¿Empleo estable y de calidad?

plan empleo gu

La Consejera explicó a los alcaldes de Guadalajara la aplicación del Plan Extraordinario por el Empleo. / FOTO: JCCM

Por Míriam Pindado

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha presentado esta semana en Guadalajara el Plan Extraordinario por el Empleo 2015-2017. Este Programa, dotado con 224 millones de euros, busca la creación de 60.000 empleos en la región durante los próximos dos años. El Gobierno regional invitó a los Ayuntamientos de Guadalajara y a la Diputaciones a participar en este Programa “temporal y urgente”.

Sin duda es una buena noticia. Bienvenida sea cualquier política de empleo en este país, en esta comunidad autónoma y en esta provincia ya que el desempleo sigue siendo el problema que más preocupa a los españoles y el mayor lastre para la economía de este país. Las Administraciones Públicas, con unos u otros partidos en sus gobiernos, siguen devanándose  los sesos con este asunto, sin embargo, parece que no encuentran una solución estructural a un problema que ya ha sobrepasado las estructuras económicas y sociales de este país. De momento nos ofrecen, los que podríamos llamar, planes asistenciales: un parches para unos meses, unas medidas a corto y ¿medio? plazo o, como diría mi abuela, “pan para hoy, hambre para mañana”. Pero bueno, parece que los españoles somos capaces de sobrevivir con pan (a veces no queda otra)…aunque sea por llevarnos algo a la boca.

Para opinar sobre algo es necesario informarse primero. Y dada la complejidad y la opacidad que existe en este país respecto a las políticas de empleo, he decidido leer directamente el documento que recoge el Plan Extraordinario para el Empleo 2015-2017 ideado por el actual Gobierno regional y publicado a finales de agosto. Las primeras páginas del mismo resumen la trágica situación que afecta desde hace años a miles de hogares castellano-manchegos. El texto se hace eco de las cifras de los últimos cuatro años –los años de Cospedal- a los que se refieren como “cuatro años de recortes, de destrucción de empleo público y de desmantelamiento del servicio público de empleo, de las políticas activas de empleo y del diálogo social”. No obstante, y obviando este ridículo juego de la patata caliente, el actual Gobierno regional ilustra con datos actuales el gravísimo problema que existe en materia de empleo en esta región. Por ejemplo:

-Desde el segundo trimestre de 2011 hasta el segundo de 2015, se han perdido 66.700 empleos.

-Casi una de cada nueve personas ha perdido su puesto de trabajo en este periodo, lo que nos sitúa como la tercera comunidad autónoma que más empleo ha destruido.

-La tasa de paro general (en el segundo trimestre de 2015) para menores de 25 años alcanza el 58,72%, convirtiendo a Castilla-La Mancha en la segunda Comunidad Autónoma con mayor tasa de paro juvenil de toda España.

-El número de personas que llevan más de veinticuatro meses buscando empleo sin lograrlo se ha duplicado, pasando de algo menos de 60.000 a más de 120.000, el 55% de ellas mujeres.

-Se ha duplicado también el número de personas desempleadas mayores de 55 años, que ha pasado de 15.000 en el segundo trimestre de 2011 a 30.000 en el mismo trimestre de 2015.

-En junio de 2015 (último dato disponible) 122.271 personas inscritas en el registro del servicio público de empleo en Castilla-La Mancha, no cobraban ni prestación contributiva, ni subsidios, ni renta activa de inserción.

Dibujo

El documento, a pesar de revelar estas escalofriantes cifras, reconoce tímidamente que durante los últimos trimestres “asistimos a una incipiente creación de empleo”. Pero obviamente ( lo saben ustedes y lo saben ellos): hay que hacer algo. Por ello, el Gobierno de García Page ha elaborado este Plan y lo ha hecho en base a dos objetivos principales: por un lado, cualificar y facilitar el acceso a un primer empleo a los más jóvenes;  y por otro, rescatar a las personas en situación de paro de larga duración sin protección por desempleo. Además, la Junta se ha fijado en los mayores de 55 años y en las mujeres víctimas de la Violencia de Género…¿pero qué clase de empleos ofrece este Plan?¿Qué número ilimitado de requisitos hay que cumplir para beneficiarse de alguna de las medidas propuestas? ¿Qué hay del resto de castellano-manchegos en situación de desempleo: tendrá que esperar a sumar dos años en las colas del INEM/Sepecam o a cumplir 55 años?  ¿Qué pasa con las personas que este verano han aceptado un trabajo de un mes y que han dejado de ser parados de larga duración? ¿A qué edad se deja de ser joven en este Plan Extraordinario para el Empleo?

Dibujo durac

A continuación les muestro algunos apuntes que he tomado mientras leía este documento y que como ciudadana de Castilla-La Mancha (no economista) me han hecho plantearme algunas cuestiones.

  1. Iniciativa de Empleo Juvenil. Este apartado comienza diciendo: “la Iniciativa de Empleo Juvenil centra su atención en la juventud que ni estudia, ni participa en acciones de orientación”. Pero a medida que avanza el documento, se añaden medidas específicas para que los jóvenes consigan el Graduado en ESO y para aquellos que estén buscando su primer empleo. Parece que esta vez también se incluye a los que han cursado estudios superiores.
  2. Plan para las personas que han agotado su protección. Podrán ser beneficiarios de estas ayudas los demandantes de empleo mayores de 25 años con plena disponibilidad que lleven más de dos años en situación de desempleo. Sólo una persona por unidad familiar podrá beneficiarse. Las entidades colaboradoras –ayuntamientos y organizaciones sin ánimo de lucro- recibirán por cada contrato una ayuda equivalente al salario mínimo interprofesional durante seis meses. Los contratos serán de seis meses y a jornada completa.
  3. Garantía +55 años. Este programa de ayudas se dedicará a proyectos comunitarios de colaboración social (turismo, cultura, medio ambiente…) Para poder beneficiarse de este ayuda los candidatos deberán tener más de 55 años, encontrarse en situación de desempleo y percibir el subsidio para mayores de 55, además de haber cotizado lo suficiente como para acceder a la pensión por jubilación.

Si usted está en alguna de esta situaciones y cumple con todos los requisitos planteados, enhorabuena. Puede que sea una de las 60.000 personas agraciadas. Sin embargo, y viendo la situación en la que se encuentran personas de mi alrededor, me pregunto: ¿Dónde quedan  los mayores de 45 años? ¿Y los discapacitados? ¿Qué futuro le depara a esa generación perdida que sigue perdiéndose? ¿Qué trabajos cualificados podrán encontrarse en este Plan? ¿Las personas con cargas familiares podrán alegar esa disponibilidad total que se les exige?

Y sigo con la retahíla, aunque dejaré algunas más en stock: ¿Hay suficientes orientadores y supervisores para encargarse de los itinerarios de estas 60.000 personas? ¿Qué compromiso y responsabilidad se les exigirá a las entidades colaboradoras? ¿Quién decidirá el salario que percibirán los beneficiarios? ¿Acaso puede una familia o una persona emancipada sobrevivir con el salario Mínimo Interprofesional (648,60 euros brutos/mes)? ¿Qué les deparará a los afortunados después de estos seis?¿Cómo se motivará a las empresas para la contratación posterior de estas personas?

Y para terminar, lanzaré la pregunta más difícil de todas (y la más retórica): ¿Cómo se impulsará la generación y el mantenimiento de empleo de calidad a largo plazo? Una cuestión más que evidente teniendo en cuenta que la mayoría de los castellano-manchegos (si no todos) siguen soñando con un trabajo digno y estable… ¿Estaremos locos por pedir algo así? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s