Soberanía popular

ayto guada

El Ayuntamiento de Guadalajara es uno de los lugares a los que los vecinos puede hacer llegar sus propuestas. // Foto: cedida

“El estado experimental debe asegurar no sólo la igualdad de oportunidades entre los distintos proyectos de institucionalidad democrática, sino unas pautas mínimas de inclusión que hagan posible una ciudadanía activa capaz de controlar, acompañar y evaluar la valía de los distintos proyectos. Estas pautas son necesarias para hacer de la inestabilidad institucional un ámbito de deliberación democrática”

(Reinventar la democracia, Boaventura de Souza Santos)

Por Borja Montero

El Ayuntamiento de Guadalajara ha puesto en marcha dos iniciativas que pretenden tener en cuenta la opinión de los ciudadanos en la gestión municipal. Aunque algo lejos de las siempre adelantadas propuestas del sociólogo que encabeza estas líneas, es una buena noticia que una administración pública, máxime el Consistorio capitalino, habitualmente reacio a contar demasiado con la voz de sus gobernados, dé la oportunidad a los vecinos de hacerle llegar negro sobre blanco cuáles creen que son los problemas más urgentes o las líneas de actuación más interesantes para la ciudad.

El vicealcalde, Jaime Carnicero, indicaba en la rueda de prensa que estas dos primeras medidas son el “comienzo de un camino que queremos andar con pasos firmes y seguros”. Quizás sea por ello que se ha optado por bautizar ambas iniciativas con nombres algo ambiciosos y rimbombantes para la utilidad o la trascendencia de lo que realmente se pide a los ciudadanos en esta primera convocatoria. Cabe animar, pues, a la participación de los vecinos en ambos programas, de modo que el Ayuntamiento vea que puede contar con ellos y sus opiniones para tomar decisiones importantes y acceda finalmente a dotarlos de un contenido algo más profundo y decisorio en los próximos años. Aunque, como el propio concejal de Gestión Presupuestaria, Alfonso Esteban, se encargó de recordar, las encuestas recabadas con estas dos iniciativas “no limitarán la capacidad de acción del Gobierno, pero sí servirán para tomar el pulso sobre el estado de la ciudad”.

Obras son amores. La primera de las encuestas tiene por título “Presupuesto participativo”, ya que será la primera vez en la historia del Consistorio guadalajareño en que los vecinos puedan influir de forma directa en cómo administrar el dinero público, según recalca el propio Ayuntamiento. Lamentablemente, y como cabría deducir de un nombre de tal amplitud y contundencia, la encuesta no pretende profundizar acerca de la estructura de los ingresos y los gastos municipales, la priorización de unos u otros servicios o la decisión sobre la gestión económica del Consistorio, sino simplemente repartir el dinero que se destinará a obras el próximo año.

mapa operacion asfalto

Mapa con las 28 calles que son objeto de encuesta entre los vecinos para su futuro arreglo. // Fuente: Ayuntamiento de Guadalajara

El programa consiste básicamente en que los ciudadanos puedan votar cuáles son las dos calles que más precisan de la renovación de su firme, dentro de las habituales “operaciones asfalto” que el Consistorio acomete cada verano, y de proponer obras de reforma en algún rincón que consideren mejorable en la capital. En concreto, se ofrece a los guadalajareños la posibilidad de elegir entre 28 vías de distintos barrios cuyas calzadas no están efectivamente en buen estado y, para que escojan de forma más decidida, se les adjunta un mapa de situación de las mismas en la ciudad e información acerca de la superficie de actuación y del coste aproximado de las obras. En el caso de “el rincón de Guadalajara que quiero mejorar”, se deja libertad a los vecinos para que expresen en cuatro líneas la zona concreta sobre la que actuar y las acciones propuestas para su arreglo.

Esto no es Porto Alegre, pero nunca está mal un primer paso, siempre que venga seguido de otros en la misma dirección. La puesta en marcha de presupuestos participativos reales requiere de unos niveles de transparencia e información ciudadana, además de un compromiso de participación e implicación por parte de los vecinos, para los que quizás Guadalajara, su Ayuntamiento y sus gentes aún no estén preparados.

encuesta modelo de ciudad

Primera página de la encuesta sobre el modelo de ciudad. // Fuente: Ayuntamiento de Guadalajara

Modelo de ciudad. Una de las “ventajas” que los concejales destacaban en la rueda de prensa de presentación de estas medidas era que la segunda encuesta propuesta por el Ayuntamiento, con preguntas acerca del modelo de ciudad que querían los ciudadanos, podía rellenarse “en solo dos minutos”. Y es que la opinión que se espera de los vecinos para trazar la “Estrategia Integrada de Desarrollo Urbano Sostenible”, como han definido el plan de actuación municipal para los próximos años, se reduce únicamente a cinco objetivos generales y algunas medidas a llevar a cabo respecto a cada uno de ellos.

Así, se pide a los vecinos que ordenen por importancia o urgencia las propuestas, aunque también tienen espacio para incluir alguna idea de cosecha propia. En el caso del Casco Antiguo, las acciones a llevar a cabo incluyen la promoción de la actividad residencial y comercial, la integración de los solares vacíos, su permeabilización con los barrios colindantes o la puesta en marcha de medidas de gestión del aparcamiento, distintas posibilidades que ya se enunciaban en el informe de los técnicos municipales para una “Estrategia Integral para la Dinamización del Casco Antiguo”. El segundo objetivo habla de la creación de una “Marca Guadalajara”, sin más detalles al respecto, mientras que el tercero alude a la “gestión inteligente”, proponiendo medidas para la mejora de la atención ciudadana y del acceso electrónico a los trámites municipales, además de incluir entre las acciones a desarrollar la de “gestionar de manera global todos los servicios”, quizás para justificar el intento fallido de ‘megacontrato’ de hace un par de años. En el cuarto apartado, se plantean distintas alternativas relativas al medio ambiente, desde la mejora de la eficiencia energética o del uso del agua a la recuperación de las riberas del Henares. Finalmente, en el quinto punto se habla del crecimiento económico, también con retos generales e, incluso, complementarios, sinónimos si me permiten: aumentar la actividad comercial e industrial, incentivar la creación de puestos de trabajo con contratos estables y reducir el desempleo.

No parece que, con unos temas tan marcados sobre los que opinar y con un puñado de medidas ya decididas, unas tan bienintencionadas que no se puede dudar de su conveniencia, otras tan genéricas que no pueden recibir grandes críticas a su contenido o a su puesta en práctica, se pretenda realmente abrir un debate acerca del modelo urbano que los guadalajareños quieren o de cómo se percibe desde cada barrio el rumbo que toma la ciudad. Aún así, a opinar se ha dicho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s