Dos candidatos y un escaño

El secretario provincial del PSOE, Pablo Bellido, y la diputada nacional, Magdalena Valerio, en una imagen de archivo // Foto: jsclm.org

Por Álvaro Nuño

Magdalena Valerio ha vuelto. Tras pasar un año en el dique seco público, apartada obligatoriamente por sufrir un cáncer de mama y tras haber sido dada de alta por los médicos del Hospital General Universitario de Guadalajara, la diputada nacional por el Partido Socialista ha regresado a la arena política en un terreno que domina a la perfección, el de los medios de comunicación, con la publicación de sendas entrevistas esta semana, el lunes 5 en Guadalajaradiario.es y el martes 6 en El Digital de Castilla-La Mancha. Valerio vuelve a mostrar su amplia sonrisa y la profundidad de su mirada, atributos a los que añade ahora un corte de pelo que ha sustituido al pañuelo que cubrió su cabeza durante el último año. Nos alegramos de su recuperación.

“Aspiro a ser candidata”, le dice al periodista Santiago Barra en dicha entrevista, directa y sin dobleces, esperando a que el Comité Federal del PSOE del próximo 17 de octubre la nombre cabeza de lista de este partido a las elecciones generales por Guadalajara. Pero el proceso no parece sencillo. De hecho, los militantes socialistas de nuestra provincia han pedido una ampliación de plazo para poder hacer las asambleas en las que se propondrán los nombres que presentarán al escrutinio ciudadano el 20 de diciembre.

La que fuera portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara, varias veces consejera en el Gobierno regional y delegada de la Junta dice sentirse “muy recuperada” y en ambas entrevistas blande con orgullo el apoyo del actual secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, que, como ella misma dice, “quiere seguir contando conmigo”. No en vano, Valerio es una de la decena de militantes que componen el denominado “Comité de Sabios” que Sánchez formó para su propósito de llegar a la Moncloa. Afirma ser  “una de las personas que animó a Pedro Sánchez a presentarse a las primarias”  y su apoyo al actual líder del PSOE frente a Eduardo Madina en las primarias fue público y manifiesto desde el principio. A partir de ahí, ha pasado de ocupar un escaño anónimo en la bancada socialista del hemiciclo a sentarse en primera fila y a ejercer como secretaria general y portavoz adjunta del Grupo Socialista en el Congreso y a desempeñar diversas tareas de coordinación y dirección del grupo en comisiones y plenos.

Sesión de control al Gobierno del 27 de septiembre. Valerio en primera fila // Foto: Facebook.

Sesión de control al Gobierno del 27 de septiembre. Valerio en primera fila, la cuarta por la izquierda // Foto: Facebook.

Pero Magdalena Valerio no es la única militante del PSOE alcarreño que desea ese puesto. Pablo Bellido, exalcalde de Azuqueca y actual secretario provincial también lleva semanas posicionándose públicamente por ser  el cabeza de lista del PSOE en las generales. En una amplia entrevista publicada en la edición impresa del bisemanario Nueva Alcarria lo volvía a afirmar el pasado viernes. Y si Valerio cuenta con el apoyo del Comité Federal, el secretario provincial avanza que las agrupaciones locales que han hecho llegar ya sus preferencias “muy mayoritariamente me proponen a mí”. “Creo que el secretario provincial del partido debe ir al Congreso, es lo normal” y “si todo va según lo previsto es factible que tenga más propuestas que nadie”, dice seguro de sí mismo ante una Ejecutiva y un Comité Provincial que le parecen tan favorables como el Federal a Valerio.

“Ya veremos en qué queda la cosa -contesta la actual diputada nacional cuando le nombran las intenciones de su secretario provincial-. Tengo que decir que podría ser esperable otra decisión, otra actitud, pero en fin. Si él se ha planteado que va a ser útil en el Congreso y que tiene ganas, que él quiere y que él puede, pues que juegue sus bazas” deja caer. En un juego en el que cada uno muestra sus cartas, Valerio hace valer las suyas: “Es evidente que Pedro Sánchez está contando conmigo en la dirección del Grupo Parlamentario, ha querido contar conmigo en el equipo que coordinará el programa electoral para que coordine el área de servicios sociales, y yo estoy a disposición de lo que decida mi partido. Al final va a ser el Comité Federal de Lista el que va a adoptar la decisión, el día 17 de octubre”.

Magdalena Valerio, en las puertas del Congreso de los Diputados // Foto: Héctor Martín/El Digital de Castilla-La Mancha

Se desconoce por el momento qué es lo que esta ocurriendo dentro del seno del PSOE provincial, pero la batalla por ser el cabeza de lista el 20 de diciembre es pública y notoria. Se enfrentan dos estilos de política muy diferentes y dos personas también muy distintas. La experiencia política de Magdalena Valerio, acumulada durante años en diversos cargos, frente a la juventud de Pablo Bellido quien, también hay que recordarlo, apostó en las primarias socialistas a caballo perdedor, apoyando a Eduardo Madina, que sólo tiene la experiencia de ocho años como alcalde, y sobre el que sigue pesando una imputación por unas obras ejecutadas en su último mandato.

Sin embargo, Bellido cuenta con la baza de los votos que nunca tuvo Valerio. En las elecciones municipales de 2011, mientras el azudense no sólo conseguía mantener la Alcaldía, aumentando la representación socialista con mayoría absoluta, la candidata al mismo puesto en Guadalajara capital era vapuleada en las urnas por un Antonio Román que la dobló en votos y en concejales.

Las espadas están en todo lo alto y la pelea será enconada para un puesto -el de cabeza de lista al Congreso- que todo apunta a que será único, no sólo por la historia (el Partido Socialista sólo consiguió dos diputados por Guadalajara en 1982), sino por un presente en que fuerzas emergentes a la izquierda del PSOE como Podemos podrían incluso conseguir representación parlamentaria, rompiendo el tradicional bipartidismo PP-PSOE.

Y hablando de Antonio Román y del Partido Popular, –al que la socialista en una de las entrevistas tacha de “inclasificable” a bote pronto-, se da la curiosa circunstancia de que, mientras en Ferraz, la diputada por Guadalajara se encarga de la redacción del programa electoral del PSOE en materia de servicios sociales, el mismo trabajo desempeña otro exdiputado alcarreño en Génova para el PP, el que fuera consejero de Sanidad en el gobierno de María Dolores de Cospedal, José Ignacio Echániz, quien aspiraría a recuperar el escaño que ya ocupó de 2008 a 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s