El abono transporte ganga

Cerca de 3.800 jóvenes son usuarios del abono transportes de la Comunidad de Madrid en Castilla-La Mancha. // Foto: Abc

Cerca de 3.800 jóvenes son usuarios del abono transportes de la Comunidad de Madrid en Castilla-La Mancha. // Foto: Abc

Por Raquel Gamo

En plena campaña de las autonómicas, Cristina Cifuentes y María Dolores de Cospedal compartieron en mayo pasado un día de ruta electoral entre Villanueva de la Torre y Meco. La promesa estrella de la jornada sonó a canto celestial en los oídos de las maltrechas economías familiares del cinturón industrial del Henares: la puesta en marcha de un abono transporte para usuarios jóvenes (entre 7 y 26 años) con una tarifa plana de 20 euros.

El resto de la historia es sabido: Cifuentes ganó las elecciones en la Comunidad de Madrid -gobierna gracias al apoyo de Ciudadanos- y el abono joven comenzó a aplicarse desde el 1 de octubre, si bien la recarga de las nuevas tarjetas parece que aún sigue dando problemas en Guadalajara. Ha pasado ya un tiempo suficiente para valorar los pros y los contras de una medida puede que oportuna, pero cargada de populismo. Dar duros a cuatro pesetas suele acabar mal para las arcas públicas.

Vaya por delante que la integración de Guadalajara entre las zonas tarifarias del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) es una de las mejores iniciativas que se han dado en esta tierra desde los tiempos en que el Cardenal Mendoza decidió ubicar sus aposentos en la capital alcarreña. Los efectos son elocuentes. El convenio en esta materia entre la Junta de Castilla-La Mancha y el Gobierno madrileño se firmó en noviembre de 2000, aunque entró en vigor en 2001. Fuensalida ponía el 66% de la financiación y la Puerta del Sol, el 34% restante. En Castilla-La Mancha, desde 2001 a 2008 se triplicó el número de usuarios, pasando de 28.600 a 87.500, de los que 11.000 eran jóvenes. Una cifra considerable.

Actualmente, alrededor de 3.800 ciudadanos de Guadalajara y Toledo utilizan el abono joven. Ya sea el E-1, que abarca un entorno de hasta 59 kilómetros desde Madrid; o el E-2, con un radio de hasta 85 kilómetros. Gracias al convenio, quienes usan el abono E-1 se ahorran 58 euros al mes y 698 al año, mientras que los que del E-2 77,4 euros al mes y 929 euros al año.

Cifras al margen, quizá merece la pena cuestionarse cuál es el modelo de transporte público que subyace debajo de estas políticas. También hay que preguntarse si las cuentas salen o no, tras implementar con carácter general rebajas que rozan los 1.000 euros anuales. Lo contrario supondría disparar con bala, uno de los errores que provocaron la crisis que aún hoy padecemos.

La tarifa plana –un invento más propio del sector de las telecomunicaciones- es una medida insostenible a medio o largo plazo para el erario público, tanto en Madrid como en nuestra región.

Primero por la insuficiencia económica del Consorcio de Transportes (ya en 2012 arrastraba un déficit de explotación de 1.200 millones de euros). Y, segundo, porque conceder ayudas universales suele generar desigualdad, tal como se demostró con el chequé-bebé o las ayudas al automóvil sin discriminar la renta. Sorprende, por tanto, que sea Cifuentes, una dirigente del partido que tanto fustigó a Zapatero por esta clase de medidas, la que ahora se apunte al carro de la demagogia.

Es evidente que 20 euros es una tarifa muy insuficiente para cubrir el coste del servicio. De hecho, la Junta de Castilla-La Mancha deberá abonar una cantidad de 3,7 millones de euros anuales para completar el desfase entre el precio que paga el usuario por la carga de su tarjeta de transporte de 30 días y el coste real del servicio. Una inversión que se suma a la pesada deuda que acumula el Gobierno regional con la Administración madrileña, y que suma 18 millones de euros.

