¡Sólo teatro!

2016.01.15 CMT

Telediario de Castilla-La Mancha Televisión del pasado domingo, presentado por una actriz // Foto: ANP

Por Álvaro Nuño.

De nuevo, la televisión pública de Castilla-La Mancha ha traspasado su propias pantallas y no precisamente para dar buenas noticias. La última, la contratación de una actriz para presentar los telediarios de los fines de semana. El sindicato UGT denunciaba que la cadena pública regional ha decidido darle la responsabilidad de presentar su espacio informativo de los fines de semana a una actriz sin estudios de periodismo. Al parecer, Raquel Martín Menor, que es como se llama la nueva presentadora, cuenta con experiencia en esas funciones ya que, anteriormente, ha sido la locutora de las noticias de TeleToledo. Pero los miembros del sindicato socialista creen que no contar con la licenciatura de periodismo -o al menos de Ciencias de la Información, añado yo-, es “fundamental para encargarse de un informativo”. Además, gran parte de los profesionales del canal autonómico han mostrado también su malestar con esta nueva incorporación en un comunicado.

Llámenme corporativista, pero estoy de acuerdo con estos trabajadores. Sin tener nada en contra de esta señora, ni de su profesión, -que, por otra parte, admiro-, no creo que una actriz sea la persona adecuada para conducir un espacio informativo y menos en una televisión pública. No estamos hablando de un programa de variedades -de los que abundan en esta misma cadena-, un show, un concurso o cualquier otro espectáculo (por cierto, echo en falta en la tele regional un espacio dedicado a la escena regional, entre otros muchos). Hablamos de un espacio informativo en el que el editor suele coincidir con el presentador y que debe ser conducido por un profesional del periodismo, que, en un momento determinado, tenga un criterio para dirimir lo que puede ser noticia o no. No creo que una actriz tenga esas facultades.

Quien ha tomado esta decisión debe concebir la información como parte del espectáculo. Una bonita sonrisa, una voz agradable y una dicción correcta son las únicas cualidades que se han valorado. Pero yo no creo que estas sean las principales características que una persona que se encargue de informar a sus conciudadanos deba tener sobre otros conocimientos adquiridos en la universidad y experiencia en las redacciones de noticias. Aún con eso y con todo, ¿no cuenta la propia Castilla-La Mancha Televisión con un o una profesional de la información que cumpla con esos cánones estéticos y que pueda presentar un telediario? Estoy seguro de que sí. Porque, además, en este caso, se ha contratado para esta función con una persona ajena a la plantilla, unos gestores nombrados por un partido político (el PSOE) que se pasaron criticando durante la anterior legislatura que Nacho Villa había contratado una redacción paralela en la tele regional -como así fue-, pero al menos, añado yo, estos eran periodistas y no gente del mundo de la farándula metidos a informadores.

2016.01.15 Facultad-Periodismo-UCLM-Cuenca_EDIIMA20140602_0001_13

Facultad de Periodismo de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha // Foto: http://www.eldiario.es

A muchos licenciados, magníficos periodistas con una sólida experiencia a los que la puñetera crisis les ha echado a la cuneta del paro, se les ha quedado cara de bobos al leer esta noticia que, por supuesto, ya ha trascendido a medios nacionales. Profesionales que realizaron el camino que la propia sociedad marcaba: hacer su carrera, licenciarse, adquirir experiencia y esperar su oportunidad. Ahora, esos periodistas -hoy en paro- ven como los que contratan con dinero público apuestan por una cara bonita para desempeñar el trabajo para el que se supone que ellos se han estado preparando desde que dejaron el instituto. A eso se le llama “intrusismo” y el caso se agrava al producirse en un medio público, en el que se supone que las normas deben cumplirse a más rajatabla que en ninguna otra parte.

Este sinsentido, además, no ha tardado en saltar a la arena política regional. El Partido Popular ha sacado toda la artillería. El portavoz popular en las Cortes, Francisco Cañizares, no ha tardado en criticar directamente al presidente García-Page y al PSOE por este lamentable episodio, que ha calificado como “un pésimo ejemplo de intrusismo laboral que se ha realizado en un ente público”. Lleva toda la razón en este caso el dirigente popular regional; pero como no hay mejor defensa que un buen ataque, obviando el asunto en sí, la representante del PSOE en el Consejo de Administración de RTVCM, Cristina Maestre, ha lamentado la “poca vergüenza” de los populares sobre la elección de profesionales en este ente y ha rechazado cualquier “lección” después de “la mala gestión llevada a cabo durante los últimos cuatro años”. Aquí hemos pasado del “y tú más” al “y tú peor”. Y en este caso, los dos partidos políticos tienen razón.

Lo más sorprendente es la falta de pronunciamiento alguno en este caso por parte de las asociaciones de periodistas de la región, que no sé qué esperan a denunciar públicamente el caso. Siempre se ha tenido por parte de estas cierto recelo a pronunciarse sobre problemáticas internas de los medios de comunicación, pero esto no es un abuso patronal, un despido o una protesta laboral. Se trata de que un medio de comunicación público respete la profesión periodística, y en esa batalla deberían estar las asociaciones de la prensa al lado de la redacción de Castilla-La Mancha Televisión que defienden su dignidad profesional. No hay que olvidar tampoco en este sentido que estas mismas asociaciones llevan años pidiendo al Gobierno autonómico la creación del Colegio Profesional de Periodistas, que ya prometió Barreda, incumplió Cospedal y del que Emiliano García-Page todavía no ha dicho nada. Pero de qué serviría esta figura jurídica si los propios responsables de aprobarlas se la pasaran después por el arco del triunfo en los medios que dependen directamente de su gestión. ¿Se sancionarían a ellos mismos por incumplirla?

Este es un nuevo episodio de una lamentable serie que la televisión regional mantiene en antena gobernada por unos y por otros. Lo que debería ser un servicio público destinado a mantener informados a los ciudadanos, un medio para poder expresarse libremente y cohesionar un territorio tan extenso, fomentando el conocimiento y la cultura, no es más que un residuo de caspa donde la copla, los toros, los tiros y las peores películas españolas de los años setenta llenan su programación y hacen que su ya minúscula audiencia siga apagando el televisor.

#sinperiodistasnohayperiodismo

#sinperiodismonohaylibertad

#periodigno

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s