Antes del próximo septiembre

no a la separacion

Cabecera de una nueva fanpage en Facebook.

Por Miriam Pindado

El ‘Pobre de mí’, la resaca y los balances ponían siempre el punto final a las Ferias y Fiestas de Guadalajara. Ya vamos por la segunda semana post-ferias y aunque creíamos que no volveríamos a escuchar nada más sobre las mismas, no ha sido así. Esta vez ni el día del niño ni las últimas lavadoras con ropa de peña han conseguido que los guadalajareños se olviden de su Semana Grande. ¿Por qué será?

Parece que este año la ciudad se resiente de algo: quizá no quiera cerrar el verano de un portazo…quizá le dé envidia que Azuqueca esté de fiesta…o quizá aún le quede algo por decir. Todas estas posibilidades son válidas, pero la tercera y última es la que está alimentando al “movimiento ciudadano” (especialmente peñista, aunque pueden ustedes llamarlo como quieran) que durante los festejos se manifestó en contra del nuevo recinto ferial con pegatinas, pancartas y cánticos y, que ahora, quince días después, sigue coleando por las redes sociales. No es un movimiento organizado, es simplemente algo improvisado que parece reflejar los sentimientos/pensamientos de muchos guadalajareños y que se está retroalimentando en Internet.

Por ejemplo, la semana pasada se creó una fanpage en Facebook que lleva por nombre (y por bandera)  ‘NO a la separación de peñas de Guadalajara’ y que en seis días ha conseguido cerca de 1.600 ‘seguidores’. Por lo que he podido saber se trata de una iniciativa particular que de momento quiere mantenerse en el anonimato y cuya única intención es la de dar soporte a las reivindicaciones de los que no creen que el nuevo ferial  se haya “consolidado”. Personalmente  no creo que esta plataforma  se haya creado para aliviar el síndrome de abstinencia de los peñistas o para tocar las pelotas al Ayuntamiento (disculpen mis formas). No. De hecho, según su artífice, la fanpage se ha creado para, aprovechando que las Fiestas están aún recientes, reivindicar a tiempo un problema candente…que ha quemado a muchos (y que sigue escociendo un poco). Podría decirse que este año se ha reabierto el debate en torno a la ubicación de los diferentes festejos y peñas, sin embargo, me atrevería a decir que ese debate nunca se cerró. Se puso una tirita de colores y se siguió sin más, pero esa herida nunca llegó a cicatrizar. Y ahora esas quejas duelen más porque la brecha entre el ambiente ajardinado del centro y el de hormigón del otro lado de la autovía es cada vez más grande. Por eso y porque las ocho peñas del otro lado de la A-2 esperaban una respuesta que nunca llegó (y parece no llegar). Porque donde no había hueco para las peñas de siempre se han habilitado este año carpas para los jóvenes de ahora. Porque las actividades más importantes siguen concentrándose en la zona del ferial originario (normal) mientras que en “tierra hostil” se quedan algunos tributos y un toro de fuego segundón y cobarde que no se atreve a abandonar La Carrera. Porque las peñas del Corte Inglés están viendo como sus nuevas generaciones abandonan el nido y se van con la gente de su quinta. Porque esas ocho peñas que sobreviven sobre el cemento ven como mengua el número de socios y, por ende, su presupuesto…Hay muchos porqués detrás de estas reivindicaciones: muchos de ellos ya se vislumbraban durante las Ferias y se han confirmado después de ellas. Ya expuse mi opinión cuando hablé de ‘Las Ferias en tierra hostil’ y no tengo mucho más que decir al respecto.

IMG_20150908_175657

Imagen del nuevo recinto ferial, centro de las reivindicaciones. // Foto: M.P.

No obstante, lo que me ha llevado a escribir esto es esa voz cuasi unánime, ese malestar “generalizado” y esa perseverancia que ha sobrevivido a la traca del domingo. Muchos guadalajareños –que no todos, evidentemente- echan la vista atrás y recuerdan con cierta nostalgia aquellas Ferias de antaño (a.d. 2008). Ahora, algunos intentan hacer su tetris de carpas y festejos, otros proponen alternativas y sugieren soluciones, y el resto simplemente delibera sobre lo que está pasando. Estos foros están en los bares y en las redes sociales…de momento, y por lo que sé, no han llegado a ningún despacho. Evidentemente hay problemas más importantes que este en la ciudad pero probablemente no haya en Guadalajara una semana tan importante como la de las Ferias y Fiestas…

Durante estos días he podido escuchar y leer de todo: voces unánimes, lanzamientos de patatas calientes y responsabilidades, piques entre peñistas, solidaridad entre peñas, propuestas de todo tipo, voces de la experiencia y consejos de sabios…Hay de todo y todo vale (con respeto). Sin embargo, lo que más me ha llamado la atención de lo que se ha publicado hasta ahora en las redes sociales es ese respaldo –más o menos generalizado- entre peñas. Esa complicidad que, aunque arrastre tiranteces pasadas de moda, es la que hace de estas reivindicaciones un “movimiento ciudadano” (recuerdo que pueden denominarlo como quieran) y no una excusa barata para tirar(se) balones fuera y los trastos a la cabeza. Creo que esta es la diferencia entre lo que está ocurriendo ahora y lo que ocurría años atrás. Ese afán por intentar dar con “la mejor de las soluciones para todos”. Esta ciudad que se mueve por conseguir algo antes del próximo septiembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s