Una Administración está para proporcionar a los ciudadanos unos servicios de calidad, incluido el transporte. Pero siempre que no ponga en riesgo su estabilidad económica porque en, tal caso, estaría haciendo un pan como unas tortas. Por tanto, que la tarifa plana del abono joven se aplique para aquellas personas cuya situación económica lo justifique, parece lógico y hasta deseable. Pero no que su extensión se haga efectiva al conjunto de la población de ese tramo de edad, sin realizar ninguna criba en función, por ejemplo, de los ingresos familiares.

Y hay un agravio más. Es difícil encontrar una explicación a una tarifa de este tipo teniendo en cuenta la subida del 30% experimentada por el transporte en Madrid (zona de Guadalajara incluida) desde 2000. Súmenle a ello los recortes aplicados desde que la crisis comenzó a arreciar, en plena escalada del paro y de la precariedad laboral. Recortes que cualquiera puede comprobar en la frecuencia de los autobuses o los trenes, o en los tiempos de espera.

Cabe, por tanto, preguntarse si el invento del abono ganga a 20 euros contribuye a reforzar la sostenibilidad del transporte como servicio público o, por el contrario, redunda en su insuficiencia presupuestaria.

“Resulta que los que arruinaron España y Castilla-La Mancha quieren volver a gobernarnos para volver a arruinarnos y no podemos permitir que eso vuelva a pasar”, sentenció Cifuentes en el mitin de Villanueva de la Torre en mayo.

No sabemos aún quien gobernará España. Por tanto, no sabemos aún quien nos arruinará. Lo que sí sabemos es que los presupuestos de las comunidades de Madrid y de Castilla-La Mancha estarán este año más desconchados por una tarifa plana que el PP blande como si fuera el milagro de los panes y los peces. En realidad, no es una ocurrencia ni liberal ni socialmente justa. Se beneficia igual el hijo de un padre de familia acomodado que el de un obrero en paro. ¿No sería más razonable equilibrar las cargas y fijar las tarifas de manera más equitativa?

Anuncios

3 pensamientos en “El abono transporte ganga

  1. A ver, primero quitar Autonomias que no valen para nada, segundo televisiones autonomicas que no valen para nada y son mas ruinosa que el abono transporte para todos, y luego no se si sabes que la finalidad del Impuesto de la RENTA es igualatorio, unos no pagan, otros el 20% de sus ingresos, otros el 30 % y otros el 55%, a ver si ahora tienen que ponernos un microchip y cuando vayamos a comprar platanos tenemos que pagar según renta…
    Ademas los que nos tragamos una hora de viaje para ir a Madrid a trabajar y antes estudiar hasta 26 añitos, somos curritos, si no tendriamos un piso en madrid comparado o alquilado como hizo Alique, Barreda, Cospe…informate un poquito mejor periodista.

    • Quizá yo necesite informarme pero usted necesita releer mi artículo. Yo no hablo de cargas impositivas. No hablo de impuestos, sino de ayudas lineales o de rebajas desproporcionadas en las tarifas del transporte. Le admito que, seguramente, la mayoría de los usuarios del abono joven no es gente privilegiada, es obvio. Pero la cuestión no es esa, sino el modelo de transporte público que queremos a medio o largo plazo. ¿No se da usted cuenta que, pagando cada vez menos, tendrá cada vez peor servicio? ¿No ve que es ilógico subir un 30% el precio del transporte para luego implantar tarifas planas presupuestariamente irresponsables?

      • Yo veo una cosa meridiana. Mi mujer, currita mileurista que va a diario a Madrid, paga 110 euros por el abono. Mientras los estudiantes universitarios pagan 20. Me parece una diferencia excesiva. Si los mayores pagaran 90 y los jóvenes 40 me parecería más razonable, por ejemplo. En cualquier caso si hay que establecer ayudas específicas a estudiantes con familias con dificultades graves, no me parece tan difícil. Porque el hijo universitario de trabajadores en paro no debe pagar ni siquiera esos 20, debe ir gratis. Así lo veo yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s