Cien días que saben a poco

El Alcalde y su equipo haciendo balance de sus primeros cien días de gobierno // Foto: Europa Press

Por Álvaro Nuño

Quizás mientras que usted, amigo lector, esté leyendo este articulo, el Pleno del Ayuntamiento de Guadalajara esté celebrando la sesión ordinaria del último viernes de cada mes (en este caso, del primero). Por mi trabajo como periodista local, cubrí durante muchos años largos y en demasiadas ocasiones tediosos plenos municipales en los que el guión estaba más que escrito antes de que el Alcalde de turno abriera si quiera la sesión. Así ocurría siempre que un equipo de Gobierno estaba respaldado por su propio grupo político detentando una indiscutible mayoría absoluta. Ese rodillo -democrático pero rodillo-, funcionaba prácticamente a piñón fijo y así, todas las propuestas presentadas por el grupo que mantenía esa mayoría se aprobaban con el voto en contra de la oposición, y, por contra, las mociones presentadas por los grupos minoritarios eran rechazados casi automáticamente. Menos de las deseables eran las ocasiones en las que una de las dos bancadas se saltaba el guión y el debate terminaba en acuerdo por cesión de una de las partes o de ambas.

Los plenos municipales representan la democracia local, es donde se debaten las cuestiones que nos competen a todos los vecinos por parte de los concejales a los que los ciudadanos hemos elegido; pero, además, a diferencia de otros órganos de gobierno, sus reuniones son públicas y a ellas puede acudir cualquiera. Echo en falta en este sentido, la retransmisión que se hacía en el pasado mandato de los plenos por internet, lo que permitía no tener que desplazarse a la Casa Consistorial para seguir los debates y votaciones o esperar las noticias de sus deliberaciones en los diferentes medios de comuicación. Incluso los tribunales han dado la razón a los ciudadanos que graban las sesiones en vídeo para luego difundirlas, en una decisión que viene a corroborar ese carácter público de los plenos.

Público asistente a una sesión en el salón de Plenos del Ayuntamiento de Guadalajara // Foto: guadaque.com

Pues bien, en este Ayuntamiento sin mayoría absoluta del Partido Popular, los plenos han vuelto a ser los grandes protagonistas alrededor de los que gira el resto de la actividad política y municipal. El aumento de la pluralidad de opciones políticas, la aparición de partidos emergentes y el menor peso de las dos grandes formaciones tradicionales han obligado no solo a abrir el abanico sino, a veces, a agitarlo con fuerza. En el presente mandato, Antonio Roman y su equipo de Gobierno no deben dar nada por hecho, porque el asunto puede llegar a Pleno y los tres grupos de la oposición pueden votar al únísono y conseguir la mayoría absoluta de la que el PP carece. Un buen ejemplo de ello fue el apoyo de PSOE y la abstención de Ciudadanos ante una moción de Ahora Guadalajara pidiendo el cambio de algunas calles todavía con reminiscencias franquistas. Por muy alcalde que sea, contra su criterio y voluntad, Román debe acatar la decisión democrática y hacerla cumplir.

Más casos de este tipo seguro que nos esperan en este mandato del que se acaban de cumplir los cien primeros días -tiempo de “bula” que tradicionalmente se les da a los nuevos gobernantes antes de entrar a degüello con su gestión-, aunque en el caso de nuestra ciudad, este hito ha quedado un tanto diluido, en primer lugar porque Román y su equipo llevan ocho años ya gobernando la ciudad, y en segundo porque el calendario local no permite a los gobernantes hacer poco más que firmar lo que quedara pendiente en primavera y cerrar los flecos de un acontecimiento tan relevante como son las Ferias y Fiestas. Si a ello unimos que después del cansancio de la campaña electoral, quien más y quien menos se toma unas seguro que merecidas vacaciones para descansar y que en verano, toda la ciudad baja el ritmo, estos cien días realmente saben a poco.

Aún así, el equipo de Gobierno ha hecho su propio balance y se siente satisfecho con estos primeros cien días de su tercer mandato. Coincide con nosotros el Alcalde al señalar que su situación de mayoría minoritaria hacen este diferente a los dos anteriores y comenzó valorando el grado de cumplimiento del pacto de investidura firmado horas antes de la sesión de constitución con los dos concejales de Ciudadanos, que le pusieron a Antonio Román de nuevo el bastón de mando en la mano, pero parece que sin cheque en blanco. El PP, por tanto, se afana en cumplir con ese acuerdo que le ha obligado, por ejemplo a constituir la Mesa de Contratación municipal solo con funcionarios o permitir asistir al resto de grupos municipales a las Juntas Locales de Gobierno, medidas ambas exigidas por este grupo municipal.

