Guadalajara de cine

Por Julián de la Fuente Prieto*

El productor audiovisual y profesor universitario Julián de la Fuente Prieto.

El productor audiovisual y profesor universitario Julián de la Fuente Prieto.

No hace muchos años, cuando todavía existían las cintas de vídeo, había una película que cualquier guadalajareño que se precie debía tener grabada. Se trataba de Espartaco (1960); la película en la que Kirk Douglas interpretaba al esclavo tracio que puso en jaque al ejército romano. No dudo que en Guadalajara hay muchos cinéfilos que disfrutan del clásico de Stanley Kubrick, pero las razones para conservar a mano la grabación de esta película eran otras muy diferentes. Me consta que muchos apuntaban en el borde de la cinta el minutado de una secuencia probablemente irrelevante en el magnífico guion de Dalton Trumbo; el momento en el que la muchedumbre de esclavos que lidera Espartaco emprende su éxodo para salir de la Península Itálica. La razón para resaltar esta parte de la película no era otra que la elección por parte del productor Samuel Bronston de los alrededores de nuestra Peña Hueva, para rodar esta secuencia en la que participaron cientos de guadalajareños como extras.

Rodaje del cortometraje 'Un turista entre un millón' dirigido por Julián de la Fuente. Fotografía facilitada por Julián de la Fuente.

Rodaje del cortometraje ‘Un turista entre un millón’ dirigido por Julián de la Fuente. Fotografía facilitada por Julián de la Fuente.

Más de cincuenta años después, imagino que algo parecido estará pasando en Molina de Aragón con el rodaje de Juego de Tronos (HBO, 2011); tal y cómo nos cuenta Marta Perruca en su artículo de hace unos días. Lo que tengo claro es que el hecho de que estas producciones se hayan fijado en la provincia de Guadalajara como escenario no es algo casual ni esporádico. En la enciclopedia electrónica Enwada, el historiador David Recio recopila en este artículo más de una treintena de rodajes registrados en la provincia de Guadalajara con directores como Orson Welles, Pedro Almodovar, Icíar Bollaín o Carlos Saura. La base de datos cinematográfica IMDB eleva hasta 127 las películas filmadas en nuestra provincia, siendo las localizaciones más recurridas hasta el momento: el monasterio de Lupiana, Sigüenza o el entorno de Uceda. A lo que habría que añadir otro tipo de producciones como anuncios, videoclips, documentales, etc.

Otra fotografía del rodaje del cortometraje 'Un turista entre un millón' dirigido por Julián de la Fuente. Fotografía facilitada por Julián de la Fuente.

Otra fotografía del rodaje del cortometraje ‘Un turista entre un millón’ dirigido por Julián de la Fuente. Fotografía facilitada por Julián de la Fuente.

No es de extrañar que el Alto Tajo, los pueblos negros, palacios como el de Pastrana, castillos como el de Atienza o entornos urbanos singulares como el Fuerte de San Francisco, hayan sido capaces de captar la atención de cualquier localizador de exteriores. Sin embargo parece más difícil explicar por qué una película como Guerreros (Daniel Calparsoro, 2002) ambientada en Kosovo se rodó en la Torre del Burgo, cómo una sala de fiestas de Yunquera ha acogido más grabaciones que cualquier discoteca madrileña y qué demonios tiene la cárcel de Guadalajara para ser la prisión por excelencia del cine español. Gracias a mi experiencia como productor audiovisual ahora entiendo por qué Guadalajara se ha convertido en un referente del séptimo arte.

Cualquier productora huye de localizaciones “quemadas” por aparecer demasiadas veces en la gran pantalla. A la frescura de nuestros escenarios, habría que añadir las facilidades para desarrollar un rodaje tanto logística como administrativamente. La cercanía y buenas comunicaciones con Madrid permiten disponer a menos de una hora de viaje de cualquier tipo de material audiovisual en nuestra provincia. Sin ir más lejos, una empresa radicada en Azuqueca de Henares como es Felipe Simón S.L. puede presumir de aportar generadores insonorizados a gran parte de los rodajes en exteriores de este país. Pero es que además, el convenio audiovisual estipula una distancia de hasta 50Km para considerar una localización ajena al domicilio habitual del equipo humano que participa en cualquier producción. En la práctica esto permite a cualquier productora organizar un rodaje en el Corredor del Henares, con las mismas condiciones laborales que en el centro de Madrid. De hecho alguno de los artistas y técnicos mejor valorados tanto dentro como fuera de España son alcarreños. Todos conocen la justa fama de los hermanos Solís, pero pocos han oído hablar de la yunquerana María Luisa Gutiérrez; productora de la saga Torrente (Santiago Segura, 2001, 2005, 2011, 2014) y de muchas otras películas cuyos rodajes han acabado en nuestra provincia seguramente por su culpa.

Una tercera instantánea del rodaje del cortometraje 'Un turista entre un millón' dirigido por Julián de la Fuente. Fotografía facilitada por Julián de la Fuente.

Una tercera instantánea del rodaje del cortometraje ‘Un turista entre un millón’ dirigido por Julián de la Fuente. Fotografía facilitada por Julián de la Fuente.

Y lo cierto es que toda esta actividad cinematográfica ha calado hondo en la cultura y sociedad alcarreña. El cineclub más antiguo de España, con permiso de nuestros vecinos conquenses, es el Alcarreño. El FESCIGU que comienza la semana que viene, lleva trece años como referente del cine solidario en nuestro país. La Muestra Alcarreña de Cortometrajes lleva otras tantas ediciones recopilando más de un centenar de pequeñas películas hechas en Guadalajara o por guadalajareños fuera de la provincia. Y hasta la Universidad de Alcalá acaba de graduar a la primera promoción de estudiantes de comunicación audiovisual que hace cinco años comenzaron sus estudios en la capital.

¿Qué más necesitamos para fomentar y explotar un sector como el audiovisual que puede ayudarnos a dinamizar la cultura, el turismo y la economía de Guadalajara? Una actividad creativa, fácil de exportar, que necesita de múltiples servicios y con gran potencial para el empleo joven. Ese ilustre alcarreño que era Tomas Camarillo lo vio claro cuando en los años veinte del pasado siglo XX, cogió su Pathe Baby y comenzó a hacer que Guadalajara fuera de cine.

Julián de la Fuente Prieto es licenciado en Historia y en Comunicación Audiovisual. Lleva trabajando desde 2002 como director y productor audiovisual freelance, centrándose en la creación de contenidos audiovisuales como anuncios, videoclips e informes. También ha creado hologramas, proyecciones en 3D y aplicaciones móviles interactivas. Además, cuenta con varias publicaciones sobre cine e historia y ha llevado a cabo varios proyectos de divulgación sobre patrimonio cinematográfico. Actualmente compagina su vida profesional con la docencia universitaria tanto en la Universidad Europea de Madrid como en la de Alcalá.

Anuncios

2 pensamientos en “Guadalajara de cine

  1. No es cierto que produjera la película Samuel Bronston. El productor era Edward Lewis, aunque quien mandaba era Kirk Douglas, que fue quien sustituyó al director inicial por Stanley Kubrick.

  2. Los estudios de Comunicación Audiovisual son de cuatros no de cinco. De todas formas, muchos de los estudiantes de esta carrera no trabajaremos en esta provincia porque casi no hay trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s