaron un total de 26 para adultos y ocho para niños que registraron una amplia participación contando cada uno de ellos con una media de entre 20 y 30 alumnos. No hubo problemas de admisión, salvo en los clubes en idiomas extranjeros, para los que dada la limitación de material, se abrió lista de espera.

Una de los proyectos que más nos llamó la atención a los que habitualmente paseamos por los pasillos de Dávalos fue el Proyecto Fahrenheit 451 con el que se intentaron salvar de la quema algunas de las obras literarias más conocidas de todos los tiempos. Ahora, esa curiosa iniciativa continuará con el nuevo Club de Personas Libro en cuyas reuniones se diseccionarán las palabras y las emociones suscitadas: “se compartirían textos elegidos con otras personas bajo el punto de vista de la palabra vinculada, un método de lectura en voz alta que consiste en hacer llegar lo que se recita, en entregar esas palabras al otro, vinculándose con el texto y con la persona que escucha”, anuncian desde la revista mensual de la Biblioteca. La otra gran novedad es el Club de Jóvenes Viajeros, con el que se brinda la oportunidad a los menores de 40 años de dar la vuelta al mundo sin moverse del sofá abriendo un foro para todos los que viajan con los ojos abiertos… o cerrados.

Además de los clubes de lectura y diferentes exposiciones y conferencias, Dávalos ofrece otras actividades permanentes como son los talleres de escritura creativa o de poesía, o específicas para el mes de septiembre como el Taller de Guiñol para adultos en el que podrán crear sus propias marionetas.

CYMERA_20150901_213213

Patio central en torno al que giran el resto de dependencias. //Foto: M.P.

Los más peques también tienen su espacio en la Biblioteca, y es que no podía ser de otra manera ya que suponen una cuarta parte del total de usuarios. Septiembre vuelve con las pequetecas, el grupo de ayuda para hacer los deberes y los clubes infantiles para niños a partir de tres años. A estos se suman algunas primicias como el taller Pensar Pasándolo Bien, con el que se invita a los niños a pensar de una
manera participativa, lúdica y estimulante; el Taller para niños de Programación con Scratch, pensado para que puedan programar, jugar y crear al mismo tiempo; los talleres de expresión artística y plástica; o el interesante Club de Lectura en Inglés para niños de entre 5 y 7 años.

Si quieren apuntarse a alguna de estas actividades ya pueden hacerlo (con premura) pues algunos, como el club de lectura Jóvenes Viajeros o el de lectura para niños en inglés, cierran su plazo de inscripción la próxima semana.

Como pueden observar, Dávalos no es una biblioteca al uso. Es mucho más. Por ello les invito a que se aprovechen (de manera sostenible…siempre sostenible) de sus servicios; a que participen de su amplia oferta cultural; a que encuentren la tranquilidad que están buscando; a que se atrevan con el piano (Tócala, Sam); a que alcen la mirada para apreciar la magia de sus artesonados y….cómo no…les invito a que sigan leyendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s