La formación naranja, por su parte, se arroga el protagonismo de todas estas acciones encaminada a abrir puertas y ventanas de los despachos y salas de reuniones de la planta noble del número 1 de la Plaza Mayor. No les falta razón, aunque también hay tachadura en algunas de sus decisiones, como la de utilizar su propia situación de bisagra necesaria para presidir las comisiones que ellos mismos solicitaron y liberarse con sueldo público sus dos únicos concejales, saltándose el elemental criterio de proporcionalidad, como denunció Ahora Guadalajara, que le dobla en número de concejales, pero tiene menos liberados. Ciudadanos es un partido que no gobierna pero sin él que no se puede gobernar y tampoco se puede decir que está en la oposición. Sus decisiones son impredecibles y sus concejales y el propio partido no tienen recorrido político suficiente como para saber de qué pie cojean -y tampoco lo van a enseñar ahora con unas elecciones generales a la vuelta de la esquina en las que su líder, Albert Rivera, pretende dar la batalla en toda España-.

Los dos concejales de Ciudadanos, haciendo su propio balance. // Foto: http://guadalajara.ciudadanos-cs.org/

Por último, buena parte de la ciudadanía y de la oposición continúa viendo a Antonio Román como un alcalde forzado por las circunstancias y por su propio partido a mantenerse en la Alcaldía. Pese a su compromiso público de desempeñar su cargo como regidor durante los cuatro años que quedan de mandato, no se sabe cuál va a ser su papel en las próximas elecciones generales -hasta diciembre sigue siendo diputado en el Congreso- y acusan en el un desánimo que se traduce en inacción y en la creciente e indisimulada presencia del vicealcalde, Jaime Carnicero, que parece estar ganándose su nuevo y suculento sueldo público sustituyendo públicamente al alcalde en numerosas comparecencias ante la prensa, como en el balance de las últimas fiestas o en la presentación de un  Plan de Revitalización del Casco Histórico.

Temas suficientes y de mucho calado para la ciudad hay encima de la mesa para que los partidos políticos aprieten el acelerador  y pongan el interés general de los vecinos por encima de sus propios postulados, más cuando esta pluralidad exige cintura, negociación y concesiones por parte de todos. Si a esta situación interna le añadimos además condicionantes externos tan volátiles como la diferencia de signo político que se da entre Junta y Ayuntamiento y la convocatoria para el próximo 20 de diciembre de unas elecciones generales que parecen presentarse muy reñidas, creo que seguiremos circulando a ralentí y que deberemos alargar el plazo al menos a doscientos días para poder extraer alguna conclusión clara de por dónde irán los tiros en los próximos cuatro años.

Anuncios

4 pensamientos en “Cien días que saben a poco

  1. ayyy ciudadanos…si la mesa del pp cojea, con un poco que les den a ciudadanos, les apoyan…
    en guadalajara no les han dado poco, les han dado mucho, dos concejales liberados con la excusa de unas comisiones creadas exprofeso de las que cien dias despues, nada se sabe, una ni siquiera se ha constituido, la otra solo ha hecho un acto meramente formal, sin haberse reunido aun, lo cual no ha impedido que angel bachiller logre su liberación y su sueldo..parece mucho con los votos obtenidos?? pues no se vayan todavia, aun hay mas, ciudadanos ya ha logrado otro sueldo a cargo de los vecinos de guadalajara, un puesto administrativo para su grupo, prebenda que no tienen los dos grupos de la oposición (me niego a considrar a ciudadanos oposición, mas bien como les definen desde ahora guadalajara son el bloque de gobierno), y si todo se confirma como se viene confirmando, antes de fin de año alcanzaran el 4ª liberado…para llevar propuestas al pleno sobre los alcorques de los arboles en las aceras…lamentable…
    en cuanto a roman, habria que hablar de los primeros cien dias de carnicero, impregando con su hacer chabacano y grosero la labor del ayuntamiento y ensuciando los plenos.Es lo que tiene tener un candidato que no quiere serlo y un delfin muy pagado de si mismo

    • Me asombra Ricardo la visión que da los hechos. Las Comisiones no existían anteriormente y empezarán a funcionar cuando se conforme su estructura y se establezca su funcionamiento, y podrá ver su utilidad. Sin embargo, estos pasos no dependen exclusivamente de la iniciativa de Ciudadanos, lo que no quita por otro lado que no se esté trabajando en ello. En Ahora Guadalajara, están todos sus concejales cobrando como liberados en Instituciones Públicas hecho que no entro a criticar porque considero que es positivo para hacer bien su trabajo. Ah! Y por cierto, el tema de los alcorques es una petición de varios ciudadanos. Creo que no es tontería alguna cuidar del medio ambiente si usted quiere ironizar sobre ello….. adelante.

  2. Señor Álvaro, debería de informarse mejor, puesto que le informó que el último pleno del día 2 de octubre fue retransmitido en directo, pudiéndose conectarse la gente desde la página web del ayuntamiento. Con lo que no puede hechas de menos su retransmisión.

    • Gracias por tu comentario Manuel. En el momento en que escribí el artículo (el jueves 1 por la noche), la web que emitía los plenos municipales no estaba activa, situación que se prolongaba desde, al menos, el pasado mes de mayo. Puedo equivocarme como todo el mundo pero suelo informarme antes de escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s